sábado, 29 de octubre de 2011

Serge Latouche. En defensa del decrecimiento. ¿Por qué?

El capitalismo ha fracasado y está llevando a la total destrucción del planeta y, por supuesto, de la humanidad. Pero la gente sigue soñando con un ideal que sólo una mínima parte de los seres humanos ha alcanzado, y sin tener consciencia de que esa mínima parte lo ha hecho a costa de todo el resto de la raza humana. Si estudiosos como Latouche analizaran el sistema socio-económico islámico y su impacto en diferentes sociedades a lo largo de los últimos 14 siglos, entenderían claramente por qué el Islam es una salida viable a la debacle económica actual.

Serge Latouche. En defensa del decrecimiento. ¿Por qué?

“¡Necesitaremos treinta planetas como éste!”



VÍCTOR-M. AMELA – 09/03/2007
Latouche
- ¿Se define usted como objetor del crecimiento? Sí. Yo objeto contra la imperante religión del crecimiento económico. Se venera el crecimiento como fin en sí mismo, se persigue siempre crecer por crecer. ¡Es algo irracional y suicida!

- Yo creía que crecer era bueno.
¿Sí? En Europa, el producto interior bruto en 200 años se ha multiplicado por treinta. Y pregunto: ¿somos hoy treinta veces más felices?

- Entendido.
Consumimos 20 o 30 veces más, ¡eso sí! La lógica imperante es: ¡más, más, siempre más! Eso nos conduce a una colosal presión sobre los recursos naturales, a agotarlos.

- ¿Y a qué ritmo crecemos hoy?
El crecimiento económico europeo, según el PIB, es de un 2% cada año.

- No parece tanto…
Crecer un 2% anual sobre la ya altísima cota de producción y consumo europea ¡es muchísimo! Los recursos son limitados.

- Explotaremos más bolsas de petróleo. Queda menos petróleo cada día. Y su explotación es cada día más costosa. Dentro de unos quince años, un barril costará 400 dólares: ¡eso hará inviable la aviación civil!

- Hallaremos nuevas fuentes de energía.
Los científicos no son tan optimistas al respecto. Por hoy, producir un kilo de carne de vaca europea exige ¡seis litros de petróleo!


- ¿Cómo calcula eso?
Sume el petróleo necesario para fabricar piensos, abonos, para mover tractores y la industria agroalimentaria del ramo, y el matadero, el transporte de la carne

- Entonces la carne se encarecerá…
Además, esas vacas son viables porque fuera de Europa se usan territorios – para cultivar sojas y otros forrajes para sus piensos- cuya superficie equivale a ¡siete veces la de Europa! A cambio, les exportamos residuos.

- Carne por mierda.
¡Un 20% de los habitantes del planeta consume un 86% de los recursos del planeta! Y en la cúspide estamos la llamada clase consumidora mundial: 600 millones de personas (cifra que coincide con los automóviles que circulan en la Tierra), distribuidas así: 300 millones en Europa, 200 millones en EE. UU. y 100 millones en Japón y China. 


- ¡Y todo el resto de la humanidad anhelando entrar también en este club!
Por eso la única salida sensata es decrecer. ¡Fomentar el crecimiento es insensato, sólo conduce a la debacle global!

- ¿En qué medida cada repunte de crecimiento mina recursos naturales?
Lo medimos por la llamada impronta ecológica, que consiste en el impacto que nuestro nivel de vida tiene en el espacio bioproductivo de la Tierra.
 

- ¿Qué entiende por espacio bioproductivo?
Es el espacio que nos surte de alimentos, energía, recursos: el planeta tiene 51.000 millones de hectáreas, de las que 12.000 millones son bioproductivas. ¡De ellas dependemos todos los habitantes del planeta!

- ¿Qué parte de ese espacio me nutre a mí?
Dada la actual población de la Tierra, cada uno deberíamos sostenernos con 1,8 hectáreas de ese espacio bioproductivo.

- Dice “deberíamos”… ¿No es así?  
El actual nivel de vida de los españoles: necesita 14,5 hectáreas por persona/ año para sostenerse. Si todos los habitantes del planeta quisieran vivir como los españoles…, ¡harían falta dos planetas y medio! 
 
- ¿Y si quisieran vivir como los franceses?
Serían necesarios tres planetas.
  
- ¿Y como los estadounidenses?
Seis planetas. 

- ¡Seis planetas!
De seguir creciendo al 2% anual, en el año 2050 la humanidad necesitaría ya explotar 30 planetas como la Tierra para sostener tal crecimiento. Ahora consumimos el patrimonio acumulado por la Tierra en miles de años: hoy quemamos en un año lo que la fotosíntesis tardó 100.000 años en producir.

- ¿Qué deberíamos hacer para frenar esto?
Volver a una impronta ecológica igual a 1 planeta y no más: o sea, sostenernos con 1,8 hectáreas por persona y año. 


- Dicte tres medidas para conseguirlo.
¿Sólo tres? Bien. Una: optimizar el uso de la energía, pues el grupo de estudiosos Nega-wat en un informe ha demostrado que en Francia podríamos consumir ¡cuatro veces menos energía! con similar rendimiento.

- Dos.
Volver a una agricultura ecológica, con abonos naturales y sin pesticidas, y fomentar el localismo agropecuario. Y tres: dejar de derrochar cada año ¡500.000 millones de dólares en publicidad! Esto por higiene espiritual y material: en papel supone 50 kilos de bosque por persona y año. 


- ¿Quiénes son los beneficiarios del actual sistema?
Grandes transnacionales como Monsanto. Y todos nosotros somos a la vez víctimas y verdugos…

- ¿Ha visto la película de Al Gore?
Sí, y aconsejo verla porque te conciencia. Aunque no analiza la lógica del sistema, no denuncia la lógica perversa del crecimiento. No señala responsabilidades.

- ¿Podemos ser ricos de modo sostenible?
Si vinculamos riqueza a consumo material, no. Por eso nuestro mayor desafío actual consiste en redefinir la idea de riqueza: entenderla como satisfacción moral, intelectual, estética, como empleo creativo del ocio.

- ¿Y lo lograremos, profesor?
Lo lograríamos si todos pensásemos como piensa mi amigo el poeta Castoriadis, que siempre me dice: “Yo prefiero adquirir un nuevo amigo a un nuevo coche”. 


Fuente: LA VANGUARDIA.es

----------
Artículos Relacionados

La Crisis del Sistema Financiero: El Islam es la Alternativa: http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/02/la-crisis-del-sistema-financiero-el.html.

Islam y el Dinero Real (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/03/islam-y-el-dinero-real.html).

La Falacia de la "Banca Islámica" (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/03/la-falacia-de-la-banca-islamica.html).

Los intereses y su papel en la economía y la vida (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/11/los-intereses-y-su-papel-en-la-economia.html).

Leyendo la economía de Rodolfo Llinás (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/leyendo-la-economia-de-rodolfo-llinas.html).

El Islam y el Derecho Internacional (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/el-islam-y-el-derecho-internacional.html).

Incompatibilidades Fundamentales entre Nacionalismo y Pacifismo (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/incompatibilidades-fundamentales-entre.html).

Share:

sábado, 22 de octubre de 2011

Una Visión Islámica de la Celebración de Halloween


UNA VISIÓN ISLÁMICA DE LA CELEBRACIÓN DE HALLOWEEN

Por: Said Abdunur Pedraza

Este artículo puede ser descargado en PDF en https://islamhouse.com/es/articles/406219/



Siempre que se acerca el 31 de octubre, vemos por un lado la avalancha publicitaria que invita a celebrar la “fiesta de brujas” o Halloween, y por otro, gran cantidad de folletos, notas y artículos en los que cristianos fundamentalistas, principalmente evangélicos y testigos de Jehová, califican a esta celebración de “satánica” e invitan a todos los creyentes a no sumarse a la tal fiesta. Como respuesta, también se han publicado varios artículos, por parte de los neopaganos, que rechazan la acusación de que se trate de una fiesta satánica, y aseguran que nada tiene que ver con “invocación de demonios.” Pero, ¿cuál es la postura del Islam al respecto? Para comprenderla, veamos primero un resumen de qué es Halloween, cuáles son sus orígenes, y qué se celebra en esa fecha en la época actual.

Halloween

En algunos países de Latinoamérica se le ha conocido como “noche de brujas,” y durante varios años, en Colombia, Alfonso Lisarazo, a través de su programa Sábados Felices, realizó una campaña intensiva para cambiarle el nombre a “día de los niños,” y así no sólo quitarle la connotación de festividad pagana, sino darle protagonismo a la infancia en el país. Sin embargo, en las últimas dos décadas, la hegemónica cultura angloamericana ha logrado que se celebre a la manera gringa y se le llame simplemente Halloween.

El origen de esta palabra está ligado al desarrollo sincrético de la Iglesia Católica de Roma. Una vez el cristianismo heleno de los griegos y macedonios seguidores de Pablo de Tarso fue nombrado como religión imperial romana, y las demás denominaciones y sectas cristianas, en su mayoría judías, fueron perseguidas y exterminadas (incluyendo a los nazarenos originales), la Iglesia de Roma debió consolidar su poder no sólo a través de la persecución de las demás religiones, sino absorbiendo buena parte de sus tradiciones y festividades. Así como la celebración pagana del Solsticio de Invierno fue convertida en la Navidad, y las fiestas indígenas americanas se convirtieron en lo que hoy conocemos como “fiestas patronales” en gran parte de Latinoamérica, la celebración pagana del fin de la temporada de cosechas fue convertida en la celebración católica de Todos los Santos. La noche de la víspera de Todos los Santos es llamada en inglés All Hallows' Eve, expresión que con el tiempo se contrajo a Hallow-e'en y por fin al moderno Halloween.

Origen Celta de la Celebración

Los celtas eran pueblos bárbaros contra los que combatieron largamente los romanos, principalmente en Galia y Britania. Tenían una religión animista y politeísta, caracterizada por los sacrificios humanos, y liderada por los druidas, sacerdotes-brujos que servían como médiums para comunicarse con los antepasados y con los espíritus de las fuerzas de la naturaleza.

Destruidos por los romanos, los celtas perdieron su cultura y su religión, y hoy día es muy poco lo que se sabe de ellos. Sin embargo, algunos defensores del “retorno a la antigua Europa” han pretendido “revivir” la mitología celta en algunas sectas de la new age como el druidismo y la wicca, que son más inventos modernos que verdaderas tradiciones ancestrales. Estas sectas neopaganas celebran algunas de las antiguas fechas paganas como el Samhain irlandés, fiesta de 3 días en la que se celebra el fin de la época de cosechas y el inicio del año nuevo celta.

La creencia pagana es que durante el Samhain, conocido como uno de los cuatro “festivales de fuego” anuales, se corría el velo entre el mundo de los ancestros y este mundo, asegurándose un “libre tránsito” entre el mundo de los vivos y el más allá. Entre las tradiciones estaba encender una vela por cada familiar que hubiera muerto durante ese último año, utilizar disfraces y máscaras para evitar que los muertos resentidos lo encontraran a uno y le hicieran daño o le maldijeran, y poner en las puertas de las casas adornos horrorosos para alejar a los malos espíritus. Los sacerdotes llevaban a cabo celebraciones para facilitar el paso de los muertos al otro lado, servir de médiums para que la gente pudiera comunicarse con sus familiares muertos, y realizar predicciones sobre el futuro.

Del Paganismo al Cristianismo

Invadidos los dominios celtas por los romanos (invasión que culminó con la conquista romana de las islas británicas en 46 a.C.), la celebración del fin de la temporada de cosechas fue absorbida por éstos y asociada a la celebración romana del día de la cosecha, que se llevaba a cabo los últimos días de octubre y primeros de noviembre en honor a la diosa Pomona. Ya que Pomona era la diosa de los árboles frutales, y la manzana era uno de sus símbolos principales, las manzanas se convirtieron en parte fundamental de la celebración de la nueva fiesta, mezcla de celta y romana.

Una vez establecida la Iglesia Católica Romana como la religión oficial del Imperio Romano, el catolicismo se constituyó en la única forma de cristianismo existente en el mundo. Pero quería ser, además, la única religión del planeta. Para ello, pronto descubrieron los líderes de la Iglesia de Roma que las persecuciones, torturas y matanzas no eran suficientes para lograr que la gente renunciara a sus creencias paganas y abandonara sus festividades. De modo que se decidió iniciar un proceso de sincretismo religioso, en el que parte de las tradiciones, festividades y creencias de las religiones paganas, comenzó a mezclarse con las creencias cristianas, derivando en doctrinas que nada tienen que ver con los textos bíblicos ni con las enseñanzas de los profetas, como la doctrina de la Santísima Trinidad, establecida en el siglo IV. Fue dentro de este mismo proceso de sincretismo que la celebración a la diosa Pomona fue absorbida por el cristianismo.

El Día de Todos los Santos era una celebración católica del 13 de mayo (procedente de la celebración del día de Todos los Mártires de la Iglesia de Siria), que tenía su sede principal en un panteón romano (templo pagano a los dioses de Roma) convertido por el papa Bonifacio IV en iglesia en 615. Pero el papa Gregorio III cambió en 741 la fecha de esta celebración al 1 de noviembre para absorber la festividad pagana de Pomona. En 840, el papa Gregorio IV ordenó que la fiesta de Todos los Santos se celebrara universalmente. Debido al cisma de los monofisistas del año 451, las antiguas iglesias orientales, incluida la Iglesia Copta, siguen celebrando el día de Todos los Santos en mayo.

El 31 de octubre, la víspera de Todos los Santos (Halloween) se convirtió así en parte de la celebración católica romana del 1 de noviembre. Muchos siglos después, en 1840, los irlandeses que emigraron a Norteamérica llevaron consigo su forma tradicional de celebrar esta fiesta, y de allí proceden buena parte de las costumbres del Halloween como lo conocemos hoy día.

La Costumbre de Tallar Calabazas

Según una leyenda irlandesa, existió una vez un hombre de tremenda avaricia y enorme maldad, que con sus engaños, mentiras y traiciones se hizo famoso como “competencia” de Satanás en el mal. El propio demonio lo visitó para comprobar lo que se decía de él, y dio fe de que estaba a su altura. Conocido como Jack “El Tacaño,” este personaje hizo una apuesta con el demonio, y al ganarla, éste no podría llamarlo al infierno. Jack creía que así se había librado del tormento eterno, pero al morir le fue negada la entrada al cielo por sus múltiples crímenes. Satanás lo rechazó también, y lo condenó a vagar por el mundo con un nabo hueco en cuyo interior llevaba un carbón ardiendo como única luz para guiarse. Así, se le terminó conociendo como Jack “El de la Linterna”, nombre que en inglés se abrevió a “Jack O’Lantern.” Los irlandeses y escoceses tomaron como costumbre el vaciar nabos, tallarlos y ponerles velas dentro a modo de linternas, para iluminar el camino de los difuntos en Halloween. Al llegar los irlandeses a Estados Unidos, descubrieron que era más fácil vaciar y tallar calabazas que nabos, y de ahí viene dicha tradición. También de ahí proviene el uso de los colores negro (por la noche) y naranja (por las calabazas) como símbolo de Halloween.

Dulce o Travesura

El famoso trick-or-treat proviene por un lado, de la creencia de que en Halloween se abren las puertas del más allá y los espíritus de los muertos tienen permiso para vagar libremente por el mundo, visitando a sus familiares y amigos, e incluso asustando o maldiciendo a quienes los trataron injustamente. Y por otro lado, de la leyenda de “Jack O’Lantern.” Se cree que Jack visita a la gente en Halloween pidiéndoles que hagan trato con él o de lo contrario los maldecirá. Jack supuestamente ocasionaría enfermedad y muerte de animales, cosechas y hasta de los miembros de una familia, por lo que había que hacer trato con él, al costo que fuera. Siglos después, esto se transformó en la costumbre de realizar bromas pesadas durante Halloween. En Estados Unidos permanece la costumbre de ensuciar las puertas, pegar papel higiénico en ellas, o dejar en la entrada de las casas bolsas de papel incendiadas, conteniendo excremento animal. De ahí el “dulce o travesura:” Me das dulce o te hago una broma pesada.

En Dublín acostumbraban los niños a salir disfrazados pidiendo de puerta en puerta nueces o manzanas para la celebración de Halloween, lo que derivaba de la antigua fiesta a Pomona. En la antigüedad también se acostumbraba en Halloween sacrificar animales a los dioses (se sacrificaban aquellos animales viejos o enfermos que no sobrevivirían al invierno que comenzaba) y organizar comidas para compartir con la familia. A dichas comidas se invitaba a los difuntos. La gente también acostumbraba visitar a los sacerdotes o adivinos para conocer qué les deparaba el nuevo año.

Al mezclarse estas tradiciones paganas, derivó la actual costumbre de disfrazar a los niños para que pidan dulces, que es de origen bastante reciente. También la costumbre de los adultos de visitar “casas embrujadas” y realizar fiestas de disfraces para compartir con los amigos.

El Sentido Moderno de Halloween

Hoy día el Halloween es principalmente una fiesta comercial, en la que se busca aumentar las ventas de dulces y disfraces, se organizan concursos de disfraces y fiestas con venta y consumo abundante de alcohol, se llevan a cabo orgías, y algunos pocos grupos oscuros realizan misas negras, sacrificio de animales (principalmente gatos negros) e incluso sacrificio de niños y de muchachas vírgenes. Sin embargo, es principalmente una fiesta infantil que se celebra en colegios e institutos. La costumbre de que los niños salgan en la noche por las calles a pedir dulces se ha ido perdiendo por los riesgos de que los niños sean drogados, envenenados o abusados por algunos cuantos desadaptados y criminales, especialmente en las grandes ciudades. También porque en Halloween aumentan los casos de desapariciones, violaciones, asesinatos y profanaciones de tumbas. También aumentan algunos casos de tráfico de órganos, destinados a la decoración de “casas embrujadas” o a rituales “satánicos.”

Los neopaganos, por supuesto, celebran Halloween como forma de conectarse con tradiciones ancestrales y mantener vivas religiones “originales,” si bien desconocen que en dichas religiones el sacrificio humano tenía un papel preponderante, en especial en la religión druida celta.

El Islam y Halloween

Como hemos visto, la celebración actual de Halloween mezcla el ánimo comercial y de entretenimiento con antiguos rituales dedicados a la adoración de deidades paganas, a la adoración a los ancestros, a la supuesta “comunicación con los muertos,” y a actos de brujería y adivinación. Tanto en la antigüedad como hoy día, muchas de las celebraciones de Halloween involucran el consumo de alcohol u otras sustancias embriagantes o narcóticas.

El Islam, por su parte, se fundamenta en el Taujid, la creencia en la absoluta Unidad y Unicidad de Un Único Dios Verdadero, Creador de todo cuanto existe, Dueño de toda adoración y de toda alabanza, Señor de cada ser humano. El Taujid rechaza, por tanto, cualquier tipo de adoración, ritual o no, a cualquier ser o cosa distinto de Dios. Dirigir oraciones a los santos, imames, profetas o estatuas para que sirvan de intermediarios ante Dios, es una forma de chirk (politeísmo). Hacer súplicas a los muertos, orar en tumbas, pedir favores o intercesión a personas que en vida fueron muy piadosas o a líderes religiosos, son formas de chirk. Y el chirk es el mayor de los pecados. También está prohibida en el Islam toda forma de adivinación y brujería, y todo intento de contactar con el más allá, puesto que si bien ello es imposible, abre la posibilidad de comunicación con los yin, seres de fuego que coexisten en este mundo con los humanos, pero en una dimensión diferente, y entre los cuales, como entre los humanos, hay algunos particularmente malvados, a los que llamamos demonios. Tratar de invocar a los muertos, lo único que puede lograr es permitirle a los demonios hacernos daño.

El Profeta Mujámmad (que las Bendiciones y la Paz de Dios sean con él) nos advirtió: “Cualquiera que imite a una nación, forma parte de ella.” (Recopilado por Dawud). Por lo tanto, los musulmanes debemos evitar cualquier ritual o celebración que sirva como adoración a cualquiera distinto a Dios, o que haya sido originalmente creado con tal fin, aunque haya perdido en parte su significación original. Esto es debido a que en el Islam, no sólo no podemos adorar a nada ni nadie distinto a Dios, sino que sólo podemos adorar a Dios en las formas que Él específicamente ha estipulado en el Corán y que Mujámmad (ByP) nos enseñó durante su vida. Quien imita las celebraciones de los Kufar (quienes niegan u ocultan la verdad al negar a Dios o ponerle copartícipes o asociados), es uno de ellos.

El Profeta Mujámmad (ByP) dijo: “Por Aquel en Cuyas manos está mi vida, se les ha ordenado que hagan el bien y prohíban el mal, o en verdad Dios les castigará. Incluso, sus súplicas serán rechazadas.” (Recopilado por Tirmidi).

Desde el punto de vista islámico, Halloween es una de las peores festividades que se celebran hoy día, debido a sus orígenes, a las costumbres que se mantienen desde antaño, a sus significaciones y a su simbología. Desde un comienzo, Halloween fue una celebración religiosa, una forma de culto, relacionada con brujería, adivinación e invocación de los muertos. Los cristianos lo absorbieron como una de sus celebraciones religiosas, y al hacerlo, cambiaron la pureza del mensaje divino por la conveniencia política para fortalecer la Iglesia. Los neopaganos lo han revivido como una celebración a sus deidades paganas, en parte como rechazo a la influencia cristiana en la historia de Europa. Incluso en su forma secular comercial, como entretenimiento para los niños, Halloween está cargado de ritualismo y simbolismo pagano, incluyendo el uso de imágenes, que está prohibido por el Islam. Por ello, la celebración de Halloween es Jaram (prohibida) incluso para aquellos musulmanes que la consideran inofensiva. El simple hecho de disfrazarse ya es problemático, debido a que el musulmán no debe jamás pretender ser otra persona, sino mostrarse siempre íntegro, honesto y veraz en todos los sentidos.

Los musulmanes debemos evitar imitar los modales y costumbres de los demás, en especial sus indecencias y sus rituales paganos. El Profeta (ByP) dijo: "No llegará la Hora Final sin que antes mis seguidores copien los actos de las naciones anteriores y los sigan muy de cerca, palmo a palmo." (Recopilado por Bujari).

Las únicas celebraciones islámicas son el Id Al-Fiter y el Id Al-Adja. Guardemos nuestros regalos, comidas especiales y energías para esas dos festividades, enseñemos a nuestros hijos a rechazar amablemente las invitaciones a celebrar las fiestas de los Kufar, no los disfracemos y no los enviemos al colegio ese día si allí se va a celebrar esta fecha. En su lugar, expliquémosles por qué los musulmanes no celebramos ese día. Y recordemos las palabras de nuestro Creador:

“¡Oh, creyentes! Los embriagantes, los juegos de apuesta, los altares [sobre los cuales eran degollados los animales como ofrenda para los ídolos] y consultar la suerte valiéndoos de flechas son una obra inmunda de Satanás. Absteneos de ello y así tendréis éxito.” (Corán 5:90)

“Y cuando se les dice: Acercaos a lo que Dios ha revelado y al Mensajero, dicen: «Nos es suficiente con lo que nos transmitieron nuestros padres», aun cuando sus padres no sabían nada ni estaban bien encaminados.” (Corán 5:104).

“¿Acaso no es hora de que los creyentes subyuguen sus corazones al recuerdo de Dios y a la Verdad que ha sido revelada, y de que no se asemejen a quienes recibieron el Libro anteriormente [judíos y cristianos]? A éstos, a medida que transcurría el tiempo se les endurecía el corazón. Y por cierto que muchos de ellos eran corruptos.” (Corán 57:16)

“Éste es Dios, vuestro verdadero Señor. ¿Qué otra cosa hay fuera de la Verdad sino el extravío? ¿Cómo entonces os desviáis? (Corán 10:32)

FUENTES:

Wikipedia. Entradas: Halloween, Samhain, Monofisismo. http://es.wikipedia.org.

Los Verdaderos Orígenes de Halloween, por Isaac Bonewits, traducción de Leonardo Sepúlveda. http://www.neopagan.net/Halloween-Origins_Spanish.html.

Halloween records usual level of heightened crime, arrests. http://www.collegiatetimes.com/stories/14578/halloween-records-usual-level-of-heightened-crime-arrests.

Halloween in Islam, por Huda. http://islam.about.com/od/otherdays/a/halloween.htm.

Halloween: Harmless or Haram? An Islamic Perspective, por Feyoun Khan. http://southernmuslimah.wordpress.com/2007/10/31/halloween-harmless-or-haram-an-islamic-perspective/.

Los Últimos Hallazgos Arqueológicos Bíblicos y la Autenticidad de la Biblia Actual. http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/04/los-ultimos-hallazgos-arqueologicos.html.

Juegos de azar en el Islam. http://www.nurelislam.com/licito/cap4-4.html.

Breve Historia de la Navidad. http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/12/breve-historia-de-la-navidad.html.

Crime Prevention: Halloween Safety. http://troopers.ny.gov/crime_prevention/Halloween_Safety/.

----------
ARTÍCULOS RELACIONADOS


¿Los Chías son Considerados Musulmanes? Una Respuesta Equilibrada (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/04/los-chias-son-considerados-musulmanes.html).

Submitters: La Desviación Numerológica de un Ególatra (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/04/submitters-la-desviacion-numerologica.html).

El Islam y el Derecho Internacional (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/el-islam-y-el-derecho-internacional.html).

¿Es traducible el Corán? (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/es-traducible-el-coran.html).

Reflexiones de un Liberto (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/08/reflexiones-de-un-liberto.html).
Share:

sábado, 8 de octubre de 2011

La unidad ciencia-religión en Isaac Newton


LA UNIDAD CIENCIA-RELIGIÓN EN ISAAC NEWTON


Introducción por Said Abdunur Pedraza



Sir Isaac Newton es uno de los grandes padres de la ciencia moderna, y se le considera una de las mentes más brillantes de todos los tiempos. Las leyes físicas que llevan su nombre constituyen la base de la mecánica clásica. Desarrolló el cálculo integral y diferencial, y contribuyó en la óptica y en otras ramas de la física y la matemática, siendo pionero de la mecánica de fluidos. Calificado por muchos como el “científico más grande en toda la historia.”

Sin embargo, suele olvidarse que Newton dedicó más tiempo al estudio de la religión que al de la ciencia, particularmente en los últimos 30 años de su vida. Profundamente religioso, denostó de la doctrina de la Trinidad por considerarla una forma de idolatría, llegó a la conclusión de que ya en su época no existía iglesia alguna que representara a la religión verdadera, y que la Biblia no era completamente confiable como palabra divina. Aseguró que Dios no estaba limitado por Su creación en forma alguna, y que es posible demostrar la existencia de Dios a través del estudio de la naturaleza, cosa que se propuso constantemente con su trabajo científico.

Aunque muchos oportunistas han querido relacionarlo con órdenes masonas, la verdad es que Newton era un profundo creyente en el monoteísmo puro, por lo que se decantó hacia las antiguas ideas arrianas, más cercanas al Islam que a las formas actuales de Cristianismo. Si bien nunca se hizo musulmán en términos de hacer Chajada, asistir a una mezquita y ayunar en Ramadán, el Islam enseña que Musulmán significa “aquel que voluntariamente obedece la Voluntad de Dios,” que Dios ha puesto en todos los seres humanos una inclinación natural hacia Él, y que todos nacemos musulmanes. Newton, en su búsqueda de la verdad, aceptó que Dios es el Dueño y Señor de todo cuanto existe, que a través de Su creación podemos saber de Su existencia y conocer Su poder, que la razón y el intelecto nos fueron otorgados por Dios y a través de ellos podemos acercarnos a Él, que Dios es Uno y Único y no forma parte de ninguna trinidad ni tiene asociados ni copartícipes, y que la idolatría es el primero y mayor de los pecados. Y todos esos principios son la base fundamental del Islam. Otra coincidencia con el Islam es que Newton consideraba que el Antiguo Testamento era sólo historia, ya no era confiable como revelación, y que el Nuevo Testamento era sólo el registro del ministerio de Jesús cuando intentaba llevar a los hombres de nuevo a la religión verdadera. En efecto, el Islam enseña que la Tora y los Evangelios fueron originalmente revelados por Dios pero alterados por los hombres, y que Jesús fue enviado por Dios para retornar a los judíos a la religión verdadera, que habían perdido al modificar la Tora e inventar leyes rabínicas humanas. También es coincidente con el Islam su creencia de que en el origen de todas las religiones y filosofías, subyace una única verdad, un conocimiento original, que es la religión verdadera, el sometimiento al Creador, el Islam. De suerte que los estudios científicos de Newton eran, en realidad, intentos suyos por develar ese conocimiento original, por acercarse a esos orígenes donde reside la religión verdadera, antes que fuera contaminada por la idolatría. No sabía él que ese conocimiento está recogido en el Corán, que enseña el monoteísmo puro, libera al hombre de toda forma de idolatría, y es el único libro revelado que se ha mantenido intacto hasta nuestros días, y que recoge el mismo mensaje y el mismo conocimiento que le fue revelado a todos los pueblos, en todas las épocas, a través de los Profetas. Al no conocer el Corán, Newton ponía todas sus esperanzas de conocer la verdad en el estudio de la naturaleza y escarbando en la esencia del conocimiento de los antiguos.

Newton afirmó: “Existe un Dios… y un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo el hombre.” Con esta afirmación, declaró que Jesús no era Dios ni tenía naturaleza divina, que era sólo un hombre, un Mensajero de Dios, como enseña el Islam. Su idea de “mediador” en esta frase, por tanto, no era la de “ser objeto de culto para que interceda ante Dios,” que es como los católicos consideran a sus santos y como los chías consideran a sus “imames infalibles.” Lo que Newton refiere aquí es que Jesús es el camino, el ejemplo a seguir, para llegar a Dios, que es también lo que enseña el Islam: todos los profetas enseñaron con su ejemplo el camino a seguir. Cada profeta fue camino de salvación, pues la salvación está en vivir de acuerdo a su ejemplo. Y Mujámmad fue el último de los profetas, quien trajo el mismo mensaje y ejemplo que los demás: Seguir el ejemplo de Mujámmad es seguir el mismo camino trazado por Jesús, Moisés, Abraham y todos los Profetas, que la paz de Dios sea con todos ellos.

Newton, por tanto, declaró a lo largo de su vida que no existe divinidad sino sólo Dios (la ilaja ila Al-Lah) y su trabajo científico lo desarrolló por la causa de Dios (siempre buscó demostrar la falsedad del ateísmo a través de la ciencia), lo que, a ojos de los musulmanes, lo convierte en un musulmán.

Publico a continuación algunos extractos [fragmentos] del artículo “Isaac Newton: ciencia y religión en la unidad de su pensamiento,” elaborado por John Henry, de la Universidad de Edimburgo, en 2007, que puede ser descargado en su totalidad de http://saavedrafajardo.um.es/WEB/archivos/Antioquia/038/Antioquia-038-04.pdf





Isaac Newton: ciencia y religión en la unidad de su pensamiento

Por: John Henry


[…] Una de las principales razones para el éxito de la filosofía natural de Newton fue el papel que ésta tuvo al desarrollar una teología natural valiosa. En la Inglaterra del siglo XVII floreció el uso de los estudios del mundo natural para probar la sabiduría, omnipotencia y benevolencia del Creador, y la obra de Newton fue adoptada rápidamente por los teólogos naturales. Además, Newton mismo publicó las implicaciones teológicas de su propia filosofía natural. Aunque en la primera edición de los Principia no hay ninguna señal de Dios, para la segunda edición (1713) Newton introdujo un “Escolio General” en el que explícitamente discutía la relación entre Dios y su Creación. Al finalizar su análisis, escribió: “Esto concluye la discusión sobre Dios, y tratar a Dios a partir de los fenómenos es ciertamente una parte de la filosofía natural.” Pero mucho antes de esto, en sus escritos inéditos, podemos ver evidencia de la convicción de Newton de que su filosofía natural depende del hecho de que el mundo fue creado por “un Agente voluntario” que es “muy diestro en mecánica y geometría.” A pesar de su silencio sobre Dios en la primera edición de los Principia no tenemos, por tanto, razón alguna para dudar de la verdad de la afirmación de Newton a Richard Bentley, en 1692, según la cual:

Cuando escribí mi tratado sobre nuestro sistema, tenía la atención puesta en que dichos principios pudieran servir para aquellos hombres que tienen en cuenta la creencia en una deidad; y nada me puede regocijar más que encontrarlo útil para tal propósito.

[…] A juzgar por los manuscritos que subsisten de Newton, parece innegable que le dedicó mucho más tiempo, a lo largo de su vida, a estudiar las Escrituras y otros registros Antiguos que a todo lo que se dedicó a las matemáticas o física […].

La teología natural de Newton

Incluso en su primer ejercicio de filosofía natural, el cuaderno de notas universitario titulado Quaestiones quaedam Philosophicae (Ciertas cuestiones de filosofía) escrito entre 1664 y 1665, Newton obviamente consideró que la discusión de Dios efectivamente pertenecía a la filosofía natural. En una breve pero reveladora entrada “Sobre Dios”, Newton declara que el mundo debió haber sido creado por la inteligencia divina. Esto lo llevó a la entrada “Sobre la Creación,” en la que afirma que Dios creó la materia de la nada y que luego la modificó para crear entidades individuales. […]

La teología natural juega un papel prominente en uno de los más tempranos, y más notables, ejercicios de filosofía natural. El tratado manuscrito de Newton intitulado De gravitatione et aequipondio fluidorum (Sobre la gravitación y el equilibrio de los fluidos) fue uno de los primeros intentos, como lo señaló, de tratar con un tema “mediante dos métodos,” matemática y físicamente (o filosóficamente). Este fascinante trabajo escrito probablemente a finales de la década de 1660, o sea como fuere antes de 1672, desarrolla no obstante ideas que Newton continuó sosteniendo y usando mucho después en su carrera. La mayor parte de este tratado, que nunca se completó, tiene que ver con una digresión sobre la naturaleza del espacio y el cuerpo. Tomando como punto de partida una crítica a los argumentos cartesianos sobre la naturaleza relativa del movimiento, Newton empieza a desarrollar su propia noción de espacio absoluto que luego llegaría a ser característica de la cosmología newtoniana.  […]

Es claro que desde sus inicios Newton creía que una correcta apreciación de la naturaleza del espacio era importante de manera crucial para “establecer los verdaderos fundamentos de la ciencias mecánicas” que lo que se podría fundamentar en las nociones cartesianas de extensión. Y no obstante, lo que seguía en De gravitatione tenía que ver mucho más con Dios y su relación con el mundo, que con los fundamentos de las ciencias mecánicas. El espacio no es una sustancia ni una accidente, decía Newton, sino que es, desechando la relevancia tradicional de las categorías aristotélicas, “un efecto emanativo de Dios,” coeterno con Dios y prerrequisito necesario para todo ser.

Ningún ser existe o puede existir sin que esté relacionado con el espacio de alguna manera. Dios está en todas partes, las mentes creadas en algún lugar, y el cuerpo en el lugar que ocupa; y lo que no está en todas partes ni en ningún lugar, no existe.

Newton insiste en que en que no es posible “pensar que el espacio no existe.” Lo que quizá es más notable que el concepto de espacio de Newton es la teoría íntimamente relacionada del cuerpo. Admitiendo desde el principio que la noción de cuerpo es especulativa, Newton no obstante insiste en que “está en el poder de Dios.” Sugiere que el cuerpo puede no ser más que una parte del espacio que Dios, por un acto de voluntad, hace impenetrable:

Si ejerciera este poder,... parece imposible que no debiéramos considerar que este espacio es verdaderamente un cuerpo, a partir de la evidencia de nuestros sentidos… pues será tangible debido a su impenetrabilidad, y visible, opaco y coloreado debido a la reflexión de la luz, y resonará cuando se golpee.

Especulativa como tal, Newton cree que esta teoría sobre el cuerpo tiene una ventaja muy clara sobre las demás:

Pues no podemos postular cuerpos de esta clase sin que al mismo tiempo supongamos que Dios existe, y que ha creado de la nada los cuerpos en el espacio vacío,… Dígase, si así se quiere, cuál de las concepciones ya bien sabidas elucida alguna de estas verdades, o antes bien no se le opone a ninguna de ellas.

Por contraste, Newton inmediatamente sugiere que la concepción cartesiana es “un camino al Ateísmo.” Aquí tenemos, pues, una confirmación anticipada de la afirmación de su amigo, John Craig, según la cual Newton demostró “los errores de la filosofía de Descartes… porque su pensamiento fue hecho con el propósito de ser los fundamentos de la infidelidad.” […]

Determinar la fecha de los manuscritos teológicos con alguna certeza es imposible en la mayoría de los casos, pero resulta bastante claro que desde el comienzo Newton llegó a interesarse de manera particular sobre la relación de Cristo con Dios, y la doctrina de la Trinidad. Por tanto, la naturaleza de Dios, y la divinidad misma fue lo que capturó su atención. El Dios de Newton, el Dios de total dominio, en lo referente a la relación de ese término con los siervos, era también el “Dios del Hijo.” Cristo estaba subordinado a Dios, era un mediador divino entre Dios y la humanidad, pero era un ser creado, no “consustancial” con Dios mismo. Cristo también estaba sujeto al dominio del Dios supremo. La exégesis bíblica de Newton, y la erudición histórica sobre los comienzos de la Iglesia Cristiana lo llevaron a creer que la “verdadera religión”, la de la Cristiandad Apostólica, era la del supuesto hereje Arrio (c. 250 – c. 336), quien había sido condenado por el concilio de Nicea en 325. El Trinitarismo, introducido en la doctrina cristiana por Atanasio (c. 296 – 373), llegó a ser visto por Newton como una perniciosa forma de idolatría que erróneamente adoraba a Cristo como Dios. […]

Mede y More escribieron en sus escritos proféticos sobre “la gran apostasía”, que usaban como punto de partida para las cronologías que desarrollaban. Para ellos, la apostasía ocurrió cuando la iglesia apostólica se convirtió en la iglesia católica romana, hacia finales del reino del emperador Teodosio (346-395). Esta fecha les permitió sugerir que la iglesia anglicana era la iglesia apostólica restaurada. No obstante, para Newton la iglesia anglicana no era menos trinitaria, y por tanto idólatra, que el catolicismo, y de esa manera no podía representar la fe apostólica. Para él, la gran apostasía era el trinitarismo el cual a su parecer no triunfó en la iglesia sino hasta alrededor de 607. A diferencia de More y Mede, Newton no vio nada en su propia época que se pareciera ni siquiera remotamente a la verdadera iglesia. En lugar de usar la exégesis de las profecías para establecer la verdad del anglicanismo, más bien la usó para demostrar nuevamente el dominio de Dios sobre la humanidad y su historia. Las “historias de las cosas por venir” que Newton observó en los libros proféticos, testimoniaban el control de Dios sobre el desarrollo de la Iglesia y su gente. […]

La teología voluntarista de Newton

En vista del hecho de que los principios activos en la materia, como las fuerzas atractivas y repulsivas, estaban destinados a demostrar la existencia de Dios, Newton no dejó de mencionarlo en sus primeros escritos. Sin embargo, lo que resulta significativo es que no se contentara simplemente con afirmar Su existencia —muestra claros signos de que estaba interesado en afirmar un tipo particular de teología. Por ejemplo, en uno de los primeros trabajos de alquimia que hemos mencionado, la “Vegetación de los metales”, Newton insistió en que “El mundo pudo haber sido de una forma diferente a la actual” porque fue creado por Dios en virtud de “una determinación voluntaria y libre.” En afirmaciones como ésta Newton anuncia que se suscribe a lo que se llama teología voluntarista, en la que se hace énfasis en la absoluta omnipotencia de Dios, y su completa libertad al crear el mundo. La posición teológica opuesta, adoptada por el gran rival de Newton, G.W. Leibniz, se conoce como teología intelectualista o necesitarismo, la cual adoptó la concepción según la cual Dios estaba restringido en la Creación del mundo por ciertas valores absolutos —en particular Dios estaba obligado por su suprema bondad a crear el mejor de los mundos posibles.

Tal vez, el ejemplo más claro de la teología voluntarista de Newton aparece, como hemos visto, en el temprano De gravitatione et aequipondio fluidorum, donde afirma que ha “deducido una descripción de la naturaleza corpórea… de tal forma que puede parecer que Dios… ha creado el mundo solamente por el acto de voluntad.” De manera parecida, en su “Hipótesis sobre la luz” defendió la noción de que la luz puede contener un principio de movimiento por el cual se afirma la irrestricta omnipotencia de Dios. “Dios, quien le dio a los animales movimiento propio más allá de nuestra comprensión,” escribió, “sin duda es capaz de implantar otros principios de movimiento a los cuerpos, los cuales podemos entender un poco.” En De aere et aethere propuso, como causa de repulsión entre las partículas de los cuerpos, que “Dios pudo haber creado cierta naturaleza incorpórea que intenta repeler los cuerpos y hacerlos menos compactos.”

Estos principios, en consecuencia, actúan como los siervos de Dios; ellos son las causas secundarias que demuestran su poder y dominio sobre el mundo. “Lo conocemos sólo por las sapientísimas y óptimas estructuras y causas finales,” escribió Newton en el Escolio General, y continuó diciendo que “un dios sin dominio, providencia y causas finales no es nada más que hado y naturaleza” o “ciega necesidad metafísica.” Newton creía que había hecho patente que Dios no era mera necesidad ciega porque había demostrado la existencia de los principios activos que debieron haber sido añadidos a la materia pasiva en la Creación, y además que Dios había sido perfectamente libre de crearlos o no. […]

Isaac Newton, ¿Deísta?

Ahora bien, parece perfectamente claro que la filosofía natural de Newton estaba, desde sus comienzos, vinculada a la teología natural, una manera de probar la existencia y atributos de Dios mediante el estudio de los detalles del mundo natural. […] La unidad de propósito de los escritos de Newton está fuertemente confirmada por el hecho de que alguna que otra vez aludió a sus investigaciones históricas y de la escritura en sus escritos científicos. En particular, Newton no pudo abstenerse de aludir a las conclusiones a las que llegó en un trabajo de teología histórica de gran importancia, reelaborado muchas veces, pero nuevamente inconcluso, intitulado Theologiae gentilis origines philosophicae (“Los orígenes filosóficos de la teología gentil”). Basado en la convicción de que la idolatría en algún momento fue el pecado fundamental, y en que “al mundo le encanta ser engañado”, Newton sostuvo que el verdadero culto era el culto a un Dios verdadero, pero que primero había sido corrompido en idolatría después de la muerte de Noé. Todos los pueblos antiguos adoraban a los mismos doce dioses bajo diferentes nombres, sostenía Newton, y aunque los identificaron como sus propios reyes o héroes, derivaban de Noé, sus hijos y sus nietos. Periódicamente Dios trataba de hacer volver a los pueblos a la verdadera religión monoteísta mediante el envío de profetas como Moisés y Jesús, pero la mayoría siempre volvía a la idolatría; incluso la religión cristiana, al adorar a Cristo como Dios y a la Trinidad se volvió idólatra. Según la investigación histórica de Newton sobre los orígenes de la teología gentil, incluso la cristiandad “no era más verdadera y no se volvió menos corrupta” que otras religiones anteriores. […]

Resulta muy claro a partir de esto, que la investigación de Newton por descubrir la verdadera religión lo llevó encontrar en los registros antiguos una religión que se basaba por completo en la teología natural —la creencia en que Dios podía descubrirse a través de su creación. […] Los “Escolios Clásicos” deberían verse como intentos posteriores de Newton por entender la historia de la fe original antes de que se corrompiera por la idolatría, o como si fuera vuelta a capturar por posteriores pensadores; y para mostrar la íntima relación entre la fe verdadera de una parte, y la verdadera filosofía natural (newtoniana) y la teología natural, de la otra.

Las alusiones a la comprensión por parte de Newton de las vicisitudes históricas de la fe verdadera, como se desarrollan en los Theologiae gentilis origines philosophicae, aparecen una y otra vez en sus obras. Aparece en el “Breve esquema sobre la verdadera religión”, por ejemplo, cuando se nos habla de que “la religión de los primeros tiempos hasta que abandonaron el culto correcto del Dios verdadero” y “se corrompieron” al volverse a la idolatría y la inmoralidad. […] La filosofía natural no sólo lleva a la teología natural, da a entender Newton, sino a un sentido mejorado de la moralidad, y quizá incluso a otra renovación de la religión verdadera que había florecido antes de Noé y sus hijos.

Si la filosofía natural se perfeccionara en todas sus partes siguiendo este método, los límites de la filosofía moral también se ampliarían, pues en la medida en que podamos saber por la filosofía natural cuál es la causa primera, qué poder tiene sobre nosotros y qué beneficios recibimos de Él, tanto como nuestras obligaciones con Él como hacia el prójimo, de la misma manera nos aparecerá por la luz de la naturaleza. Y, sin duda, si el culto a falsos dioses no hubiera cegado a los gentiles, su filosofía moral hubiera ido más lejos de las cuatro virtudes cardinales; y en lugar de enseñarnos la trasmigración de las almas y a adorar el Sol y la Luna y los Héroes muertos, nos hubieran enseñado a adorar a nuestro verdadero Autor y Benefactor, como hicieron sus ancestros bajo el gobierno de Noé y sus hijos antes de corromperse. [Isaac Newton, Opticks, Query 31, pp. 405-6].

----------
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Sobre la Relación entre Religión y Ciencia (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/04/sobre-la-relacion-entre-religion-y.html).

La Biblia y la Sangre (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/06/la-biblia-y-la-sangre.html).

Roma: Origen del Derecho Occidental (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/01/roma-origen-del-derecho-occidental.html).

Inventos Musulmanes que Dieron Forma al Mundo Moderno (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/05/inventos-musulmanes-que-dieron-forma-al.html).

¿Hasta dónde se interesa el Islam por el conocimiento? (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/bismil-laji-rajmani-rajim-en-el-nombre.html).

Share:

¿Los Hombres son Superiores a las Mujeres?



¿LOS HOMBRES SON SUPERIORES A LAS MUJERES?

Reflexiones sobre la obediencia de la mujer musulmana hacia su esposo

Por: Said Abdunur Pedraza




Albert Kazimirski de Biberstein es un hombre que pasa a la historia como el padre de las modernas traducciones retorcidas e islamófobas del Corán. Orientalista polaco judío, trabajó como intérprete de la Legión Francesa en Persia. Allí tomó la traducción del Corán hecha al latín por Ludovico Marracci en 1698, y con base en ella publicó en 1869 una traducción del texto coránico al francés. Marracci, en su época, buscaba desprestigiar al Islam y difundir todo tipo de falsos estereotipos y leyendas absurdas sobre los musulmanes. Y Kazimirski llevó esto a las nuevas generaciones de su tiempo, con creces. Gracias a ello, esta traducción, malintencionada y llena de comentarios que exhiben desde un desconocimiento profundo del Islam hasta una abierta islamofobia, ha servido de base a la mayoría de las traducciones en español que se consiguen en las librerías, y que son igual o peor de malintencionadas que esta: La de Juan Bautista Bergua, la de Vicente Ortiz de la Puebla, la de Joaquín García Bravo y la de J.C.P.R., son todas traducciones amañadas que buscan denostar del Islam, mancillar su nombre y fomentar el odio contra los musulmanes. Generalmente, cuando en los medios de comunicación o en los sitios Web se busca citar un aparte del Corán, descontextualizándolo para mostrarlo como una “atrocidad,” se cita alguna de estas traducciones.

Y precisamente cuando se trata de hablar de la mujer en el Islam, hay dos citas que son favoritas para atacar a los musulmanes: La primera es sura (capítulo) 2, aleya (versículo) 228. En la traducción de Bergua dice “que los hombres tengan preeminencia sobre las mujeres,” traducción casi idéntica a la de Ortiz de la Puebla. Y en la de J.C.P.R. aparece: “Los maridos son primero que sus mujeres.” Esta última agrega el siguiente comentario al respecto: “Literalmente: tienen un grado por encima; es decir, les son superiores.”

La segunda es 4:34 (que en las traducciones derivadas de la de Kazimirski aparece como 4:38). Bergua traduce: “Los hombres son superiores a las mujeres por el hecho de haber elevado Alá a unos por encima de los otros, y también por el hecho de ser los hombres los que gastan de lo que tienen (para las necesidades de la vida). Las mujeres virtuosas son abnegadas y conservan con cuidado en ausencia de sus maridos lo que con todo cuidado ha conservado Alá para ellas (su virtud). En cuanto a aquellas de las cuales teméis su mala conducta, advertidlas y relegadlas en sus alcobas y pegadlas, pero si os obedecen no busquéis otro camino contra ellas (no las repudiéis).” Por su parte, Joaquín García Bravo traduce: “Los hombres son superiores a las mujeres a causa de las cualidades por medio de las cuales Dios ha elevado a éstos por encima de aquéllas, y porque los hombres emplean sus bienes en dotar a las mujeres. Las mujeres virtuosas son obedientes y sumisas: conservan cuidadosamente durante la ausencia de sus maridos, lo que Dios ha ordenado que conserve intacto. Reprenderéis a aquella cuya desobediencia temáis; las relegaréis en lechos aparte, las azotaréis; pero, tan pronto como ellas os obedezcan, no les busquéis camorra” (este pasaje aparece idéntico en J.C.P.R.)

La palabra que García Bravo, Vicente Ortiz y J.C.P.R. traducen como “azotar,” que Bergua y Cortés traducen por “pegar,” y que otros traductores como Vernet traducen por “golpear,” es dáraba. Esta es una palabra árabe interesante, puesto que tiene una enorme multitud de significados. Hace muchos años, un profesor de inglés me dijo: “Para saber si un diccionario de inglés es bueno antes de comprarlo, busca la palabra get. Si tiene menos de 20 significados y variaciones, el diccionario no sirve.” Pues bien, la palabra dáraba es mucho más amplia en significados y variaciones en árabe que el get del inglés. Hay una completa disertación acerca de por qué es erróneo traducir daraba por golpear en el artículo “Sobre la Ilicitud de Golpear a la Esposa” [1]. Para resumir, cito a al-Fudhail ibn Aiadh: “Por Al-Lah, si no está permitido que lastimen a un perro o a un cerdo sin una razón válida, ¿cómo pueden lastimar a un musulmán?” [2] Con mucha menor razón puede el Corán incitar a la violencia contra la esposa. Todo maltrato y toda forma de tortura están prohibidos en el Islam, tanto contra animales como contra seres humanos, incluso contra esclavos, siervos o prisioneros de guerra. En ese marco general, el maltrato hacia la esposa es absolutamente inaceptable. La traducción de Mouheddine y Sánchez, una de las mejores al español hasta ahora (revisada por expertos en teología y en derecho islámicos [3]), muestra así el texto de 4:34:

“Las mujeres piadosas obedecen a Al-lah y a sus maridos, y cuidan en ausencia de ellos [su honor y sus bienes] encomendándose a Al-lah. A aquellas de quienes temáis que se rebelen, exhortadlas y dejadlas solas en sus lechos [sin cohabitar], o recurrid a otra medida para que recapaciten; si os obedecen no las maltratéis.” (4:34).
Y en la traducción de Isa García [4], otra de las mejores al español y la única dirigida específicamente al público latinoamericano, se lee así esta aleya:
“Las mujeres piadosas e íntegras obedecen a Dios y en ausencia de su marido se mantienen fieles, tal como Dios manda. A aquellas de quienes teman maltrato y animadversión, exhórtenlas, tomen distancia no compartiendo el lecho, y por último pongan un límite físico; si les obedecen [en lo que Dios ordena], no les reclamen ni recriminen más.” (4:34).
El Corán se refiere a la esposa rebelde y le dice al marido que, en aras de evitar el caos en el hogar, siga un procedimiento juicioso para calmar los ánimos y volver a la armonía: primero, hable con su esposa, llegue a un acuerdo, busque una solución diplomática. Si tras varios intentos eso no funciona, no vuelva a dormir con ella, quizá por una noche, quizá por varias, hasta que esté más tranquila y más dada al diálogo. Si pasa el tiempo y nada de ello funciona, busque darle un impacto, es decir: Usted, señor marido, es el que mejor conoce a su esposa, es el que mejor debe saber cómo impactarla, cómo llamar su atención, de forma que reaccione y cambie su actitud, sin lastimarla, sin recurrir a la violencia, sin poner en riesgo su integridad física y moral. Y en cuanto la esposa entre en razón, olvide el asunto, no guarde rencor, no insista en el tema, hable con ella y vuelvan a dormir juntos. El ejemplo lo tenemos en el Profeta (que las Bendiciones y la Paz de Dios sean con él), quien ante una rebelión general de sus esposas, se fue de casa y no volvió a dormir en ella durante aproximadamente un mes. Esa fue su dáraba hacia sus esposas. Pero él jamás levantó su mano contra mujer alguna en toda su vida.

¿Y quién es una esposa rebelde? La que no es obediente a su esposo, así que veamos un poco más a fondo el tema de la obediencia de la esposa hacia su marido, que es el centro de este artículo. El arabista español Julio Cortés hace una traducción mucho más honesta, aunque desprovista del necesario conocimiento del Islam y de las ciencias coránicas. Él traduce “los hombres tienen autoridad sobre las mujeres,” donde los otros ponen “los hombres son superiores a las mujeres.” Por su parte, Hallak, un musulmán que hace una traducción más acertada, pone “los hombres tienen cierto predominio sobre las mujeres,” e Isa García: “Los hombres son responsables del cuidado de las mujeres.” ¿En qué consiste, entonces, la supuesta superioridad del hombre sobre la mujer, y la obediencia de la mujer hacia su marido?

Dios, en efecto, ha puesto al hombre un grado por encima de la mujer, mas no en el sentido de que sea mejor, preferido o superior a ella. Tampoco en el sentido de que sea más completo o mejor configurado. Sino que tiene un grado de responsabilidad por encima de ella, pues él es la cabeza del hogar, él debe proveer a la familia, y es él quien debe tomar decisiones y asumir responsabilidades en nombre de los miembros de su hogar. Y de allí deriva la obediencia que Dios le ordena a la mujer hacia su esposo.

El Profeta (ByP) dijo: «La mejor de las mujeres es la que alegra tu mirada, que te obedece y que, cuando te ausentas, no mancilla tu lecho y preserva tus bienes.» (Recopilado por Ajmad, Abu Dawud y Nassai).

También, el Profeta Mujámmad (ByP) dijo: «Si una mujer reza sus cinco oraciones diarias, ayuna el mes de Ramadán, obedece a su esposo y guarda su pureza, entonces le será dicho: ‘Entra al Paraíso por la puerta que desees’.» (Recopilado por Ajmad y Tabarani).

Y dijo (ByP): «Este mundo es solamente de conveniencias temporales, y el mejor consuelo en este mundo es una mujer piadosa.» (Recopilado por Muslim).

En la traducción de Isa García se lee en 2:228:

“Ellas tienen tanto el derecho al buen trato como la obligación de tratar bien a sus maridos. Y los hombres tienen un grado superior [de responsabilidad] al de ellas; Dios es Poderoso, Sabio.”

Con base en estos textos, provenientes del Corán y de la Suna (tradición) auténtica del Profeta (ByP), pongo a consideración de los lectores las siguientes reflexiones:

  1. Toda organización, institución y estructura social humana requiere una cabeza, líder o representante. El matrimonio es una institución y Al-lah ha establecido que el líder de la misma sea el esposo. Si él no ejerce correctamente esta función, el matrimonio colapsará. Si él delega esta función en su esposa, ella no podrá cumplir con sus funciones y habrá caos. Y si ambos asumen esta función, el matrimonio será un monstruo de dos cabezas. En un buen matrimonio, ambos cónyuges se colaboran mutuamente en el cumplimiento de sus funciones, pero cada uno tiene sus responsabilidades y su prioridad es cumplir con ellas. Por ejemplo, el esposo debe ayudar a su esposa con las labores del hogar, tal y como hacía el Profeta (ByP), pero no puede dedicarse a las labores del hogar y descuidar su trabajo, con el que provee a la familia. En este sentido, dijo el Mensajero de Dios (ByP): «Cada uno de vosotros es un pastor, y cada uno es responsable de aquellos bajo su custodia. Un gobernante es un pastor, un hombre es el pastor de su familia, una mujer es la pastora de la casa de su marido y de sus hijos. Porque cada uno de vosotros es un pastor, y cada uno es responsable de quienes estén bajo su custodia». (Recopilado por Bujari y por Muslim). Por eso, en 4:34 Abboud y Castellanos traducen “los hombres son los pastores de las mujeres,” en lugar del “los hombres son superiores a las mujeres” de las traducciones islamófobas.
     _
  2. Al-lah ha asignado al esposo la función de ser el proveedor del hogar y le ha dado a la esposa el derecho a ser mantenida. Siendo así, el esposo invierte trabajo y dinero en la mujer, y ella lo respalda con sus atenciones y su obediencia. De este modo, él no se siente resentido por esforzarse y dar su dinero a alguien que se rebela contra él, y ella no se siente resentida por obedecer a alguien que no cuida de ella ni le provee lo que necesita. La mujer puede, si desea, trabajar y devengar un sueldo, siempre que esto no le implique abandonar sus responsabilidades en el hogar. Pero aún en ese caso, lo que ella gane es suyo y no tiene obligación de compartirlo con el esposo ni darlo al hogar. La obligación de mantener económicamente a la familia recae completamente en el hombre.
    _
  3. La obediencia de la mujer al hombre no puede ser ciega. En todos los casos de obediencia (a los padres, a los gobernantes, al esposo, etc.) hay un principio islámico básico: Ningún musulmán, hombre o mujer, puede obedecer a algo o alguien que lo lleve a realizar o le ordene hacer cualquier cosa que vaya contra la legislación islámica. La mujer, por ejemplo, no puede obedecer al esposo si él le pide tener relaciones sexuales durante la menstruación, o si le prohíbe hacer sus oraciones obligatorias. Del mismo modo que un soldado musulmán no debe obedecer a un superior que le ordene torturar a un prisionero.
    _
  4. Tomar decisiones implica asumir responsabilidades. Al-lah ha puesto en el esposo la carga de tomar decisiones y asumir las consecuencias de las mismas, pues él es quien debe proteger a su familia, cuidar de su esposa y de su hogar, y brindarles lo que necesitan. Esto, sin embargo, debe realizarse con el método islámico: El hombre consulta con su esposa, incluso con los hijos u otros miembros de la familia si es del caso. Pero él es quien da la última palabra, tomando una decisión que debe ser siempre analizada teniendo en mente qué es lo mejor para la vida, la muerte y la religión de sí mismo y de los miembros de su hogar. Un hombre incapaz de tomar decisiones no podrá llevar el timón del matrimonio y esto llevará tarde o temprano al desastre. Un hombre que imponga su criterio sin consultar con su esposa, estará sembrando en ella la discordia. Una mujer que suela rechazar las decisiones que toma su esposo, será un lastre que hundirá ese barco.

En todo caso, el hombre que sólo busca oprimir a la mujer obligándola a obedecer sus caprichos, o que por terquedad tome malas decisiones de forma reiterativa, está actuando en contra de lo que el Profeta (ByP) enseñó, y eso puede llegar a ser causal de divorcio.

La obediencia de la esposa a su marido es muy importante, y esto se nota en las situaciones de crisis. Una esposa desobediente puede poner en grave riesgo a su familia al no confiar en las decisiones de su esposo y no seguir sus instrucciones en caso de peligro.

En resumen, siempre que el esposo se esfuerce en ser un buen musulmán, la mujer le debe obediencia, no por sometimiento a él sino por obediencia a Al-lah. Por ello, la obediencia de la mujer a su esposo termina donde ésta entre en conflicto con su obediencia a Al-lah.

En todo caso y en toda situación, la obediencia de la mujer hacia su esposo, y la forma como el hombre debe lidiar con la esposa si ella actúa de forma que pueda lesionar el bien del hogar en su conjunto, debe enmarcarse en el espíritu islámico expuesto en estos textos:

“Entre Sus signos está haber creado cónyuges de entre ustedes para que encuentren sosiego, y dispuso entre ustedes amor y misericordia. En ello hay signos para quienes reflexionan.” (Corán 30:21).

“Al creyente que obre rectamente, sea varón o mujer, le concederé una vida buena y le multiplicaré la recompensa de sus buenas obras.” (Corán 16:97).

El Profeta (ByP) dijo: “Las mujeres son la mitad gemela del hombre.” (Recopilado por Ahmad, Abu Dawud y Tirmidi [Ibn Al-Qattan: Sahih]).

El Profeta (ByP) dijo: “Los creyentes que muestran la fe más perfecta son aquellos que tienen buen carácter, y el mejor de entre vosotros es aquel que sea más bueno con su mujer.” (Recopilado por Tirmidi).

Abu Bakr una vez preguntó al Profeta (ByP) cuál era la mejor cosa para ser atesorada, y él (ByP) replicó: “La lengua en recuerdo de Al-Lah, el corazón lleno con agradecimientos hacia Al-Lah, y una esposa piadosa quien ayuda en los hechos virtuosos.”

“Ellas son vuestra protección y vosotros la suya.” (Corán 2:187).

Y nunca olvidar un consejo básico para todo matrimonio: “¡Oh, creyentes! Tengan paciencia, perseverancia, defiéndanse y tengan temor de Dios, que así tendrán éxito.” (Corán 3:200).

Y Al-lah sabe más.


----------
NOTAS

[1] http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/06/sobre-la-ilicitud-de-golpear-la-esposa.html.

[2] Tomado de “Manual para el Nuevo Musulmán,” Jamaal Zarabozo, traducción de Isa García. http://d1.islamhouse.com/data/es/ih_books/single/es_Manual_para_el_nuevo_musulman.pdf.

[3] La traducción de Mouheddine y Sánchez, publicada por IIPH, está disponible en http://www.nurelislam.com/coran/index.htm.

[4] La traducción del Lic. Isa García está disponible en PDF en http://islamhouse.com/es/books/735228/

Artículos Relacionados

La mujer en la cultura arabo-musulmana (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/la-mujer-en-la-cultura-arabo-musulmana.html).

Derechos y deberes de la mujer en el Islam (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/derechos-y-deberes-de-la-mujer-en-el.html).

La liberación de la mujer a través del Islam (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/la-liberacion-de-la-mujer-traves-del.html).

Problemas de las mujeres en el mundo de hoy (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/02/problemas-de-las-mujeres-en-el-mundo-de.html).

Sobre la Ilicitud de Golpear a la Esposa (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/06/sobre-la-ilicitud-de-golpear-la-esposa.html).

Sobre la Burka y su historia (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/sobre-la-burka-y-su-historia.html).

El falso caso del matrimonio de 450 niñas en Gaza (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/el-falso-caso-del-matrimonio-de-450.html).
Share: