jueves, 30 de julio de 2009

Universidad y Políticas Culturales

Universidad y Políticas Culturales


por Saira Hussain, musulmana, nacida en Cali, Colombia; vive actualmente en España.

Tomado de http://eldiariodesaira.blogspot.com/2007/05/universidad-y-polticas-culturales.html


Introducción

La educación y el conocimiento han sido reconocidos en este tiempo como determinantes del desarrollo de las naciones, instrumentos privilegiados de equidad, factores del volumen y la calidad del empleo, y piezas claves en las estrategias de recuperación de la vida local y regional. Sin embargo, los avances de Colombia en este campo no han sido los más notables en el curso de las últimas décadas y se comparan desfavorablemente con los de países en comparable estado de desarrollo. La baja calidad de educación en los distintos niveles y la desarticulación entre éstos; su desencuentro con los sectores productivos y con la proyección de las comunidades; la estrechez del acceso a la educación superior; su incapacidad para desarrollar las habilidades fundamentales que se presuponen en el análisis de sus efectos benéficos, y la incapacidad del sistema educativo de mantener el balance entre calidad y autonomía, son algunos de los principales problemas que pueden enfrentarse a la hora de pensar unas políticas culturales en la educación colombiana.

Esta ponencia intenta lograr una aproximación al problema entre cultura y educación teniendo en cuenta que hoy, más que nunca, es indispensable comprender la crisis de la educación en tanto proceso de la dimensión de la cultura, pues sólo desde ahí podría ser vista como un elemento de transformación de mentalidades y de potenciación de las diversidades.


Se trata de ver también cómo el énfasis puesto en el conocimiento científico, en la cohesión ideológica, en la formación estética, en la inculcación de valores, en el adiestramiento para el trabajo, en la formación para la vida en comunidad, etc., informan sobre las políticas culturales que orientan la organización escolar y la educación en su conjunto. Y a su vez, cómo tales políticas expresan la visión del mundo, del ser humano, de la cotidianidad, de las relaciones sociales y los valores que agencian sus portavoces. Qué se enseña, cómo, cuándo, quién lo enseña, para qué; son ingredientes de la educación que obedecen a una concepción de cultura y al papel que a ella se asigna dentro de la sociedad.

El concepto de cultura

No es posible abordar la educación o los problemas de la educación sin tomar una posición frente a la cultura o a los fenómenos culturales. La educación se realiza desde un conjunto de instituciones o aparatos encargados de la socialización y formación de los individuos, y está ligada directamente a políticas culturales que responden a maneras específicas de entender la cultura. Es necesario explorar las nociones de cultura que han orientado por años los programas de enseñanza y los proyectos pedagógicos de los planes de desarrollo para determinar qué paradigmas políticos enfrentan y qué concepciones o modelos organizan. No obstante, dada la meticulosidad que un trabajo como éstos requeriría, trataré de construir una descripción muy general de al menos dos de las concepciones que históricamente se han utilizado para elaborar estrategias educativas en Colombia. Esta revisión, nos permitirá constatar que de cada una de las concepciones heredadas de la ilustración y el etnocentrismo, hemos adoptado modos de explicar y de hacer cultura.

La cultura de los manuales

En los manuales, la cultura se asume como disciplina y como ciencia. Esto es, como un recetario orientado a saber datos, personajes y corrientes, y del cual debemos dar cuenta en los exámenes. Celebraciones como el “día de la raza”, el “día de la independencia”, actos tan frecuentes en los colegios como “izar la bandera”, son algunas de sus manifestaciones. En cada una de esas expresiones predomina la idea de asociar la cultura con la enseñanza oficial de la historia. Un aprendizaje lineal de fechas y de nombres de virreyes y presidentes, en sucesión monótona y aniquiladora de la riqueza interpretativa y analítica de la historia, da cuenta de un nacionalismo conservador que define la cultura a partir de la autenticidad del origen, o la pureza de las raíces¹.

Ante tal estado de cosas se mira hacia la educación y se pide a los maestros que formen en los estudiantes el amor por la patria, que les inculquen el folklore de nuestro país, que los hagan cantar una y otra vez en los patios el himno nacional, el himno a la bandera, el himno a la región, el himno al colegio, en fin. Hay pues unas raíces, que de acuerdo con esta perspectiva deben recuperarse, raíces que siempre han estado ahí y con las cuales el maestro debe comprometerse. De este modo y a partir de esta relación, se definen espacios y metáforas según las cuales la educación se compromete con la preservación de las raíces.

La cultura de los libros

Más allá del culto a los genios y figurones, hay otra concepción que suele agotar la cultura en el arte y los libros. Una suerte de dilettantismo algunas veces oculto, otras veces muy evidente, es una de las características que más se percibe en los programas y en los módulos de enseñanza. Esta particularidad, tiende a legitimar cierto canon de libros para cierta especificidad de áreas. En las áreas de historia y literatura, por ejemplo, esta tendencia es evidente, quizá por eso resulta tan sospechosa. Libros como “María”, “La Vorágine”, “Cien años de soledad”, “Don Quijote de la Mancha”, “La Odisea”, “El Mío Cid”, “La Celestina”, son textos sagrados del currículum de literatura y por lo tanto, de obligada lectura. Casi todos los que ahora somos universitarios tuvimos que leer al menos tres de esos libros en el bachillerato.

Ello comprueba que desde hace tiempo nos bombardean con módulos cuyos contenidos identifican la cultura con los “grandes libros”, instaurando así en universidades y colegios una práctica de saber acerca de la cultura y que aparentemente nada tiene que ver con nosotros, ni con nuestros intereses, ni con nuestras formas de vida. Pero que obedece a toda una estrategia de poder que nos atrapa y nos impone sus normas.

Las dos concepciones descritas anteriormente deberán ser discutidas a la luz de un análisis actual y minucioso del discurso de la enseñanza en nuestro país, pero creo que son importantes para motivar un análisis sobre el concepto de cultura en los programas de enseñanza.

No es pues lo fundamental el establecimiento de recetas ni mucho menos un problema de definiciones. Por el contrario, la pregunta fundamental es por el momento de gestación de esas formas de saber y poder que nos han sujetado a modelos de cultura, cuyo análisis nos permitirá constatar que así como tuvieron un comienzo también pueden tener un final, y que así como un punto de partida fue desarrollándose hasta convertirse en paradigma de enseñanza y manera de pensar la cultura, también podemos retomar el origen para embarcarnos en un nuevo modo de pensamiento y acción que nos permita otra manera de estar en el mundo y de proceder en el discurso.

Se trata de hacer una primera incursión en este campo para delinear los elementos fundamentales de un proyecto de largo aliento que promueva nuevas formas de interrogación sobre la cultura y las inscriba en una nueva manera de ver.

La cultura: una estrategia de poder

Con Foucault podemos decir que el individuo siempre ha estado sujetado por diversas formas de saber y poder desde donde se le anticipa una condición de sujeto y se le monta todo un dispositivo que desde la “la verdad” o desde la “normalidad” pretenden instaurar una legitimidad epistemológica y una mirada panóptica que declara lo que se puede y lo que no se puede en una formación social dada.

Sus trabajos sobre la arqueología del saber develaron la génesis de estas formas de saber y mostraron los paradigmas desde los cuales se monta todo este aparato discursivo que revela, esconde, disimula o normatiza en un poderoso proceso de reiteraciones, rupturas o positividades que amarran a determinados esquemas verbales que a su vez son expresión de prácticas de saber, de enseñanza, de información, que permiten identificar formaciones discursivas, institucionales y sujetos inscritos en esas mismas prácticas y determinados por esos mismos dispositivos.

Para el caso de la cultura, la aplicación de esta arqueología del saber nos permite ver cómo desde el Estado se promueven nociones de cultura homogenizantes y cómo éstas a su vez, se apropian del sujeto, de los procesos de enseñanza o de las instituciones. A continuación, desarrollaré este punto para observar cómo el educador y el estudiante, la institución y la sociedad atrapadas en esta red de relaciones que niegan la dinámica cultural, convierten la enseñanza en el espacio menos indicado para asumir seria y autocríticamente el problema de la cultura.

Las políticas del Estado para la educación y la cultura

Las políticas educativas establecidas desde el Ministerio de Educación son un ejemplo muy claro de ese “saber pedagógico”. En Colombia los programas de gobierno destinan a la acción cultural un espacio irrisorio, aparecen como capítulo de las políticas educativas pero sin integrarse a ellas. La programación, ejecución y financiación de los proyectos culturales han estado destinados a instancias tan marginales como desarticuladas unas de otras. El fomento de la ciencia, el deporte y la actividad artística es diseñado e implementado por parte de institutos descentralizados que poco tienen en común entre ellos; al margen de los planes del Ministerio de Educación del cual hacen parte y distantes de los planes de desarrollo.

Como diría Germán Toro “se ha privilegiado como componente cultural de las políticas educativas, el rescate y conservación del llamado patrimonio cultural, mientras la promoción y el estímulo a la libertad de creación popular, que conllevan al enriquecimiento de ese patrimonio, poco o ningún interés suscita”. De igual manera el carácter popular en algunas expresiones, su contribución a la creación de una tradición cultural nacional, la relación con la cultura universal, la articulación de lo regional y lo nacional, son asuntos poco tratados como políticas de Estado. La escasa preparación del país en los niveles estatal, industrial, universitario para entender y/o asimilar los nuevos desarrollos científicos y tecnológicos, no conmueven aún las esferas de decisión política.

Los planes globales implementados desde allí, pues, expresan un saber pedagógico que bajo el supuesto de mejorar la calidad de la educación obedecen más a atender las políticas que los organismos internacionales impulsan, o al voluntarismo de funcionarios que interesados en dejar a su paso realizaciones concretas, imponen reformas copiadas de otras realidades o surgidas de la intención de cambiar sin definir previamente el por qué y el para qué.

En la educación, esta situación atrapa a las instituciones proyectando el interés de adecuar el sistema educativo a las demandas del mercado laboral, pero no en función de que el desarrollo económico sea origen de bienestar social.

Por una nueva concepción de cultura

Ante el panorama nada alentador que se ha descrito, quiero plantear una concepción de cultura desarrollada por el filósofo Silvio Sánchez Fajardo en discusiones agitadas sobre la educación como un proyecto en la cultura y la docencia.

La comprensión que hace el filósofo colombiano sobre la cultura es la siguiente: “la cultura es la dimensión social que, junto a lo económico y lo político, construye los ethos, las éticas y las estéticas para que el ser humano se reafirme como acción en libertad. La cultura es la realidad social estructurada para actos de conocer, intuir, representar y además tiene como finalidad, la construcción de lo imaginario, de los lenguajes, para el orgullo de ser en la conciencia colectiva”.

De esta propuesta para una comprensión distinta de lo que es la cultura, se puede, me parece, pensar la escena educativa de hoy.

No se pretende una recuperación de orígenes sino la puesta en escena de la necesidad de nuevos conceptos en la incesante búsqueda del ser del hombre. Es más una acción comunicativa y pone en su justa mediación el uso de técnicas, de instrumentos y estrategias. Es igualmente la realización práctica de políticas culturales que se animan desde el Estado, desde lo público, desde lo privado y la cotidianidad. Pero que permiten entender el entramado social, a partir de las acciones que devienen históricas en la movilidad de lo imaginario y simbólico, en los niveles éticos y estéticos de la cultura.

Por ello, teniendo en cuenta esta concepción, intentaré delimitar los presupuestos básicos que deberían ser tenidos en cuenta para un posible proyecto pedagógico.

La construcción de un proyecto

El papel que la cultura puede cumplir en la transformación de la educación en Colombia, es probablemente la pregunta sobre la cual convendría enfocar la estrategia educativa de este nuevo milenio. Pues como bien lo dice Jesús Martín Barbero: “en el espacio de la cultura se halla una de las vetas claves del desbloqueo de los proyectos de transformación social”.

Formular una estrategia que permita articular las propuestas de reforma del sector educativo con el conjunto de intervenciones realizadas por el Estado, las instituciones civiles y los grupos comunitarios organizados a fin de obtener un consenso para la transformación progresiva de los contenidos de la enseñanza, la definición de las condiciones de su transmisión y la introducción de nuevos saberes impuestos por los avances del conocimiento y de los cambios económicos, técnicos y sociales, exigiría constituir directrices explícitas para la formulación de los nuevos modelos.

Por ello, para finalizar este análisis, he querido desarrollar un derrotero de propuestas que de manera muy general, indique qué nociones se podrían manejar y qué acciones podrían llevarse a cabo para la configuración de un proyecto de tal magnitud. Sin embargo, en el fondo de estas disposiciones, lo que sugiero es una reforma democrática de la educación y la enseñanza, gestada con una amplia participación de los actores principales del proceso educativo:

1. La reflexión entorno a qué concepciones orientan la actividad pedagógica del país, qué saberes deben tener cabida en la escuela, qué valores formar, debe ser articulada con las necesidades individuales y colectivas de la comunidad y el entorno escolar: cómo acercar la vida escolar a la vida del barrio o vereda, a la vida familiar; qué interrelación o integración establecer entre los medios masivos de comunicación, las industrias culturales y la educación; cómo establecer nexos entre la educación formal y la no formal.

2. La coyuntura actual nos proyecta hacia una pedagogía para la paz y la democracia como perspectiva de acción por un mundo moderno con sentido humano. Esa pedagogía sugiere la escuela y su entorno como un espacio por excelencia para la expresión y confrontación de las diferentes manifestaciones culturales locales y regionales, y como la institución que potencia los proyectos alternativos, mediante la expansión de lo local y su encuentro con los desarrollos culturales de otras poblaciones y sociedades. Esto es, en palabras de Germán Toro: “lo propio para comprender lo ajeno y proyectarse hacia lo más genérico universal”.

3. Convendría no enfocar la estrategia educativa del próximo plan de desarrollo como una estrategia sectorial. La educación debe ser un propósito del Estado, del sector privado y las organizaciones sociales de forma que cada una cumpla funciones educativas genéricamente definidas.

4. Uno de los propósitos fundamentales de los inmensos esfuerzos que el país requiere hacer en educación es el de asegurar una equidad efectiva en el mediano y en el largo plazo. La equidad es un propósito de primer orden que debe ser objeto de una política cultural del plan de desarrollo y la educación es quizá el principal instrumento con que cuenta.

5. El crecimiento no se puede considerar como un fin en sí mismo, sino como un medio para mejorar los niveles de vida, en particular de los sectores que tradicionalmente han sido excluidos de los medios de apropiación de los capitales culturales.

6. Es necesario comprender que la cultura no se reduce a describir la suma de los hábitos o las costumbres, y en esa medida, reconocer que la cultura impregna todas las prácticas sociales y que por lo tanto debe ser vista en relación con los procesos, las estructuras y las instituciones.

7. Ante el predominio de unas políticas culturales estratégicas y algorítmicas, es necesario comprender que ya no hay una sola gramática para leer lo que pasa, y que es justo por lo tanto, establecer una ruta clara hacia una formación con sentido que coloque a las ciencias, las tecnologías y los saberes a favor de la vida.

8. Para elaborar una reflexión sobre los contenidos de la enseñanza, deben tenerse en cuenta aquellas desigualdades socialmente condicionadas de las competencias culturales. Las instituciones educativas no pueden seguir actuando bajo los mecanismos objetivos de la difusión cultural, para que reafirmen y consagren con sus sanciones – como diría Bourdieu – desigualdades que siendo sociales son tratadas como naturales.

9. La nuestra es una cultura sin debate que dice si y asiente porque no tiene nada en contrario que decir. Por esa razón, las políticas culturales deberán formarse en el conflicto y en el debate para hacer de la educación una trinchera, no sometida a esa dialéctica del triunfo o de la muerte, que nos hace una sociedad atomizada y dispersa, violenta y competitiva, opuesta a la tolerancia y al reconocimiento del otro.²

10. Incidir mediante políticas culturales en el terreno de la educación requerirá identificar los circuitos³ que inciden en el diseño de políticas culturales, para determinar las necesidades de acción de cada política, y de tal manera intervenir en cada tipo de circuito. Las propuestas de José Joaquín Brunner, han hecho un aporte valioso para incidir mediante políticas en el terreno de la cultura, identificando los modos concretos de operación de los agentes y las instancias organizativas que componen el campo cultural.

Notas
¹ BARBERO, Jesús Martín. “Pretextos”. Ediciones Universidad del Valle, 1995.
² MARTÍNEZ, Alberto. ”Escuela para el aprendizaje o enseñanza para el pensamiento”. Educación y Cultura Nº13. Fecode. Santa fe de Bogotá. Dic. 1987.
³ GARCÍA CANCLINI, Néstor. “Políticas culturales en América Latina”. Editorial Grijalbo, México, 1987.

Artículos Relacionados

Pedagogía de la desinformación: Haití (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/01/pedagogia-de-la-desinformacion-haiti_16.html).

La Mujer y el Sistema Educativo (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/01/la-mujer-y-el-sistema-educativo.html).

Share:

martes, 28 de julio de 2009

El diálogo entre cristianos y musulmanes, visto con ojos de mujer

El diálogo entre cristianos y musulmanes, visto con ojos de mujer

Entrevista realizada en Roma por Zenit.org en 2004, publicada por Catholic.net, tomada de http://es.catholic.net/ecumenismoydialogointerreligioso/389/855/articulo.php?id=17733. Agrego al final un video de un musulmán converso, relacionado con el tema.

Habla Lejla Demiri, musulmana macedonia y teóloga en Roma, en una entrevista revela: "El Islam no es una religión violenta ni opresiva con la mujer"



«Seamos honestos: no entiendo realmente cómo yo, en cuanto mujer musulmana, estoy oprimida», confiesa Lejla Demiri, teóloga islámica y estudiante de teología en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma.

Lejla ha aceptado hablar con Zenit sin tapujos de cómo ella, como mujer musulmana, ve el cristianismo y el Islam, el diálogo entre creyentes de las dos religiones.

El Islam no es una religión violenta ni opresiva con la mujer, aclara esta joven que ha estudiado teología musulmana en la Universidad de Marmara, en Estambul y es candidata al doctorado en esta institución.


¿Por qué ha venido una joven teóloga musulmana a estudiar teología cristiana en Roma?

Demiri: Empecé mi investigación académica con una conexión muy directa con el cristianismo. El mejor lugar para estudiar teología cristiana era sin duda Roma. Quizá se preguntará qué es lo que me llevó a decidirme para investigar sobre el cristianismo. Creo que la razón es sencilla, y responde a mi pasado, a mi trayectoria.

Vengo de Macedonia, donde los cristianos ortodoxos y los musulmanes conviven en la misma sociedad. He pasado mucho tiempo en Croacia, de mayoría católica. Así pues, cuando miro mi pasado, encuentro fácilmente la respuesta a la pregunta de por qué estoy en Roma. Después de mis estudios en teología musulmana en Estambul, decidí sumergirme en el estudio de la teología cristiana, y el mejor lugar era Roma, obviamente.

Aparte del trabajo académico y de la investigación en la Universidad Gregoriana he tenido la oportunidad de vivir en una comunidad cristiana, en el Lay Centre del Foyer Unitas, y de compartir la vida cotidiana con amigos cristianos que me han ayudado a ahondar en varios aspectos del cristianismo, especialmente en sus dimensiones espirituales.

Lo que hoy llamamos «diálogo de la vida» me ha permitido tener una perspectiva más amplia de la vida cristiana y su espiritualidad.

Como resultado de mi experiencia, puedo decir que para aprender e investigar una religión no se puede olvidar que hay que vivir y conocer a las personas que pertenecen a ella, ya que muy a menudo aprendemos pequeños detalles que no encontraríamos nunca en los libros.

Como mujer musulmana, ¿qué cree que es más complicado en el diálogo entre el Cristianismo y el Islam?

Demiri: Ante todo, yo no hablaría de diálogo entre Cristianismo e Islam sino de diálogo entre cristianos y musulmanes. Se trata de gente que dialoga, de miembros de las dos religiones y no de las religiones como tales.

Como mujer musulmana, creo que se da una necesidad especial de la contribución femenina al diálogo. A pesar de que no querría parecer discriminatoria, sostengo que la dimensión femenina hace falta y puede añadir aspectos positivos para reforzar el diálogo, especialmente al diálogo cotidiano o, en otras palabras, al diálogo de la vida.

El campo de los prejuicios es uno de los principales problemas que nos encontramos en este panorama. Con todo, diría que la primera condición para el diálogo consiste en el conocimiento mutuo.

Se puede ver con claridad que muchas enemistades y hostilidades son producto de una falta de conocimiento y de ignorancia. Puedo poner el ejemplo de uno de estos prejuicios y de la desinformación que vemos a menudo. Lamentablemente vemos a mujeres musulmanas en los medios de comunicación asociadas a dos palabras negativas: discriminación y opresión.

Cuando oigo estas distorsiones y generalizaciones simplistas, me miro a mí misma y me pregunto de qué manera estoy oprimida. Seamos honestos: no entiendo realmente cómo yo, como mujer musulmana, estoy oprimida. Algunas personas probablemente verán el velo que llevo en la cabeza y pensarán que es un símbolo de opresión. Lo que yo puedo decir es que nadie me obliga a ponérmelo. Lo llevo por propia iniciativa libre y como sumisión a mi fe y por voluntad de Dios (véase el artículo La liberación de la mujer a través del Islam).

Una vez más repetiría que la mutua apertura para aprender unos de los otros nos ayuda a luchar contra los prejuicios, y a través de la tolerancia y respeto nos llevará a una mejor comprensión común.

¿Cómo explica que el Islam no es violento?

Demiri: Una vez más, tristemente vemos en los medios que el islam es comparado al terrorismo, y los musulmanes se asocian a los terroristas. Este hecho realmente distorsiona y oscurece la realidad, y crea prejuicios erróneos (véanse los artículos Islam y Terrorismo y La patraña de Al Qaeda).

Como musulmana, pensando en paz y religión, siempre me acuerdo del significado del islam en este contexto. «Islam» significa sumisión a Dios, y deriva de la raíz árabe «s-l-m» que significa «paz».

Es más, «Salam» significa paz y es uno de los 99 nombres de Dios en la tradición musulmana. Cada musulmán termina su quinta oración del día con esta oración breve: «Oh Dios, Tú eres paz, y de Ti viene la paz».

Además, en uno de sus dichos, el profeta Mujámmad (Paz y Bendiciones de Dios sean con él) puntualiza que «no entraréis en el cielo si no creéis, y no seréis auténticos creyentes si no os amáis los unos a los otros». Así pues, el islam se puede identificar como una religión de paz, ya que advierte a sus adherentes que no hay un cumplimiento real de la fe y la creencia sin observar y promover la paz entre las gentes.

Sobre este tema querría decir que uno de los elementos esenciales en la comprensión mutua, y en el diálogo es evitar todo tipo de generalizaciones, porque hoy no hay ninguna religión que sea monolítica. Cada una de ellas contiene en sí misma una variedad de ideas y de interpretaciones.

En otras palabras, siempre hay pluralidad en la autocomprensión de cada tradición y cultura. Por ejemplo, hay muchas diferencias entre cristianos que viven en una parte o otra del mundo, y lo mismo con musulmanes que pertenecen a distintas geografías.

No tiene sentido tomar un problema de un país concreto y asociarlo al islam o al cristianismo sin verlo en conexión con elementos políticos, socio-económicos, étnicos u otros. En consecuencia, en vez de hacer generalizaciones sobre las personas de una cierta religión, presentando un cuadro monolítico, hemos de ver la variedad y la diversidad como factores a tener en cuenta.

Las etiquetas estrictas, las categorías y los estereotipos sobre los otros nos crean malentendidos y prejuicios.

¿Cómo imagina su futuro después de Roma?

Demiri: Mi plan ideal sobre el futuro es enseñar y contribuir como académica a la promoción del diálogo interreligioso entre musulmanes y cristianos.

Espero que los estudios que he empezado en teología musulmana y cristiana, mi trayectoria, y mis experiencias vitales me ayuden a completar estos planes futuros, inchAl-Lah.



Artículos Relacionados

Problemas de las mujeres en el mundo de hoy (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/02/problemas-de-las-mujeres-en-el-mundo-de.html).

La liberación de la mujer a través del Islam (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/la-liberacion-de-la-mujer-traves-del.html).

¿Dónde están los hombres como Elías, David, Josué, Daniel... Mujeres como Débora, Ester, María…? (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/02/donde-estan-los-hombres-como-elias.html)

La Vida: Mera Ilusión, Falacia, Vapor sin Valor Alguno (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/03/la-vida-mera-ilusion-falacia-vapor-sin.html).

Más allá de un mero Cristianismo (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/mas-alla-de-un-mero-cristianismo.html).

Share:

sábado, 25 de julio de 2009

La Biblia y El Corán Frente a la Pobreza y el Hambre

LA BIBLIA Y EL CORÁN FRENTE A LA POBREZA Y EL HAMBRE




El presente extracto proviene de un libro de divulgación científica, escrito originalmente desde una perspectiva cristiana, que no pretende atacar a la Biblia sino analizar los argumentos de los cristianos fundamentalistas que defienden la doctrina de la infalibilidad bíblica, según la cual, una lectura literal de la Biblia, ajena al lenguaje y al contexto histórico y cultural en que fue escrita, constituye una verdad incuestionable y científicamente exacta.



En el siguiente artículo, se muestra la visión muy particular que de la física tienen muchos creacionistas Cristianos:

La PRIMER LEY DE LA TERMODINÁMICA se conoce también como la Ley de la Conservación de la Masa y la Energía. Esta ley es considerada como la más importante y básica de todas las leyes de la física. Esta ley establece que la "suma total de toda la energía del universo permanece constante; pero que una forma de energía puede ser convertida en otra forma de energía. La forma, el tamaño, etc. pueden ser cambiados, pero la suma total de la masa NO PUEDE ser cambiada" (Enciclopedia Británica. 1998.) En palabras sencillas esta ley dicta lo siguiente: LA ENERGÍA NO PUEDE SER CREADA NI DESTRUIDA.

Esta ley enseña que no ha habido creación ni destrucción de materia o energía en ningún lugar del universo, y que el universo se encuentra funcionando con la misma materia y con el mismo poder o energía con el que comenzó. Recuerden que esta ley es la más básica e importante en toda la física.

La Biblia, nuestra abusada, atacada y vilipendiada Biblia, la cual de acuerdo con nuestro lector sólo sirve para "darnos guía espiritual, moral, etc. pero no es un tratado científico y no nos sirve para entender con precisión el mundo natural (énfasis mío, DAU), es el mismo libro que nos enseña, ¡desde hace miles de años, esta misma gran verdad! "Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos". "Las obras (incluyendo la materia y la energía) suyas (de Dios) estaban acabadas desde la fundación del mundo". Génesis 2:1,2 y Hebreos 3:2. ¡Asombroso! [1]


No soy experto en termodinámica [2], pero sí puedo decir que es un tema muy complejo (hay postgrados en termodinámica para físicos, y hay gente que estudia estas tres leyes toda su vida) y que no se puede aplicar de forma tan facilista. El Principio de la Conservación de la Energía (que da origen a la Primera Ley de la Termodinámica), fue formulado por el abogado católico francés y padre de la química moderna Antoine Laurent de Lavoisier (guillotinado por el gobierno de terror de Robespierre [3]). Básicamente, lo que se considera es que la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma.

Dejaré los “detalles” de la verdadera significación física de este postulado de lado, y abordaré el tema desde una visión filosófica, analizando la forma como los creacionistas plantean estas supuestas referencias bíblicas a la termodinámica. “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra y todo lo que hay en ellos”, Génesis 2:1. Si todo en el universo es finito y desde su creación ya está acabado, eso quiere decir, entre otras muchas cosas, que las riquezas del mundo ya están creadas, son finitas, y que la mala repartición de las mismas se basa en el principio de que acumular riqueza significa negársela a los demás, por lo que nadie puede hacerse rico de forma “buena” o “legítima”, pues está enriqueciéndose a costa de empobrecer a otros, y ello es perfectamente coherente con el texto Bíblico: “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. Otra vez os digo que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja que entrar un rico en el reino de Dios”, Mateo 19:23-24, y con este otro: “Ninguno puede servir a dos señores, porque odiará al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”, Mateo 6:24. Las implicaciones sociales, éticas y morales de estos dos pasajes, me parecen mucho más relevantes, importantes y sabias que cualquiera de las supuestas concordancias entre la Biblia y la ciencia. Aquí la Biblia acierta en grado sumo, de forma más clara, contundente y simple que en cualquiera de los pasajes que los Cristianos creacionistas se empeñan en defender como prueba científica de la divinidad del mensaje Bíblico. Lastimosamente, pastores, creyentes, sacerdotes y no creyentes, preferimos dejar de lado este tema y dedicarnos a establecer, por ejemplo, la realidad histórica del Diluvio.

Mientras las Iglesias católicas y protestantes siguen en una carrera por ampliar sus nichos de mercado, adhiriendo más y más clientes (perdón, fieles) que paguen diezmos y limosnas para invertir más en las Iglesias y para que sus líderes “espirituales” no lleven una vida azarosa (como la que llevó Jesús, al que se supone deberían imitar), y mientras vemos cómo los grandes patriarcas, líderes y pastores de estas Iglesias viajan en autos lujosos, viven en grandes palacios y aparecen en sus propios estudios de televisión vestidos con trajes costosos, la Biblia, de forma muy acertada, advirtió hace 2.000 años los efectos desastrosos que sobre el planeta y la humanidad tendría la desaforada búsqueda de la riqueza, que alcanza su máximo exponente en el capitalismo salvaje impuesto por las ideas neoliberales [4] del filósofo y economista austríaco Friedrich von Hayek [5], aplicadas por el actor de cine y político republicano protestante estadounidense de origen católico irlandés Ronald Reagan, y por la única mujer que ha servido como Primer Ministro de Inglaterra, la química y política conservadora metodista inglesa Margaret Thatcher, en los años 1980, y que son la base del modelo de globalización económica [6] impuesto hoy día por el Banco Mundial y el FMI, que con tanto empeño defienden gobiernos como el del licenciado en letras, petrolero, ex alcohólico y político conservador masón estadounidense convertido al Cristianismo evangélico George W. Bush [7]. Por desgracia, los Cristianos en su gran mayoría se las han ingeniado para obviar esta parte de la palabra sagrada y la han acomodado a su conveniencia, en lugar de haberse convertido en la luz del mundo y haber impedido la dominación del capital y de los mercados, a favor de una sociedad más igualitaria y solidaria, más dedicada a la vida espiritual y menos al consumo de lo material.

Bueno, unos dirán que la cosa de la acumulación de riqueza no es tan simple, hablarán de la creación de riqueza y del desarrollo sostenible, etc. Los Cristianos se asentarán en la interpretación de la palabra a su acomodo, diciendo que si las riquezas se obtienen por vías Cristianas, son válidas, como si Jesús no hubiese sido claro:

“Un dignatario le preguntó, diciendo:

—Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?

Jesús le dijo:

—¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo Dios. Los mandamientos sabes: «No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre.»

Él le dijo:

—Todo esto lo he guardado desde mi juventud.

Al oír esto, Jesús le dijo:

—Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.

Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste porque era muy rico. Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo:

—¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Porque es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios”. Lucas 18:18-25. Ver también Mateo 19:16-24 y Marcos 10:17-25.

Lo cierto es que cada día el mundo está más afanado por la búsqueda y la acumulación de riquezas, lo que ha implicado, por un lado, la explotación de recursos naturales a una escala gigantesca y cada vez mayor, con el consecuente deterioro del medio ambiente, la destrucción de ecosistemas y el desplazamiento de personas hacia las grandes urbes [8]; por otro lado, el reemplazo de antiguos valores morales por nuevos principios de egoísmo, individualismo y autosuficiencia basados en una política de vida de “sálvese quien pueda”, “retírate joven y rico” y “haz lo que deseas hacer, no importando las consecuencias que ello tenga para los demás”, que se hace cada vez más imperante en occidente [9]; por otro lado, la evolución del ser humano de integrante de un conjunto social a individuo solitario consumidor de una intrincada red de mercados (entiéndase evolución no como avance o mejora, sino como adaptación), lo que implica un proceso de deshumanización y alienación [10], de alejamiento del hombre de su naturaleza primigenia (hecha por Dios a su imagen y semejanza según la Biblia) y, por tanto, de alejamiento del hombre de Dios [11]; y por otro lado, la cada vez mayor acumulación de riqueza en un número cada vez menor de personas, con el consecuente crecimiento de la pobreza, la miseria y el hambre en el mundo (y el hambre crecerá aún más, ahora que los cultivos de maíz, caña de azúcar y otros, se utilizan para reemplazar al petróleo por biocombustibles, para alimentar a las máquinas y no a la humanidad —ver el caso de las alzas de las tortillas en México [12] y la crisis alimentaria reportada por la ONU en 2008 [13]). Todo lo anterior, acompañado del estrés, la adicción al trabajo, el estado de paranoia permanente que la supuesta “guerra contra el terrorismo” ha desatado, los vacíos emocionales propios de la acelerada vida urbana moderna, y otros males relacionados con nuestra forma de vida, que gira en torno al dinero. Al respecto, nos habla el artículo “Tradición, Pertenencia y Libertad en la experiencia educativa” [14]:

“Desde la Ilustración, «se afirma el proyecto de una sociedad moderna, que será liberal e individualista, en la que los individuos puedan liberarse de la contingencia y de la particularidad de la tradición por apelación a normas genuinamente universales e independientes de cualquier tradición; un proyecto no sólo de filósofos sino de un conjunto de fuerzas e intereses», prevalentemente burguesas y mercantiles, que se vuelven dominantes y que realizan definitivamente la toma del poder político con la Revolución Francesa. De esta ‘universalidad abstracta’ nace el ‘individualismo’ moderno que, lejos de realizar una auténtica libertad de la persona, deja al individuo a la merced de las estructuras propias del Estado y en particular, como bien describe Weber, de la burocracia; es por ello, que MacIntyre hablará de ‘individualismo burocrático’. […] Se presentan de este modo los primeros síntomas de lo que será el ideal del saber de la Ilustración: el enciclopedismo. Se trata de una acumulación del saber, una acumulación de datos desligados totalmente de un sentido. […] Enciclopedia, genealogía y nihilismo son todos momentos y elementos de una misma tradición, la tradición moderna que hoy desemboca en la posmodernidad. La tarea de la crítica […] es la de desenmascarar la enajenación de toda tendencia idealista, puesto que ella siempre esconde los motivos reales. […] Es en este paso, que el ‘yo’, como ser social, pierde su ‘egoidad’, su irrepetible individualidad. Pierde también su inquietud religiosa, aquel punto inflamado, aquel corazón, que hace de cada uno una personalidad singular, un rostro entre la muchedumbre, un lugar insustituible del ser. […] En todas estas perspectivas, el ‘yo’ como ser personal, idéntico, se disuelve y si esto es así se disuelve su libertad, la continuidad de la tradición y la misma historia. […] En un mundo y en una cultura siempre más virtuales, la unidad y la continuidad del yo, fundado sobre la consciencia y sobre los valores aparecen no sólo en peligro, sino casi olvidados… el yo individual, desarmado y vuelto a armar continuamente como en un video-game, busca su salvación aferrándose a las cosas, busca salvación en el inventario. El inventario, último producto del espíritu de la Enciclopedia, es un orden en el que el sujeto es ausente; es el testamento que no transmite nada. Es una tradición muerta, sin historia, que a lo máximo viene reavivada como arqueología”.


El mal llamado “mundo libre” no es más que el desarrollo de una sociedad de individuos solitarios pero uniformemente amoldados a la esclavitud de los mercados. Una sociedad que se ha construido por y para el dinero. Es muy claro por qué un rico no puede entrar al reino de Dios: porque el rico necesariamente (y en mayor medida mientras más rico sea) debe ver a los demás como instrumentos de su riqueza, como insumos para su fin de ser rico.

A este respecto, el artículo “Una indagación a El Hombre en el Castillo” [15] ilustra con claridad lo que trato de decir:

“Uno de los momentos sobrecogedores de la novela, ocurre cuando Philip K. Dick narra el modo en que, tras su triunfo, los nazis han suprimido a los africanos: Se los han comido. […] En su Cartas del diablo a su sobrino (The Screwtape Letters), C.S. Lewis volvió famosa su definición del Diablo y por consiguiente del pecado: «El Diablo es alguien que anhela comerse todo el universo, es alguien que cualquier otra forma de vida (animal, humana o divina) sólo la considera como alimento o medio para crecer él mismo». El pecado —sostenía Lewis— básicamente es considerar al otro como alimento, como un insumo, como un medio para un único fin que soy yo mismo. En El Hombre en el Castillo, Dick asume esta misma posición. Como imagen que son del mal y del pecado, los nazis sólo pueden ver a los que no son como ellos como puros instrumentos, como puros medios, como puro alimento. […] En el universo de El Hombre en el Castillo, el caníbal gobierna al planeta Tierra y el lector de inmediato se pregunta si no ocurre lo mismo en este mundo del siglo XXI, donde unos países utilizan a otros como insumos o alimentos para sus ‘propósitos nacionales’. Uno se pregunta si este planeta que habitamos no está más próximo al mundo de Dick de lo que nosotros quisiéramos aceptar. Ya en otro plano, Dick también nos hace reflexionar. ¿Acaso todos los seres humanos no somos esencialmente caníbales? (En tanto todos estamos caídos y por ende sufrimos de la repulsiva tendencia a utilizar a los demás hombres y mujeres como medios para un único fin válido que soy yo). ¿Hay uno sólo de los lectores de este artículo que no sea más parecido a los nazis de lo que él mismo quisiera? (‘Nazi’ entendido como aquel que ve a otro ser humano como medio y no como fin). A sus lectores, Dick les recuerda que todo hombre debe luchar contra su caníbal interno, que debe batallar contra su propensión a reducir a los demás a un instrumento. El canibalismo físico —y es bueno recordarlo— sólo es la etapa final del canibalismo espiritual que todos los humanos padecemos. En algún texto y con gran sapiencia, Thomas Mann llamó a Hitler ‘mi hermano’. Así ponía de presente que, después de todo, Hitler no es tan diferente de nosotros como nosotros mismos desearíamos creer. Escritores como Mann o Dick cumplen precisamente ese cometido: Traernos a la memoria que —lo queramos o no— somos mucho más semejantes a Hitler (al Diablo, al caníbal) de lo que nos gustaría suponer. [...]

Incluso —para horror del ‘pensamiento políticamente correcto’ hoy tan en boga— en algún momento Dick no condena en bloque al nacionalsocialismo [16] y se permite aseverar que en ese partido era rescatable «la parte socialista» y el desarrollo económico que impulsó (y de nuevo el lector vuelve a recordar que cuando Estados Unidos ganó la guerra, acogió a cualquier cantidad de cerebros alemanes que instaló en su territorio, y que finalmente fueron responsables en un grado altísimo de logros tecnológicos como la bomba atómica y el programa espacial estadounidense). Eso sí, Dick deja claro que en la Alemania de la época existía una parte podrida y repulsiva: «los SS, la exterminación racial y la segregación». De hecho, continuando con su juego irónico, en algún instante los personajes del libro que leen ‘La Langosta se ha Posado’, hallan que en ese universo donde Alemania perdió la guerra, con el tiempo Estados Unidos e Inglaterra sucumben a la peor parte de sí mismas. Ambos países se hunden en la plutocracia, se dedican a rendirle culto al ‘Dios Dinero’, y ya «no hay espiritualidad». De nuevo Dick nos obliga a ver algo que no nos gusta. ¿Acaso eso que narra ‘La Langosta se ha Posado’ no es lo que ha ocurrido en nuestro mundo actual? ¿Qué representan los Estados Unidos y la Europa de hoy, sino el triunfo del capitalismo y el arrinconamiento del plano trascendente del hombre?

En nuestro país [17] y en la esfera futbolística, ha hecho carrera la frase atribuida al técnico Francisco Maturana [18] según la cual ‘perder es ganar un poco’. Pues bien, Dick en su libro contradice esta frase y propone que ‘ganar es perder un poco’. ¿Por qué? Porque a la victoria de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial, le cabe responsabilidad en este mundo donde lo espiritual tiende a importar un rábano. Porque esa victoria sin duda salvó a la humanidad de un totalitarismo, pero la llevó a otro tipo de totalitarismo (el unanimismo materialista y hedonista que hoy asfixia a Occidente). En El hombre en el Castillo, Dick quiere mostrar a una Alemania y un Japón que al ganar el mundo han perdido su alma, y hacer pensar a sus lectores que, con su triunfo militar, a Estados Unidos le ocurrió lo mismo.


Ahora bien, es cierto que la riqueza en el mundo no es estática, lo que es una muestra de que resulta falso afirmar que el universo fue creado tal y como es ahora y que no cambia, pues ha habido un crecimiento en los niveles de riqueza. Sin embargo, esto me ha dado pie para mostrar una realidad, y es que aunque crece la riqueza, a la vez se acumula en cada vez menos personas, gracias al sistema socio-económico-político en que vive nuestra sociedad occidental grecorromana [19]. Y me sirve para mostrar cómo muchas Iglesias Cristianas siguen este juego, en contra del Evangelio. Un caso claro es el de la Misión Carismática Internacional (MCI), iniciada por César Castellanos en Colombia en 1983.

Castellanos asegura ser el portador de la Visión de Dios, que Él mismo le otorgó. Esa visión es la del “Gobierno de los 12” (G12), una estrategia para conseguir nuevos adeptos a su iglesia, en la que cada miembro, luego de asistir a encuentros espirituales en los que, por una suma de dinero importante, se le da instrucción en el tema, deberá constituir una célula, con una cuota establecida de nuevos miembros que deberá cumplir a cabalidad. De esta forma, todos los fieles entran en una carrera desenfrenada por conseguir más adeptos, por reclutar a más personas, debiendo informar periódicamente de sus avances, al estilo de las grandes corporaciones. Se trata de un modelo importado de las organizaciones multinivel como Herbalife y Amway, en el que los miembros de la iglesia están más preocupados por la expansión de la misma que por su crecimiento espiritual. El libro de Castellanos, “Sueña y Ganarás el Mundo”, en el que expone el G-12 en detalle, está basado en el libro “El Mundo es Tuyo, pero Tienes que Ganártelo”, del multimillonario empresario surcoreano Kim Woo Chung. En la íntima relación de estos dos libros subyace la intención mercantilista del proyecto G-12. Sin embargo, los orígenes de la “visión” del G-12 pueden rastrearse en las ideas del militar, poeta y religioso católico español Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús [20], adaptadas por el católico español José María de Escrivá [21] y que le sirvieron de fundamento para la creación del Opus Dei [22].

Castellanos y su esposa se hacen llamar ungidos y aseguran tener un poder especial otorgado por el Espíritu Santo. En su megalomanía, recalcan su idea de escalar hacia el éxito siguiendo su modelo, que está haciendo de la suya una de las Iglesias protestantes más grandes de Colombia, y a ellos, a dos de los pastores más ricos de Latinoamérica. Su afán de enriquecimiento los ha llevado a alejarse de Dios a tal punto, que han sido investigados por posible enriquecimiento ilícito [23], y se ha denunciado que el modelo G12 es un sistema piramidal con excesivas exigencias de dinero a los fieles, amén de que las prácticas rituales de la MCI están más cerca de la santería que de la tradición Cristiana. La implementación del modelo G12 en la MCI significó el retiro de varios de sus más importantes líderes, que estuvieron en desacuerdo con esa nueva “iluminación divina” [24]. Información más detallada sobre el G12 y sus funestas consecuencias, se encuentra en los artículos “El G12 en 5 puntos” [25] y “G12: La Estrategia Sectaria” [26]. Gracias a las influencias políticas de los Castellanos, a su poder económico y al número de fieles de su iglesia, no sólo no han prosperado las investigaciones en su contra (como aquella por el uso indebido del Coliseo Cubierto El Campín, uno de los principales escenarios deportivos de Bogotá, que es utilizado por la MCI para realizar sus reuniones semanales como si fuera de su propiedad, gracias a una contratación de licitud dudosa), sino que el propio presidente Álvaro Uribe [27] ha recurrido a ellos para obtener mayor apoyo electoral [28]. Por supuesto, la MCI no es el único caso, como nos lo narra con algo de humor el artículo “Alá me da una visión, y me revela grandes secretos herméticos” [29]:

“Mi amigo, pues, me puso como ejemplo de éxito financiero y espiritual a César Castellanos, dueño de la Misión Carismática, G12, quien empezó predicando en garajes hasta que Dios le habló audiblemente y le dijo que le iba a dar una visión para que la vendiera a otros pastores y para hacer crecer la iglesia como ‘la arena del mar’. Y le dio la visión del ‘Gobierno de los 12, G12’. […]

También mi amigo me puso de ejemplo a Enrique Gómez, dueño de la Bethesda, la iglesia del Millón. Gómez fue brujo antes de ‘convertirse’, pero la brujería no le daba tanto dinero como se lo da el show de la expulsión de demonios […]. Gómez fue célebre por unirse en las pasadas elecciones a muchos políticos relacionados con el paramilitarismo y el narcotráfico, diciendo que Dios le había dicho que se uniera con los pecadores y no con quienes no necesitaban ayuda espiritual. […]

Conocedor de las historias de éxito financiero de estas iglesias y otras como la de Avivamiento, de Ricardo Rodríguez; y Manantial de Vida Eterna, de Cañas, mi amigo intentó por todos los medios convencerme de las bondades de vivir a costa de las demás personas, sin tener que trabajar. […] Me mostró ‘cristianos’ exitosos en el mundo de la política como Claudia de Castellanos, esposa de César Castellanos, quien es de Cambio Radical y cercana al presidente Uribe; también me nombró a Lucho Salas, quien fuera pastor bajo órdenes de los Castellanos pero que se rebeló con sus mentores tal y como el diablo lo hizo con el Creador. También sacó a relucir al pastor Chucho Bernal, que milita en el Polo Democrático con la misión secreta y divina de convertir a todos esos vergajos del Islam al cristianismo. Chucho Sarria también fue mencionado como ejemplo de virtudes y de éxito espiritual; Chucho, cercano a Samper, fue un narco muy próspero que César Castellanos salvó de la hoguera del infierno. Y, así como Sarria tuvo éxito en el narcotráfico, también lo tuvo en el pastorado de ovejas: lo que a muchos cristianos de la Carismática les toma años, sufrimientos, ofrendas y diezmos fieles para hacer puntos y ser ungidos como pastores por Castellanos, a Chucho Sarria le tomó lo que dura a un suspiro llegar a la codiciada —en el buen sentido de la palabra, se sobreentiende— unción como pastor de las mismísimas manos de César Castellanos. […] Hay que mencionar que su llamado espiritual fue tan grande que su luz cegadora no pudo soportar estar bajo el dominio de Castellanos, así que formó iglesia aparte. Así se cumplió la palabra de que Dios hace fiestas cuando un pecador se arrepiente. Sin embargo, no todo es color de rosa: a Claudia de Castellanos la Corte Suprema de Justicia la está investigando por su relación con dineros del narcotráfico. Pero la pastora Claudia tranquilamente aclaró a su iglesia que Satanás fue quien tomó posesión de la Fiscalía General de la Nación para atacarla a ella, una fiel de Cristo. […]

Y así siguió mi amigo, haciendo recuento del resto de experiencias espiritualicofinancieras de éxito: el MIRA, de Alexandra Moreno Piraquive y familia, cuya iglesia (de Jesucristo Ministerial, o algo así) es una de las más ricas del continente y cuyos pastores son reconocidos políticos con un caudal electoral importante y con millones de millones en cuentas bancarias en el país y el extranjero.

Yo, que hace mucho no he podido ir ni siquiera a comer morcilla a Soacha, confieso que sentí el gusanillo de la envidia y la codicia corroyendo mi ya raído bolsillo. Pude ver claramente que el llamado de Cristo era a que nos convirtiéramos en millonarios, socios capitalistas de los judíos sionistas que controlan la ultraderecha y la extrema izquierda de todo el mundo. Comprendí bajo el éxtasis de la avidez y la verborrea de mi amigo, que el Jesús que mostraba la Biblia no era un carpintero humilde, sino el presidente de una multinacional de muebles que tenía monopolizado el mercado de galilea y todo el medio oriente gracias a su visión de los negocios y su habilidad sobrenatural para manipular la bolsa”.


Si bien es cierto que una iglesia requiere dinero para funcionar (tiene gastos, los pastores, si están dedicados de lleno a su actividad religiosa, necesitan vivir de algo), hay un problema cuando se obliga a la gente a dar hasta lo que no tiene, cuando se establecen estrategias de ventas para conseguir más clientes que compren los artículos de merchandising de la iglesia, cuando los pastores se enriquecen y llevan una vida de lujo en lugar de desarrollar obras de acción social. Además, cuando se conoce que en el Islam no existe el diezmo, las limosnas y el aporte anual para los pobres no deben pagarse obligatoriamente a los dirigentes de los centros Islámicos sino que cada Musulmán puede darlo directamente a quien lo necesita, y muchas mezquitas en Latinoamérica funcionan sólo con el aporte voluntario de un par de personas que no obtienen con ello más recompensa que la espiritual, uno se pregunta por qué las Iglesias Cristianas no pueden existir de la misma forma. En el Islam está prohibido traficar con la fe, por ello las mezquitas ofrecen charlas, cursos y material informativo de forma gratuita, y como no hay clero, los líderes de las comunidades no se dedican sólo a su actividad religiosa sino que tienen otras ocupaciones. Sin embargo, también es cierto que algunos Imanes en Latinoamérica pueden dedicarse únicamente a su labor religiosa merced a sueldos pagados desde países árabes.

Considero una doctrina descalificadora la de “por cada peso que des a la Iglesia, el Señor te retribuirá el doble”, o el triple o lo que sea. Dios no lleva una contabilidad en el cielo. Dios no tiene que ver con el dinero: “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el moho destruyen, y donde ladrones entran y hurtan, sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el moho destruyen, y donde ladrones no entran ni hurtan, porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”, Mateo 6: 19-21. Así que los que piensan que orando y dando diezmo se van a volver ricos, están en un grave error. Dios no promete al Cristiano riquezas en este mundo, sino una vida eterna en el reino de los cielos. Un pastor o sacerdote que se enriquece y vive con lujos, no es un verdadero seguidor de Jesús, y mal puede guiar a otros por el buen camino. Respecto a este tema han existido debates por siglos.

Durante el Medioevo, diferentes movimientos propusieron alternativas eclesiológicas que criticaban las leyes y estructura de la Iglesia, en particular en lo tocante a la pobreza. Destacó entre ellos la posición de los franciscanos. En “El Nombre de la Rosa”, Umberto Eco hace una amplia reflexión sobre ello. [30] Aún hoy día, muchos discuten sobre si Jesús fue pobre o no, y si en consecuencia, sus seguidores deben hacer votos de pobreza, o por lo menos extirpar de sus corazones la ambición por la riqueza [31]. Lo cierto es que la Biblia ordena al creyente desprenderse de todo lo material. Sin embargo, muchos Cristianos sueñan con hacerse ricos, a pesar de la advertencia de que si esto ocurriese, perderían su posibilidad de salvación. “¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Vuestras riquezas están podridas y vuestras ropas, comidas de polilla. Vuestro oro y plata están enmohecidos y su moho testificará contra vosotros y devorará del todo vuestros cuerpos como fuego”, Santiago 5:1-3; “Más vale el buen nombre que las muchas riquezas, y la buena fama vale más que la plata y el oro”, Proverbios 22:1. Resulta interesante anotar que Buda declaró que una de las veinte dificultades para cultivarse a sí mismo es: “Al rico y al eminente les es difícil practicar el método (o seguir el Camino)”.


El Islam no es tan radical frente a las riquezas, sin embargo, también es consciente de la injusticia implícita en el acto de enriquecerse. Dice el Corán: “Ciertamente, Dios ordena la justicia, hacer el bien, y la generosidad para con el prójimo; y prohíbe la indecencia y todo lo que va en contra de la razón, así como la envidia; y os exhorta con insistencia para que tengáis todo esto presente”, Sura 16:90; “!Ay de aquel que amasa riqueza y la considera como salvaguardia, creyendo que su riqueza le hará vivir eternamente! ¡Que va! ¡Ciertamente, en la Otra Vida será arrojado a un tormento demoledor!”, Sura 104:2-4. Si bien no está mal visto en el Islam tener riquezas, siempre y cuando éstas sean adquiridas, administradas y disfrutadas de acuerdo a las normas de la ley coránica (incluyendo un impuesto anual dedicado a la inversión social), el profeta Mujámmad durmió siempre en una estera y al morir no tenía más posesiones que la túnica que vestía, por lo que se considera que no está mal la riqueza, pero que es más meritorio abstenerse de ella, o al menos, no demostrarla. Al respecto, un jadiz dice:


“El Enviado de Dios dijo: «Aquel que deje de llevar ropas de lujo, aunque pueda pagarlas, en señal de humildad ante Dios, Él le llamará en el Último Día, en presencia de todas las criaturas, para ofrecerle la elección entre cualquier túnica que guste llevar, de entre todas las ropas de la Fe»”, Mujámmad.

El Corán dedica un capítulo al afán de lucro, es la Sura llamada “El Afán de Tener Más y Más” (At-Takázur) que advierte contra la insaciable codicia del hombre que ha llegado a dominar a nuestra sociedad occidental, y que es la causante de la destrucción del medio ambiente, el calentamiento global, el fraccionamiento de la familia y la crisis alimentaria [32]:

“El afán de tener más y más os domina hasta que entráis en vuestras tumbas. ¡No, —en su momento habréis de saber! Y una vez más: ¡No, —en su momento habréis de saber! ¡No! ¡Si tan sólo pudierais entenderlo con la comprensión nacida de la certeza, ciertamente, veríais en verdad el fuego abrasador del infierno! Al final, ciertamente, lo veréis en verdad con ojos de certeza: ¡y ese Día, ciertamente, seréis llamados a dar cuenta del uso que hicisteis del don de la vida!”, Sura 102.


En su comentario sobre el Corán, Mujámmad Asad [33] afirma sobre el nombre de la Sura 102: “El término takázur tiene la connotación de ‘desear codiciosamente el incremento’, e.d., en los beneficios, sean estos tangibles o intangibles, reales o ilusorios. En este contexto, denota el afán obsesivo del hombre por adquirir más comodidad, más bienes materiales, mayor poder sobre los demás o sobre la naturaleza, y un progreso tecnológico incesante. Esta dedicación frenética a tales empeños, con exclusión de todo lo demás, aparta al hombre de toda comprensión espiritual y, por ende, de llegar a admitir restricciones o inhibiciones basadas en valores puramente morales —con el resultado de que no sólo los individuos sino sociedades enteras pierden gradualmente su estabilidad interna y, con ello, toda posibilidad de alcanzar la felicidad.”

Sobre esta obsesión que ha llevado a que unos pocos derrochen la riqueza del mundo mientras la mayoría sufre privaciones, los organizadores de la Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia afirman: “El hambre en el mundo puede resolverse con el 10% de lo que se gasta en armamento. ¿Podemos imaginar cómo sería si se destinara el 30 o el 50% para mejorar la vida de la gente, en vez de aplicarlo en destrucción?” [34]

Algunos alegan que la Biblia es, entre otras cosas, un tratado de divulgación científica. Otros, que el Corán contiene verdades científicas incuestionables. Unos y otros quieren con esto convencer a las nuevas generaciones de que uno u otro libro ha sido revelado por Dios a los hombres. Se busca así, afianzar la fe en un mundo que parece haberla perdido. Pero, ¿de qué sirve cualquier supuesta información científica que pueda brindarnos la Biblia o el Corán, si no ha sido acompañada de datos y métodos que nos permitieran utilizarla para el bien de la humanidad? ¿De qué nos sirve recurrir a la Biblia o al Corán para descubrir que allí ya se decía lo que ahora, gracias a la ciencia, sabemos?

Estos dos libros contienen, en cambio, información clara y detallada sobre cómo llevar una vida mejor, y cómo hacer de este mundo, o más correctamente, de nuestras sociedades y sistemas, lugares y herramientas de justicia donde los seres humanos podamos convivir en paz y con dignidad. “Desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”, 2 Timoteo 3:15-17; “Dios, ciertamente, ha concedido una gracia a los creyentes al suscitarles un enviado de entre ellos, que les transmite Sus mensajes, les ayuda a crecer en pureza y les enseña la escritura divina y la sabiduría —mientras que antes se encontraban, ciertamente, en un claro extravío”, Sura 3:164.

Curiosamente, esto tampoco parece haber sido de mayor utilidad para la humanidad. Judíos antisionistas insisten en que su patria es la Torá, que el estado laico de Israel no representa al pueblo Judío ni sus tradiciones, y que debe ser desmontado y la tierra devuelta a los palestinos, pues sólo Dios puede terminar con la diáspora Judía cuando Él considere que ha llegado el momento [35]. Los Judíos sionistas [36] los atacan como a traidores, asocian de forma propagandística y acomodada al antisionismo con el antisemitismo (que pueden llegar a relacionarse en varias situaciones y aspectos, pero no son lo mismo); el estado de Israel comete toda serie de atrocidades contra los pueblos palestino y libanés, y ha dado surgimiento a una nueva especie de “nazismo” Judío. Mientras los Judíos antisionistas dicen que para el pueblo de Israel ser el pueblo elegido de Dios significa que deben ser modelo de conducta, que deben ser la luz del mundo, que tienen una enorme responsabilidad, para los Judíos sionistas ser el pueblo elegido de Dios significa pertenecer a una raza superior, incluso conciben a los gentiles como animales y consideran que sólo los Judíos son hijos de Dios, creados a Su semejanza, en consecuencia de lo cual, actúan como lo hicieron los arios durante el Tercer Reich.

Los Cristianos se han dividido en tantas iglesias, teologías e ideologías, que ya es casi imposible determinar qué es el “verdadero” Cristianismo. Según la vertiente, hay o no imágenes, hay o no santos, y si los hay son unos u otros; en todos hay profetas, pero no son los mismos para todos. Algunos hablan de Trinidad (un Dios en tres personas), otros aceptan la divinidad de Jesús pero niegan la Trinidad, otros niegan la divinidad de Jesús; algunos aceptan la virginidad de María, otros la aceptan mas no su divinidad, otros ni la una ni la otra, etc… Y esto ha dado lugar a un sinfín de injusticias, como la condena a muerte de unas 60.000 personas, en su mayoría mujeres, acusadas de brujería, no sólo por parte de la Inquisición Católica [37] (cuyo objetivo principal era perseguir a los cátaros [38] y otros herejes, no a las “brujas”), sino también y de forma muy incisiva, por parte de tribunales protestantes inspirados en la misoginia del teólogo y fraile católico alemán renegado e iniciador de la Reforma Protestante [39] del siglo XVI, Martín Lutero [40], como el caso famoso de las condenas a la horca por parte de los presbiterianos en los juicios de Salem [41], o la figura del puritano ortodoxo Matthew Hopkins, autodenominado General Cazador de Brujas, que envió a la muerte a más de 200 personas [42]. También ha dado lugar a guerras cruentas como las que derivaron de la Contrarreforma Católica [43], las Guerras de religión de Francia [44] y la Guerra de los Treinta Años [45], y los actuales enfrentamientos entre Iglesias que se descalifican unas a otras, llamándose algunas “la única iglesia verdadera” llegando incluso a la violencia física [46] (no olvidemos que hasta el Concilio Vaticano II, en los años 1960, la Iglesia Católica Romana sostenía la doctrina de que “fuera de la Iglesia no hay salvación”, que justificó la persecución y masacre de Judíos, Musulmanes, Cristianos no católicos e incluso católicos ortodoxos, y otros, durante siglos), etc.

Y en el Islam, tenemos el cruento enfrentamiento entre chiítas y sunnitas cuando se presentó el cisma del Islam [47], y los choques más recientes, que nos muestran, a su acomodo, los parcializados medios de comunicación occidentales. Y esto al interior mismo de los credos, porque ya conocemos cómo es la situación entre ellos: Judíos masacrados por Cristianos en el medioevo [48] y durante la Segunda Guerra Mundial [49], Cristianos perseguidos por Judíos que los entregaban a sus enemigos durante el Imperio Romano [50], Judíos atacando de forma brutal e indiscriminada a palestinos y libaneses [51], fundamentalistas Cristianos que no cesan de satanizar a los Musulmanes y de aterrorizar a occidente para justificar la supuesta “guerra contra el terrorismo” [52]; Musulmanes fundamentalistas que asesinan a Judíos, a Cristianos [53] y a los propios Musulmanes [54], Cristianos sionistas con toda su carga de odio hacia el mundo árabe [55], etc.

Si no hemos podido entender el mensaje de paz y convivencia revelado en nuestros libros sagrados, ¿de qué nos sirve que haya en ellos alguna que otra indicación científica que, en últimas, tampoco está mejorando nuestra vida? (Más de la mitad de nuestra especie vive hoy con la misma tecnología de hace 1.000 años). Deberíamos preocuparnos más por entender el profundo mensaje de instrucción espiritual que está consignado en estos libros, en lugar de esforzarnos tanto en acomodar su interpretación a los descubrimientos de la ciencia moderna.

----------
NOTAS


[1] Tomado de http://www.antesdelfin.com/cienciabiblia/page13.htm

[2] “Parte de la física teórica que estudia las leyes del movimiento calórico, su transformación en otros tipos de energía. Las tentativas de hacer la termodinámica extensiva a más allá de la esfera de su aplicabilidad, en particular al mundo en todo su conjunto, han llevado a contradicciones y a falsas conclusiones filosóficas”, Diccionario Filosófico. Rosental, Iudin. Ed. Los Comuneros. 1979. (http://www.filosofia.org/enc/ros/index.htm).

[3] Robespierre, republicano francés, furibundo defensor del ideario liberal-burgués (y, por consiguiente, de los derechos humanos) y uno de los máximos líderes de la Revolución Francesa, justificó el terror con su célebre frase “el terror sin virtud es desastroso, pero la virtud sin terror es impotente”, hoy día se le consideraría un terrorista de estado. También conocido como “El Incorruptible”, instauró un régimen de ejecuciones sumarias que cobró la vida de alrededor de 40.000 personas, en su mayoría campesinos y obreros. Más al respecto en http://mgar.net/var/revolucion.htm.

[4] “Neoliberalismo, teoría política que tiende a reducir al mínimo la intervención del Estado”, Diccionario de la Real Academia Española (http://buscon.rae.es/draeI/). Más información sobre neoliberalismo en http://es.wikipedia.org/wiki/Neoliberalismo.

[5] Más sobre las teorías de Hayek en http://www.voltairenet.org/article123311.html#article123311.

[6] Más información sobre globalización económica en http://www.telepolis.com/especiales/globalizacion/quees.htm.

[7] Responsable de la invasión a Irak, falsamente justificada con evidencias ficticias de supuestas armas de destrucción masiva en ese país, Bush encabezó un gobierno militarista que inició la doctrina de la “guerra preventiva” y cuya alianza con el sionismo internacional desencadenó una guerra contra el mundo islámico, camuflada bajo el término engañoso de “guerra contra el terrorismo”, si bien su gobierno jamás atacó a las organizaciones terroristas de Latinoamérica y Europa, reconocidas como tales por Estados Unidos.

[8] Más al respecto en http://www.nodo50.org/carlosmarx/spip/article.php3?id_article=27.

[9] La destrucción del medio ambiente y el agotamiento de los recursos se ha disparado de forma exponencial con la entrada de China y de los países ex soviéticos al estilo de vida occidental. India, el segundo país más poblado del planeta después de China, les sigue los pasos y hará lo propio en las próximas décadas. Más al respecto en http://www.americaeconomica.com/portada/opiniones/noviembre06/olade101106.htm y http://www.proteger.org.ar/doc505.html.

[10] Más sobre la deshumanización actual en http://www.wikilearning.com/monografias/neoliberalismo_y_globalizacion/busqueda/1.

[11] Más sobre las consecuencias del individualismo occidental originado en las ideas burguesas de la Ilustración, en http://biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/letras15/trad1/sec_3.html.

[12] Más sobre la crisis de las tortillas en México en http://55749889.ohlog.com/la-crisis-de-la-tortilla-en-mexico.oh12941.html y en http://www.greenpeace.org/mexico/news/amparado-en-la-crisis-de-la-to.

[13] “Para agencias de Naciones Unidas países de Asia, Africa y el Caribe están ya frente al espectro de una hambruna, y expertos dicen que la explicación de esta súbita crisis alimentaria está en las políticas comerciales y subsidios que países ricos dan a sus agricultores. Además, apuntan, influyen también el modelo de producción agrícola, el cambio climático y la producción de agrocombustibles. Incluso, las políticas de ayuda alimentaria de los países ricos —donde la producción es subsidiada— modificaron en las últimas seis décadas los hábitos alimentarios y destruyeron la producción agrícola local de pueblos en Africa y el Caribe, aseguran los expertos”, Crisis Alimentaria. Alberto Rabilotta. 2008. (http://www.visionibero.com/Ediciones/9/pag01.pdf).

[14] Tradición, Pertenencia y Libertad en la experiencia educativa. Amedeo Orlandini Zanni. Asociación Iberoamericana de Comunitarismo. (www.comunitarismo.info/Orlandini.doc).

[15] Una indagación a El Hombre en el Castillo. Campo Ricardo Burgos López. Revista Axxón, No. 159. Bogotá, Colombia. 2006. (http://axxon.com.ar/rev/159/c-159ensayo1.htm).

[16] Más información sobre el nacionalsocialismo en http://es.wikipedia.org/wiki/Nazismo.

[17] Se refiere a Colombia.

[18] Odontólogo católico y técnico de fútbol colombiano, director técnico de la selección colombiana de fútbol que participó en el mundial de la FIFA en los años 1990 y 1994.

[19] Ya que el emperador Constantino eligió la secta Cristiana helena (formada por los seguidores del mensaje llevado por Pablo de Tarso a Grecia y Macedonia) para convertirla en la religión oficial del Imperio (con lo que nació la Iglesia Católica Romana), y las demás sectas Cristianas existentes entonces (todas ellas Judías) fueron exterminadas, y ya que las bases teológicas fundamentales de todas las Iglesias Cristianas actuales provienen del catolicismo romano, y teniendo en cuenta que los estados liberales de hoy (incluyendo a Israel) se fundamentan en los ideales burgueses de la Ilustración, que provienen en buena parte del rescate de lo griego y de lo romano que provocó el Renacimiento, cuando se habla de sociedad occidental judeocristiana, resulta más correcto desde la historia, el derecho y la filosofía, llamarla sociedad occidental grecorromana. Más al respecto en Más allá de un mero Cristianismo y en Breve historia de la Navidad. Aunque en realidad, el desarrollo histórico de Europa a lo largo del Medioevo dejó en la cultura actual la impronta indeleble de las tribus germanas bárbaras que dominaron el continente tras la caída de Roma, por lo que nuestra cultura occidental es aún más germánica que grecorromana.

[20] Los jesuitas. Ignacio de Loyola es considerado Santo por la Iglesia Católica Romana.

[21] Considerado Santo por la Iglesia Católica Romana.

[22] Véase La Visión Celular del G-12. Víctor Pino Gamboa. Centro Evangélico de Investigaciones Religiosas “BEREA”. Nuevo Chimbote, Perú. (http://ceirberea.blogcindario.com/2008/03/00009-la-vision-celular-del-g12.html).

[23] Más sobre la investigación a los Castellanos en http://ceirberea.blogdiario.com/1166634840.

[24] Más sobre los conflictos que la implementación del G-12 ha suscitado en diferentes Iglesias en Latinoamérica, en http://www.salvacioneterna.com/iglesias_latinamerican.pdf. Más sobre la relación entre G-12 y Opus Dei en http://vozdejehova.wordpress.com/los-g12-y-el-opus-dei.

[25] http://apologista.blogdiario.com/1179511380/mAs-encuentros-cercanos-con-el-extraño-et-g12.

[26] http://www.salvacioneterna.com/g12estrategiasectaria.pdf.

[27] Administrador y político colombiano católico de derecha, único presidente de Colombia que ha gobernado por dos períodos consecutivos. Sus principales amigos políticos, asesores y colaboradores han estado involucrados en escándalos de narcotráfico y paramilitarismo, pero él ha logrado mantenerse libre de investigaciones y su popularidad ha sido la más alta de un presidente en la historia reciente del país. Siguiendo los pasos del dictador Hugo Chávez, Uribe en 2008 ha puesto nuevamente todo su arsenal al servicio de la búsqueda de una tercera reelección. El video de la alianza entre Uribe y la secta Cristiana MCI-G12 se encuentra en http://www.youtube.com/watch?v=aOYBICARVBU. El discurso de Uribe en la convención de la MCI en 2009 puede leerse en http://web.presidencia.gov.co/sp/2009/enero/26/11262009.html.

[28] El G12 implica no sólo nuevos clientes para las biblias autorizadas, camisetas, discos compactos y toda clase de artículos de mercadeo de la MCI, sino nuevos donantes, obligados por el diezmo a dar un porcentaje de su sueldo a la organización, a más de las limosnas, el trabajo voluntario y por supuesto, el pago de los retiros espirituales y los cursos en los que se les instruye sobre cómo aplicar el modelo G12 para hacer crecer la iglesia. El rápido crecimiento de la MCI con el consecuente enriquecimiento acelerado de los Castellanos, ha atraído a otros pastores en el continente a adoptar la misma doctrina, que ha sido calificada por los líderes de Iglesias más ortodoxas como el cáncer del Cristianismo en Latinoamérica. Por supuesto, detrás del éxito de la Iglesia de César y su esposa Claudia, ex candidata presidencial por su propio partido Cristiano (que tuvo una vida muy corta) y senadora de la república (primero por el partido liberal y luego por el uribista partido cambio radical), hay intereses bastante oscuros. A los Castellanos les hicieron un atentado con rocket en 1997, del que se salvaron gracias al blindaje de su camioneta, en hechos a los que no se les dio mayor difusión en los medios, pero que en su momento no era posible achacarlos a persecución política ni religiosa.

[29] Alá me da una visión, y me revela grandes secretos herméticos. Ricardo Puentes Melo. Iglesia, Política y Poder. Bogotá, Colombia. 2007. (http://ricardopuentes.blogspot.com/2007/10/al-me-da-una-visin.html).

[30] “Es preciso decir que aquel mismo año, en Perusa, se había reunido el capítulo de los frailes -franciscanos, y su general, Michele da Cesena, a instancias de los ‘espirituales’ (sobre los que ya volveré a hablar), había proclamado como verdad de la fe la pobreza de Cristo, quien, si algo había poseído con sus apóstoles, sólo lo había tenido como usus facti. Justa resolución, destinada a preservar la virtud y la pureza de la orden, pero que disgustó bastante al Papa, porque quizá le pareció que encerraba un principio capaz de poner en peligro las pretensiones que, como jefe de la iglesia, tenía de negar al imperio el derecho a elegir los obispos, a cambio del derecho del santo solio a coronar al emperador. Movido por éstas o por otras razones, Juan condenó en 1323 las proposiciones de los franciscanos mediante la decretal Cum inter nonnullos. Supongo que fue entonces cuando Ludovico pensó que los franciscanos, ya enemigos del Papa, podían ser poderosos aliados suyos. Al afirmar la pobreza de Cristo, reforzaban, de alguna manera, las ideas de los teólogos imperiales, Marsilio de Padua y Juan de Gianduno”, El Nombre de la Rosa. Umberto Eco. RBA Editores. España. 1993. (http://ciervalengua.files.wordpress.com/2009/09/texto-completo2.pdf).

[31] “En los últimos tiempos han surgido versiones hechas por pastores mentirosos, que aseguran que Jesús era rico. […] Estos pastores fraudulentos, mienten a las personas para justificar sus propias riquezas, riquezas que han conseguido engañando a las personas con pasajes sacados de contexto y suposiciones que nada tienen que ver con el evangelio de Cristo. […] Los ‘pastores’ que hablan del ‘evangelio de la prosperidad’ engañan a las personas haciéndoles creer que pueden llegar a ser ricas si primeramente ‘siembran’. Claro que esta ‘siembra’ debe hacerse en los bolsillos de estos ‘pastores’, los cuales sí se enriquecen, pero no por bendición de Dios, sino por estafar a las personas”, Jesús fue Pobre. Argentina. (http://www.citasbiblicas.com.ar/jesus_pobre.html).

[32] Más sobre la crisis alimentaria en http://www.tierramerica.org/comida/crisisalimentaria.shtml.

[33] El Mensaje del Qu'ran. Traducción del árabe al inglés y comentarios del judío austriaco convertido al Islam Muhammad Asad. Traducción al castellano del musulmán español Abdurrasak Pérez. Junta Islámica, Centro de Documentación y Publicaciones. Córdoba, España. 2001. (http://www.webIslam.com/?idl=134).

[34] Tomado de http://www.facebook.com/group.php?gid=74041675069.

[35] Más sobre la posición de los Judíos antisionistas en http://www.nkusa.org/Foreign_Language/Spanish/judaismo.cfm y en http://www.ijsn.net/atranslation/230.

[36] Más sobre sionismo en http://es.wikipedia.org/wiki/Sionismo.

[37] Más sobre la Inquisición en http://es.wikipedia.org/wiki/Inquisición.

[38] “Cátaros (del griego, katharos, ‘puro’), nombre adoptado por muchas sectas heréticas Cristianas que alcanzaron enorme difusión durante la edad media. Los cátaros se caracterizaban por su rígido ascetismo y por su teología dual, basada en la creencia de que el universo estaba compuesto por dos mundos en conflicto, uno espiritual creado por Dios y el otro material forjado por Satán. Su cosmovisión se basaba en las doctrinas religiosas del maniqueísmo, una religión de origen persa”, Microsoft Encarta Premium. Microsoft Corporation. Redmond, Estados Unidos. 2009. (http://www.microsoft.com/spain/encarta/default.mspx).

[39] Más sobre la Reforma Protestante en http://es.wikipedia.org/wiki/Reforma_Protestante.

[40] La aversión y menosprecio que sentía Lutero por las mujeres, influyó de manera fundamental las posturas doctrinales de la Reforma Protestante.

[41] Más sobre los juicios de Salem en http://es.wikipedia.org/wiki/Juicios_de_Salem. La historia de estos juicios se hizo famosa gracias a la obra teatral “Las Brujas de Salem”, de Arthur Miller. Más sobre esta obra en http://es.wikipedia.org/wiki/Las_brujas_de_Salem. El propio Miller adaptó su obra al cine, película que Daniel Day-Lewis y Wynona Ryder protagonizaron en 1996.

[42] Más sobre Hopkins en http://es.wikipedia.org/wiki/Matthew_Hopkins. Ronald Bassett se basó en este personaje para escribir una novela histórica que fue llevada al cine en 1968. Más al respecto en http://eldiariodedarkerr.blogspot.com/2007/10/cuando-las-brujas-arden-witchfinder.html.

[43] Más sobre la contrarreforma católica en http://es.wikipedia.org/wiki/Contrarreforma.

[44] Más sobre las guerras de religión en Francia en http://es.wikipedia.org/wiki/Guerras_de_religión_de_Francia. La Masacre de San Bartolomé, parte de estas guerras de religión, fue relatada por el novelista y dramaturgo francés Alexandre Dumás padre, en 1845, más sobre esta novela en http://es.wikipedia.org/wiki/La_Reina_Margot_(libro). Esta novela fue llevada al cine en 1994, más al respecto en http://es.wikipedia.org/wiki/La_Reine_Margot.

[45] Más sobre la guerra de los treinta años en http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_los_Treinta_Años.

[46] En el Congreso Cristiano Extranjero en Cartagena, en 2005, los miembros de la Iglesia Nueva Jerusalén, organizadora del evento, fueron agredidos por miembros de Creciendo en Gracia. Varias personas recibieron golpes con arma contundente y un asistente fue apuñalado. Más información en http://www.protestantedigital.com/new/leernoticiaInt.php?565.

[47] Más sobre el cisma sunnita-chiíta en http://www.monografias.com/trabajos/islamica/islamica.shtml. Sobre las diferencias entre Islam y Chiismo, véase El Chiismo No Es Islam.

[48] Más sobre la persecución a Judíos por Cristianos en el medioevo en http://es.wikipedia.org/wiki/Persecución_de_los_judíos_durante_la_Primera_Cruzada.

[49] Más sobre la persecución a Judíos por parte de Cristianos en la Segunda Guerra Mundial en http://www.jcrelations.net/es/?item=1225.

[50] Más sobre la persecución a Cristianos por parte de Judíos durante el Imperio Romano en http://es.wikipedia.org/wiki/Persecución_de_los_cristianos.

[51] Más información sobre la persecución a palestinos y libaneses por parte de Judíos en http://www.laneros.com/showthread.php?t=74341.

[52] Más al respecto en http://www.redtercermundo.org.uy/revista_del_sur/texto_completo.php?id=1195.

[53] Más sobre el terrorismo Islamista contra Judíos y Cristianos en http://spanish.peopledaily.com.cn/spanish/200108/10/sp20010810_48510.html.

[54] Más sobre el terrorismo Islamista contra Musulmanes en http://cumbre.clubmadrid.org/conferencias/inmigracin-est-fallando-la-integracin.html.

[55] Más sobre sionismo cristiano en http://www.musulmanesandaluces.org/hemeroteca/48/sionismo_cristiano.htm.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los Últimos Hallazgos Arqueológicos Bíblicos y la Autenticidad de la Biblia Actual . http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/04/los-ultimos-hallazgos-arqueologicos.html.

De Cómo la Biblia ha Cambiado con el Tiempo. http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/03/de-como-la-biblia-ha-cambiado-con-el.html.

¿Dónde están los hombres como Elías, David, Josué, Daniel... Mujeres como Débora, Ester, María…? (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/02/donde-estan-los-hombres-como-elias.html).

Manifiesto Hacker (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/02/manifiesto-hacker.html).  

Mito y realidad en torno a Moisés y el Éxodo. http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/02/mito-y-realidad-en-torno-moises-y-el.html.

Roma: Origen del Derecho Occidental. http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/01/roma-origen-del-derecho-occidental.html.

Sobre la Relación entre Religión y Ciencia (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/04/sobre-la-relacion-entre-religion-y.html).

Causa y Efecto según los Fundamentalistas Cristianos (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/06/causa-y-efecto-segun-los.html).

Share: