miércoles, 30 de diciembre de 2009

Los Mitos Sobre el Islam


Los Mitos Sobre el Islam

por Dra. Asma Lamrabet



Conferencia prononciada por la ensayista y pediatra musulmana marroquí Asma Lamrabet, el 23 de noviembre 2001, en la universidad de Chile. Agrego al final un video de un islamófobo que cuenta cómo superó los prejuicios contra el Islam y se hizo musulmán.


Quizás ninguna civilización ha conocido tantos mitos y leyendas como la civilización arabo-musulmana. Ha despertado siempre pasiones, admiración, pero también resentimientos y odios. En todo caso, jamás dejó alguien indiferente. Pero antes de hablar de los mitos, quisiera hacer una breve presentación del Islam como civilización y como religión.

Islam

Él término Islam viene de las raíces árabes: Salam, que quiere decir Paz, e Islam quiere decir: Sumisión a Dios. Ser musulmán es someterse a Dios (véase el artículo ¿Quién es Al-Lah?). Aquí, esta definición siempre me hace recordar un sacerdote francés, Michel Legrand, muy metido en el dialogo intercultural, y que dice ser un “católico musulmán” (véase el artículo Romper Esquemas). El Islam es una religión monoteísta cuyo mensaje es la continuación de las dos otras religiones monoteístas: Judaísmo y Cristianismo. Todo musulmán cree en un Dios único y misericordioso, en todos sus profetas desde Noé, Abraham, Moisés, Jesús hijo de la virgen María (la Paz de Dios sea con todos ellos), y Mujámmad (Bendiciones y Paz de Dios sobre él) que es el último mensajero de Dios en la tierra. Todos esos profetas son iguales para un musulmán y sus mensajes han sido los mismos. El profeta del Islam no vino con un nuevo mensaje sino que confirmó y recordó los anteriores mensajes universales a los seres humanos de esta tierra. Ser musulmán es también creer en los ángeles, en el juicio final, en el infierno y en el paraíso.

Es en el año 611, en Meca, en la península arábiga, que el profeta recibió el primer mensaje a través del ángel Gabriel (P). Hay que recordar que en estos tiempos, los árabes de esta región eran politeístas y paganos, muy divididos en tribus y clanes de nómadas. Estos últimos desde la aparición del Islam han luchado de manera feroz contra el profeta y sus primeros seguidores. Había también una minoría de cristianos y judíos que reconocieron el mensaje del Islam (tenía el mismo sentido espiritual que sus religiones) mientras otros se quedaron con su fe pero haciendo pacto de fidelidad con el profeta Mujámmad (ByP).

Las revelaciones del Corán se extendieron durante 23 años (y eran conocidas de memoria, así como transcritas por parte de muchos compañeros del profeta). Es muy importante saber que el Corán no fue revelado en un mismo tiempo, porque gran parte de los versículos fueron revelados según el contexto, según un evento o hecho preciso de este periodo o como pregunta a una inquietud precisa. En el año 651, pocos años después la muerte del profeta, se hizo la compilación del Corán en su forma actual y sigue exactamente igual hasta ahora sin ninguna modificación (contamos con 2 copias originales en los museos de Berlín y Estambul).

Los musulmanes tenemos dos referencias en la religión: En primer lugar el Corán, que es el libro sagrado, y en segundo lugar la tradición del profeta (sunna). El Corán está escrito en árabe y reconocido por todos los historiadores y eruditos a través de la historia, como un milagro de la lingüística árabe, y gracias al Corán el idioma árabe conoció sus reglas de gramática y de vocabulario. El Corán es antes de todo un himno a la belleza de la creación de Dios, a la grandeza del universo, un llamado a la paz y al amor entre los pueblos de esta tierra, y también un llamado a la justicia social (véase el artículo ¿Es traducible el Corán?). La tradición del profeta es una compilación hecha de manera minuciosa por ilustres sabios sobre los hechos y dichos del profeta, y que completa, confirma y explica el contenido del Corán.

El termino Islam incluye la civilización y el culto. La civilización del Islam tiene 14 siglos y está constituida de la cultura, el arte, arquitectura, tradiciones... Esta civilización es tremendamente diversa, por lo que hay que recordar que apenas 70 años después de la muerte del profeta, el Islam llego hasta occidente en la tierra española, Sicilia, hasta los pirineos franceses, pasando por el medio oriente, África del norte, y de otra parte hasta Turquía, Irán, Indonesia e India. El Islam, desde el punto de vista del culto, es muy sencillo, porque es un culto sin imágenes ni íconos, sin intermediarios ni clérigos. Es un contacto directo con Dios, una relación pura entre el ser humano y su creador. En el culto tenemos dos partes: Los rituales y los actos de la vida social o la conducta. El ritual es lo que hace el cimiento del Islam y está compuesto de los cinco pilares que son inmutables: El testimonio de que Dios es único y Mujámmad (ByP) su profeta, la oración o Salá cinco veces al día, el Azaque, que es un impuesto sobre las ganancias anuales que se debe dar a los pobres y necesitados, el Ayuno del mes de Ramadán y la peregrinación a la Meca una vez en la vida por los que lo puedan hacer. La conducta social es mudable según el contexto, el tiempo y las tradiciones locales de cada región, lo que explica por qué el Islam como religión se adapta muy fácilmente dentro de culturas tan diferentes como la de África, Asia o de los Balcanes en Europa.

Los mitos sobre el Islam

Los mitos son innombrables y sus orígenes múltiples, entre todos, primero, el hecho de que la civilización islámica se implantó sobre culturas tan diversas y diferentes, que al final se confundieron religión y tradiciones locales o costumbres geográficas. Algunas prácticas de países africanos musulmanes, por ejemplo, existían antes de la llegada del Islam y persisten hasta ahora, lo que hace que dichas prácticas fueran consideradas inherentes al Islam como religión. En el segundo lugar, hay que destacar el hecho que muchos mitos fueron generados en Occidente, quizás muchas veces por ignorancia, por miedo, por temor al otro, a los que son diferentes, pero también por intereses políticos o geoestratégicos, como lo que hizo la colonización y sus tragedias (véase el artículo Sobre la Burka y su historia). Basta ver hoy en día las películas de Hollywood, para ver cuántos relatos falsos y propaganda nefasta sobre el árabe y el musulmán se hace en el nombre del “arte” (véase el artículo De Engaños y Mentiras). Pero pienso sinceramente que no es siempre la culpa de los demás. Muchos de estos mitos fueron alimentados por la propia ignorancia de los musulmanes mismos, ignorancia del verdadero contenido de su mensaje, de su historia. Muchas veces sin quererlo, y por una mala interpretación de la enseñanza del Corán, han dado la peor imagen sobre su religión. Voy a intentar subrayar algunos mitos famosos y sobre todo los que son hoy de actualidad.
  1. El Islam religión de los Árabes: Es cierto que el Corán fue revelado en árabe y en una región de Arabia. Pero en este mismo Corán ninguna palabra vino dirigida a los árabes en particular. Es un mensaje universal donde Dios se dirige a todos los humanos sin discriminación de raza, color, credo u origen geográfico. Otra prueba de eso es que hoy en día, los árabes no representan más del 18% del mundo musulmán, y dentro de esos árabes muchos son de confesión cristiana y judía —por ejemplo, en Marruecos la segunda religión es la judía—. En el Líbano, el cristianismo y el Islam comparten el 50% cada uno. En Palestina, Siria y Jordania, también hay árabes cristianos. En un país árabe, el cristiano es de fe cristiana pero hace parte integrante de la civilización islámica, y no hay contradicción entre su fe cristiana y sus tradiciones musulmanas árabes. Ese es también el caso de los cristianos coptos de Egipto. Recordemos que los países más grandes y más poblados del mundo islámico son Indonesia y Pakistán, y no son países árabes (véase la nota Casi una de cada cuatro personas es musulmana).

  2. El Islam es una religión de intolerancia: La intolerancia va en contra de los principios fundamentales del Islam. El Corán subraya rotundamente que: No hay coacción en los asuntos de religión, es decir, nadie tiene derecho de hacer ninguna imposición sobre otro en los asuntos de la fe. Es la libertad del culto por excelencia. El Corán insiste en muchos versículos sobre el término de los creyentes: Son todos esos seres humanos que creen en Dios. El Corán considera los judíos y los cristianos creyentes en todo el sentido de la palabra. Por eso el Islam considera que todo musulmán que no respecta o no reconoce esas religiones se encuentra en contradicción flagrante con los principios básicos de esta religión. El profeta durante su misión condenó a la pena de muerte a un musulmán por el hecho de haber matado a un cristiano y hay un dicho del profeta o Jadiz que dice que el musulmán que se comporta mal con un no-musulmán no va oler el aire del paraíso (véase la nota El diálogo entre cristianos y musulmanes, visto con ojos de mujer).

  3. La Chariá o el código penal del Corán: La Chariá como término en árabe no es el equivalente de un código penal. En árabe, la Chariá quiere decir el camino o la vía, y no tiene nada que ver con un código penal cruel. Es antes de todo, un repertorio de conducta social que incluye: El respecto al prójimo como ser humano creado por Dios, el respecto y la devoción a los padres (aquí abro un paréntesis para insistir sobre un valor muy importante en el Islam, que es la protección de los padres cuando están de edad, y el hecho que no existen en el mundo arabo-musulmán los hogares de ancianos), la ayuda y la asistencia a los más necesitados, la protección del medio ambiente (es prohibido cortar un árbol sin ninguna razón). Los versículos que hablan de leyes no representan más del 3% del Corán, y eso quiere decir que Dios en su sabiduría dejó a los seres humanos de diferentes tiempos y contextos, un amplio campo de libertad de acción para resolver sus problemas cotidianos. Ciertamente con ese 3% se puede administrar un estado, un imperio o una civilización tan grande como la islámica. Es por este hecho que a través de la historia islámica, sabios musulmanes han desarrollado una jurisprudencia islámica que se llama en árabe: Fij, y que son interpretaciones humanas de textos coránicos. Estas interpretaciones han sido a veces tomadas como dogmas inmutables y han sido inadaptables a otros contextos históricos, lo que ha dado esta imagen de leyes islámicas duras y rígidas. El Islam conoció su glorificación cuando se hacía un trabajo intelectual de adaptación según los tiempos y los cambios que se producen. La decadencia del mundo islámico empezó cuando este esfuerzo de adaptación del texto a las realidades del cambio se terminó por muchas razones que sería imposible explicar aquí por falta del tiempo.

  4. Religión de conquistas con el sable y la barbarie: Eso se puede refutar fácilmente por la historia. ¿Cómo un grupo de modestos beduinos va a derrotar imperios grandiosos como el Persa o el Bizantino, que eran tan fuertes en esa época? Las conquistas islámicas fueron en la mayoría de los casos conquistas culturales. La llegada del Islam a los países de Asia, por ejemplo, jamás fue una invasión militar. Eran unos modestos comerciantes árabes que al utilizar el camino de las Indias, conquistaron el corazón de estos pueblos por la sencillez del mensaje, el sentido de equidad y los valores morales. Se habla hoy en día de la civilización islámica como si siempre hubiera sido una civilización de barbarie. Quiero dar dos ejemplos para comparar: El primero será el ejemplo de la Andalucía arabo-musulmana. Los arabo-musulmanes se quedaron 8 siglos en España, sin jamás destrozar una iglesia o una sinagoga. Al contrario, se edificó la civilización más brillante y la más tolerante de la humanidad. Las tres religiones monoteístas vivían en una armonía total. Para comparar, en el año 1492 el continente americano era poblado de 80 millones de Indios, 50 años (medio siglo) después de la conquista occidental, no había más de 10 millones. El segundo ejemplo es del holocausto del pueblo judío en Europa, que fue un genocidio sin precedente y dentro de los actos más bárbaros que ha conocido la humanidad, me pregunto de qué civilización nació. ¿Sería un acto que pesa sobre la conciencia occidental o arabo-musulmana? ¿Quién ha producido a Hitler, Mussolini y la bomba de Hiroshima? La enumeración sería muy larga (véase el artículo Los Musulmanes son Fundamentalistas y Terroristas).

  5. El occidente civilizado y el Islámico retrogrado: Las contribuciones de la civilización arabo-musulmana a Occidente son innumerables. El florecimiento de las ciencias islámicas conoció su culminación entre los siglos VIII y XIV, y eso en todas las áreas: científicas, médicas, en la agricultura, en la literatura, en el arte y la filosofía... Basta recordar el descubrimiento de la circulación sanguina, de la óptica en oftalmología, de la brújula, del álgebra (palabra árabe), de los sistemas de irrigaciones, de la ciencia astral y de la arquitectura. Este arte de la arquitectura todavía se puede admirar en Granada, Sevilla, Estambul, India (Taj Majal) y en lo que queda de Bagdad. El padre de la sociología y de la economía es el magrebí Ibn Jaldun. Gracias a los eruditos como Avicenna y Averroes, occidente conoció los trabajos de Aristóteles, lo que puso los cimientos para uno de los grandes triunfos intelectuales de la Edad media: La suma teológica de Santo Tomás de Aquino. Durante 500 años, las universidades de occidente vivieron de manera exclusiva de los libros arabo-musulmanes, y como lo dijo el gran orientalista Gustave Lebon: "Del triple punto de vista material, intelectual y moral, son los arabo-musulmanes que han civilizado Europa". Eso, hoy en día y más que nunca, este Occidente tan civilizado no tiene el derecho de olvidarlo (véase el artículo La nueva derecha frente al Islam).

  6. Yijad o guerra santa: Otro término muy de moda y de actualidad, y que ha desatado desde siempre discusiones tan apasionadas. El mal entendido aquí es muy grave. Primero, según el punto de vista lingüístico, la palabra Yijad no tiene nada que ver con Guerra, por el simple hecho que Guerra en árabe es Jarb. Yijad en árabe es Esfuerzo. Segundo, el contexto histórico es muy importante para ver cómo surgió el concepto de Yijad, y cuando estudiamos la historia islámica vemos que surgió 3 años después de la primera revelación del Corán, cuando el profeta tenía únicamente 73 compañeros fieles que escondían su fe por temor a represalias de los paganos guerreros de Meca que rechazaron este monoteísmo. Entonces, y en este contexto de miedo y terror, el profeta pidió a sus compañeros hacer un pacto donde ellos se comprometieron a hacer el Yijad, es decir, el esfuerzo de resistir a las agresiones. Pues, vemos a la luz de este acontecimiento, que el Yijad no tiene en absoluto el sentido de Guerra y menos lo de Santa, porque algunos compañeros del profeta eran judíos y cristianos. Es un esfuerzo de resistencia frente a las agresiones y el Corán siempre habla de este Yijad en este sentido de esfuerzo moral sobre todo, porque las agresiones pueden ser materiales o sicológicas.

  7. Suicidio y crimen de guerra: El suicidio está explícitamente prohibido en el Islam. El Corán prohíbe el suicidio de manera categórica. Nadie tiene el derecho de atentar contra su vida puesto que ella es un don de Dios. No hay versículos coránicos que hablen de paraíso con mujeres para alguien que se suicida, esas son calumnias. El Corán describe el paraíso como el edén como está descrito en todas las religiones monoteístas. También son prohibidos todos los crímenes en contra de otros seres humanos, un versículo del Corán establece que “quien mata a una sola persona es como si matara a toda la humanidad”. Más que eso, en tiempo de guerra, el Islam tiene un código del resistente que ha precedido en 14 siglos la resolución de Viena sobre los asuntos de guerra: Quiero citar estas líneas de este código: 1-No reniegan sus alianzas. 2-No traicionan. 3-No serán violentos por amor a la violencia. 4-No mutilarán a sus adversarios. 5-No tocarán a los niños, ancianos y mujeres. 6-No tocarán palmeras, no cortarán ningún árbol. 7-No tocarán a los animales a menos que sea para alimentarse. 8-No tocarán a la gente que se dedica a la vida monasterial o al ascetismo, se les dejará vivir la vida que han elegido. (véase el artículo El Islam y el Derecho Internacional)

Conclusión

Quiero concluir esta intervención insistiendo sobre el peligro de la amalgama que se ha hecho últimamente entre Islam y Terrorismo y entre árabes y violencia. Como lo hemos visto, la civilización arabo-musulmana a lo largo de su historia, jamás justifico el terror, la violencia o la intolerancia. El problema no está en el Islam o en el mundo árabe. El problema está más allá, más profundo, más preocupante. El problema está primero en la ignorancia entre las culturas (véase la nota Con Ignorancia no hay Paz). Está en la pobreza mundial, en el desastre socio-económico que vive la mayoría de los países del mundo. Está en la desastrosa repartición de las riquezas a nivel mundial (véase el ensayo La Biblia y el Corán frente a la pobreza y el hambre). El problema está también en las múltiples injusticias que viven hoy día muchos pueblos del mundo, como los de medio oriente y sobre todo el pueblo Palestino. Sí, Palestina, la herida más profunda del mundo arabo-musulmán. No es el momento de justificar arrogancias culturales, de hablar de la supremacía de una civilización sobre la otra. Nadie puede imponer su ideología sobre el resto del mundo. No queremos choque de civilizaciones, queremos dialogo de civilizaciones, es nuestra única vía de salvación, como seres humanos iguales en derechos y diferentes en nuestras culturas, el dialogo para conservar nuestra diversidad, la única riqueza de esta humanidad.




Artículos Relacionados

Islam y Terrorismo (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/los-musulmanes-son-fundamentalistas-y.html).

El Islam y la espada (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/09/el-islam-y-la-espada.html).

La mujer en la cultura arabo-musulmana (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/la-mujer-en-la-cultura-arabo-musulmana.html).

El falso caso del matrimonio de 450 niñas en Gaza (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/el-falso-caso-del-matrimonio-de-450.html).

El Mayor Navegante Chino de la Historia era Musulmán (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/07/el-mayor-navegante-chino-de-la-historia.html).

Mujámmad, el más grande de los revolucionarios (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/07/mujammad-el-mas-grande-de-los.html).







Share:

sábado, 19 de diciembre de 2009

Breve historia de la Navidad

Breve historia de la Navidad

por Said Abdunur Pedraza

“Llegó diciembre con su alegría” se escucha decir cada año cuando llega a su fin. Es la época del año con mayor venta de alcohol y mercancías, con mayor cantidad de accidentes de tráfico y suicidios, la época en que las calles se llenan de luces de colores, las casas son adornadas y las familias se unen o desunen alrededor del árbol, el pesebre, la música y la botella. Según la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés), “las luces de decoración para Navidad envían en estas fechas a cerca de 12.500 personas a las salas de emergencia de los hospitales por accidentes. Por otro lado, las velas y candelabros son también el detonante de accidentes que causan 1.200 heridos y 150 muertos en promedio al año en Estados Unidos.” (tomado de http://www.terra.com/finanzas/articulo/html/fin2781.htm). A pesar de la prohibición de la pólvora y las campañas contra su uso, en Bogotá se presentaron 26 lesionados por pólvora en 2008 (una notable mejora frente a 204 heridos y un muerto registrados antes de la prohibición en 1995 – tomado de http://www.radiosantafe.com/2009/11/24/autoridades-distritales-se-unen-contra-la-polvora-en-navidad/). En República Dominicana, el incremento en los accidentes de tránsito en navidad ha llevado a organizar planes de traslado aéreo con flotillas de helicópteros para atender a las víctimas durante estas fechas (tomado de http://www.elobservador.com.do/app/article.asp?articleid=15110&zoneid=19). En ciudades como Barranquilla, las estadísticas de accidentalidad y muerte relacionadas con consumo de alcohol en época navideña, sólo se comparan a las de la época del carnaval, lo que establece una relación entre la festividad cristiana y la festividad pagana: ambas terminan teniendo similares consecuencias. Entonces, ¿qué distingue a la navidad de otras celebraciones? ¿Realmente es una festividad para unir a las familias y a la sociedad en torno al recuerdo de Dios, o es una excusa para olvidar a Dios y permitir todos los excesos?

Quizá la respuesta tenga que ver con la historia de esta fiesta. Una historia de sincretismo en el que se han mezclado tradiciones de diferentes religiones y culturas paganas a lo largo de los siglos, lo que ha hecho que diversos grupos de cristianos hayan denostado de ella, al punto de haberla prohibido en Inglaterra y Estados Unidos en el siglo XVII.

Fue Roma la responsable de este sincretismo. A medida que el Imperio crecía, no sólo romanizaba a los pueblos conquistados, sino que también recibía el influjo de sus culturas. Galos, persas, egipcios y otros, mantuvieron tradiciones, religiones y hábitos que se fueron diseminando por todo el imperio a medida que ellos transitaban por toda Roma y se mezclaban en diferentes grados con la población romana. Algunas de estas religiones y tradiciones tuvieron más influencia sobre Roma que otras, entre ellas:

  • En muchas religiones paganas que rendían culto a dioses solares, se celebraba el solsticio de invierno: en la noche más larga del año en el hemisferio norte, se hacían diferentes celebraciones pues a partir de aquel día comienzan a acortarse las noches y alargarse los días, por lo que se celebraba el renacimiento del dios solar y el triunfo de la luz sobre las tinieblas. Los babilonios realizaban un festival anual para celebrar el nacimiento de Tamuz, el dios Sol encarnado, nacido de una virgen, la reina viuda Semiramis. Este festival fue luego tomado por los persas con el nombre de Sacaea, en el que hacían intercambios de regalos, representaciones teatrales, y había 5 días de procesiones en honor al dios solar Mitra. Los egipcios también celebraban este festival durante 12 días en honor a Horus, el dios Sol encarnado que nació de la virgen Isis. Estas celebraciones fueron adoptadas por los romanos en sus saturnales, fiestas en honor al dios Saturno, que duraban una semana (del 17 al 24 de diciembre). Durante estas fiestas los esclavos tenían amplias libertades, se hacían banquetes a los que se invitaba a los vecinos, se hacían reuniones familiares, las personas se hacían regalos unas a otras, y a muchos criminales se les conmutaba la pena.
  • En el norte de Europa se celebraba el Yule, una fiesta de invierno en la que se quemaban troncos adornados con ramas y cintas para pedirle al Sol que brillara con más fuerza. Contrario a lo que muchos afirman, los celtas no tenían calendario solar y no celebraban el solsticio de invierno. Eran los egipcios los que hacían decoraciones con palmas, los escandinavos los que hacían grandes fogatas en honor a Odín y Thor, y los babilonios los que adornaban árboles con frutas. Los germanos decoraban los árboles en invierno cuando perdían sus hojas para que los espíritus que habitaban en ellos regresaran pronto. En diversos pueblos, los campesinos adornaban sus casas con ramas y troncos de árboles perennes para llamar así de nuevo al verdor de los bosques. Estas tradiciones también fueron adoptadas por los romanos, cuyas casas eran decoradas con laureles y follaje durante las saturnales en diciembre.

  • La medianoche del solsticio de invierno marcaba el inicio del primer día de vida del dios solar. Era el momento del nacimiento de Horus, Tamuz, Saturno y muchos otros dioses solares. Mitra no era propiamente el Sol, en la India aparece como dios de la luz, asociado al dios del océano (Váruna). En Persia, Mitra nació en un manantial sagrado y fue adorado por pastores poco después de su nacimiento. Encontró luego al toro primordial, al que por orden del Sol sacrificó. De los restos del toro surgieron el vino y el trigo, así como los animales útiles al hombre. Los romanos adoptaron el 25 de diciembre, día de celebración de estos dioses paganos, para su fiesta dies natalis Solis Invicti (natividad del Sol Invicto), celebración establecida por el emperador Aureliano en 274 cuando nombró como oficial del Imperio Romano una religión sincrética entre el culto a Mitra y otros cultos orientales a dioses solares, en la que se celebraba una eucaristía con pan y vino.

  • Jesús (la Paz de Dios sea con él) era judío y los judíos no celebraban sus cumpleaños, de hecho registraban las fechas de muerte de las grandes personalidades, no sus fechas de nacimiento. Esa es una de las razones por las que se desconoce la fecha de nacimiento de Jesús (P). En la Biblia se lee: “Vale más el día en que se muere que el día en que se nace” (Eclesiastés 7:1). Esto porque aunque una persona nazca con talentos especiales, aún no ha hecho nada con ellos. Mientras que a su muerte, se celebran las hazañas que haya hecho en vida. Por otra parte, la vida no comienza en el momento del nacimiento sino en el de la concepción. La celebración de los cumpleaños está relacionada con el ego y la vanidad, es el día en que la persona considera que tiene derecho a ser el centro de atracción y a que le complazcan en todo. En antiguas religiones paganas, el día del cumpleaños era el día en que se llevaban a cabo rituales mágicos para que la persona fuera protegida durante el siguiente año. Se aplaudía y se hacía ruido con diferentes instrumentos para alejar a los malos espíritus. Los griegos ponían pasteles y cirios encendidos en el templo de Artemis para celebrar su cumpleaños, el detalle del pastel lo tomaron de la tradición repostera Persa y las velas representaban la luz de la diosa lunar. El círculo de velas encendidas tenía que ver en otras culturas con rituales de protección contra los malos espíritus, y también con la creencia de que las velas en círculo tenían el poder de conceder deseos. En la Biblia, los dos cumpleaños referenciados son el del faraón (Génesis 40:20-21) en el que el copero fue restablecido a su trabajo y el panadero fue ahorcado, siguiéndose la interpretación de un sueño por parte de José. Y el de Herodes (Mateo 14:6-11), en el que el rey cortó la cabeza de Juan el Bautista para cumplir el deseo de la hija de Herodías. En Job 1:4-5, algunos consideran que lo que celebraban los hijos de Job eran sus cumpleaños. Job celebraba holocaustos después de aquellas fiestas para purificar a sus hijos temiendo que hubieran pecado, lo que nos muestra que no era una celebración aceptada en el judaísmo. Jesús (P) no celebraba su cumpleaños y los primeros cristianos no tenían una fiesta para celebrar el aniversario de su nacimiento. Los egipcios sólo celebraban el cumpleaños de los varones de la realeza. Y el que Herodes celebrara su cumpleaños, no era más que una de las muchas afrentas contra la religión y tradición judaicas que le convirtieron en blanco de las críticas de su pueblo y de las denuncias del Bautista. Los alemanes medievales hablaban de un gnomo que daba regalos adicionales a los niños que se portaban bien, y hasta principios del siglo XX vendían muñecos que representaban al gnomo barbudo. Los romanos adoptaron la celebración de los cumpleaños, e incluso llegaron a establecer la costumbre (vigente hoy día) de convertir los cumpleaños de personalidades importantes en fiestas nacionales.
Después que Jesús (P) dejó este mundo, surgieron diferentes grupos de nazarenos o judíos reformados, seguidores del Mesías. De acuerdo a los estudiosos del evangelio Q y otros eruditos bíblicos, estas primeras comunidades no se llamaban cristianas ni tenían la concepción del Cristo, pues no tenían la doctrina de la resurrección ni de la salvación por la sangre, sino que se esforzaban en seguir la sunna (ejemplo o tradición) de Jesús (P) (al respecto, véanse los artículos Más allá de un mero Cristianismo y Los Últimos Hallazgos Arqueológicos Bíblicos y la Autenticidad de la Biblia Actual). Eran comunidades judías que celebraban la pascua y el sábado. Pero Pablo de Tarso (San Pablo Apóstol para los católicos) llevó a Grecia y Macedonia su propia concepción de lo que había sido el mensaje de Jesús (P). La visión particular de Pablo se mezcló con la filosofía y la cultura helenas y dio origen a una forma de cristianismo que sería más adelante adoptada por el emperador Constantino como la religión del Imperio.

En efecto, la multiplicidad de culturas, tradiciones y religiones que había en Roma, con especial influencia de la religión persa de Mitra y la religión egipcia de Isis, hacían que Roma perdiera unidad e identidad. Para subsanar ello, se había intentado establecer una religión oficial que sirviera de soporte a la unidad del imperio. La religión de Mitra había fracasado, pues era una religión que se basaba en rituales secretos, comunidades pequeñas donde la mujer era excluida, y no había sido posible establecerla como una gran religión imperial. Se intentó también establecer el dogma de la divinidad del emperador. Templos a los emperadores habían sido construidos en un intento por darle al César romano el mismo carácter divino de los faraones egipcios, sin éxito. Constantino vio en el cristianismo heleno de Pablo y los intelectuales griegos y macedonios que lo siguieron, la oportunidad perfecta para establecer la religión imperial que Roma necesitaba. De modo que Constantino estableció que parte de los impuestos se dedicaran a la construcción de iglesias para la nueva religión, y a partir de allí, el cristianismo comenzó a construirse a imagen y semejanza de Roma. Con los siglos, se construyeron iglesias cada vez más monumentales y llenas de imágenes y decoraciones lujosas, como compete a una religión imperial. La celebración de la eucaristía, que tomó muchos elementos de la eucaristía de la religión de Mitra, se hizo cada vez más elaborada y compleja. Las comunidades cristianas primitivas, todas ellas judías, fueron perseguidas y exterminadas, así como las sectas derivadas del cristianismo, en particular los gnósticos. La idea de la Trinidad, que comenzó a surgir en el siglo II por influencia de las trinidades romanas, persas y egipcias, se convirtió en el primer gran debate divisor de la Iglesia Romana. Los seguidores de Arrio negaban la consustancialidad del Padre y el Hijo y aseguraban que el Hijo era creado mientras el Padre era no-creado. Esto llevó a Constantino a inventar el concepto del Concilio Ecuménico y a pedir que se convocara el primero de ellos, el Concilio de Nicea, en el año 325. En ese concilio se cambió la fecha de la pascua cristiana para que no coincidiera con la judía (haciéndola coincidir con la celebración pagana de la primera luna llena de primavera, los griegos la celebraban con pan y vino), se estableció el credo y se escogió, de entre más de 100 evangelios y protoevangelios escritos en el primer siglo, los cuatro que hoy están en la Biblia cristiana (curiosamente, uno de esos cuatro es muy similar a los evangelios gnósticos: el de Juan). En ese concilio se declaró al arrianismo como herejía y se le comenzó a combatir. Detalle interesante es que Constantino, fundador de la Iglesia de Roma como la conocemos hoy, fue pagano toda su vida, hasta que en su lecho de muerte decidió abrazar el arrianismo (siempre se dice que se hizo cristiano, pero no nos cuentan que no se hizo trinitario sino unitario).

En forma muy breve, fue así como el cristianismo primitivo se convirtió en el hegemónico catolicismo. Con el Edicto de Tesalónica, en 380, el emperador Teodosio I estableció de forma definitiva al catolicismo romano como la religión oficial y única del Imperio, e inició una brutal persecución contra todos los no-católicos, en especial paganos y arrianos. A través de los siglos, todo vestigio de cristianismo primitivo fue destruido y el catolicismo se consolidó como única forma de cristianismo que existió hasta el siglo XVI, cuando Lutero inició la Reforma. Como decía, el catolicismo se fue construyendo a imagen y semejanza de Roma para cumplir con su función de religión imperial. No fue por laxitud o tolerancia, sino por necesidades políticas del imperio, que la Iglesia de Roma, en lugar de erradicar el paganismo y la idolatría y establecer los principios de estricto monoteísmo que enseñó Jesús (P), prefirió absorber costumbres, rituales y festividades paganas, en aras de mantener el orden y extenderse con mayor facilidad. Entre esas costumbres, estableció el domingo, día del sol, día sagrado en la religión de Mitra ya consagrado como día de fiesta en Roma, como el día de celebración de la crucifixión de Jesús (P), para distinguirse de los judíos que celebraban el sábado. También estableció el 25 de diciembre, fiesta de celebración del nacimiento de los dioses solares, como fecha para celebrar el nacimiento de Jesús (P), cuya fecha de nacimiento permanece desconocida. Obviamente, para celebrar el aniversario del nacimiento de Jesús (P) debió aprobar la celebración de los cumpleaños.

Por supuesto, esto no sucedió de la noche a la mañana. Los nazarenos rechazaban la celebración de los cumpleaños por considerarla pagana, e incluso en el cristianismo heleno que originaría al catolicismo, en el siglo III, los primeros Padres de la Iglesia predicaban contra la celebración de los cumpleaños y consideraban sacrílego investigar la fecha de nacimiento de Jesús (P), pues consideraban pecaminoso celebrar dicho nacimiento. No fue hasta el siglo IV, gracias a los esfuerzos de Constantino, que se comenzó a celebrar la Navidad, y las Saturnales se convirtieron en lo que hoy llamamos el “espíritu navideño”. Sin embargo, la Iglesia de oriente no celebraba la navidad sino la epifanía, el 6 de enero. San Juan Crisóstomo, patriarca de Alejandría, y San Gregorio Nacianzeno, fueron los que, merced a intensas gestiones, lograron que en oriente se celebrara también la navidad.

La costumbre pagana de dar regalos en estas épocas se fusionaba con varios mitos sobre quién era el que fabricaba y/o llevaba los regalos a las casas. Una bruja, unos gnomos, o un anciano barbudo, eran los personajes en diferentes culturas. Estos y otros mitos, como el del Joulupukki de Finlandia, se entremezclaron con la imagen mítica que cobró San Nicolás de Bari, un obispo nacido en la actual Turquía, que se hizo famoso por su caridad y su amor para con los niños. Para el siglo XIX, la mezcla de estos mitos fue utilizada por Clement Clark Moore, quien publicó en 1823 un poema sobre un duende que viaja en trineo llevando regalos a los niños en Navidad. Varios artistas dibujaron diferentes versiones de este personaje mítico, que siguió mezclándose con otras tradiciones, hasta que en 1931 la empresa Coca-Cola contrató una campaña publicitaria en la que se estableció la figura de Santa Claus tal y como la conocemos hoy día, rodeado de duendes que le ayudan en la fabricación de juguetes.

La tradición de diversos pueblos europeos de adornar árboles en honor a sus dioses, se fue fundiendo con el cristianismo a medida que dichos pueblos fueron evangelizados. Surgieron diversas leyendas, como la del leñador que, teniendo su hija enferma, y viendo mientras cortaba leña en el bosque que ocurría una lluvia de estrellas, decidió llevar un trozo de árbol, adornándolo con frutas y flores, y poniéndole una estrella de papel en la punta, para que su hija pudiera disfrutar también lo que él había visto. También está la de los ancianos que dieron refugio en su cabaña a un niño, que resultó ser el dios encarnado de la trinidad, quien les dijo que plantaran una rama de pino, del que surgió un árbol que daba por frutos manzanas de oro y nueces de plata. Sin embargo, San Bonifacio se hizo famoso por combatir la costumbre pagana del árbol navideño. No fue sino hasta principios del siglo XVII, en Alemania, que comenzó a popularizarse el árbol de navidad, gracias a una leyenda según la cual, Martín Lutero habría decorado un árbol y lo habría iluminado con velas para recrear el brillo de las estrellas en los árboles del bosque en navidad. En realidad, fue la reina Victoria de Inglaterra quien estableció la costumbre del árbol navideño como señal de fidelidad a su reinado. Parece ser que el primer árbol de navidad que se puso en España se hizo en Madrid en 1870. También en el siglo XIX comenzó la costumbre de cantar villancicos y de regalar tarjetas navideñas. En cuanto a la costumbre de armar el pesebre, viene del siglo XIII, cuando San Francisco de Asís consiguió una autorización papal para representar la natividad con un pesebre viviente. Otras tradiciones paganas regionales se han mezclado con las mencionadas, dándole un toque particular a la navidad en diferentes partes. En Cali, por ejemplo, se acostumbra la realización de las chirimías o diablitos, comparsas en las que los niños se disfrazan de diferentes personajes, principalmente el diablo y la muerte, y van por las calles haciendo sonar tambores y pidiendo dinero para la fabricación del muñeco de año viejo, que rellenarán de pólvora y quemarán el 31 de diciembre. Esa combinación de exaltación al diablo y celebración cristiana es apenas una de muchas muestras de convivencia de lo idólatra y lo pagano con lo cristiano. También hay costumbres regionales de origen absolutamente católico, entre ellas está la Novena de Aguinaldos, que se reza entre el 16 y el 24 de diciembre. Esta novena fue encargada por la directora del colegio La Enseñanza de Bogotá y escrita en el siglo XVIII por el peruano Fray Fernando de Jesús Larrea. La colombiana madre María Ignacia la modificó a comienzos del siglo XX dándole la forma actual. Esta tradición católica, que une a familiares, amigos y vecinos alrededor del pesebre, también se ha mezclado con costumbres paganas locales: hoy día rezar la novena se acompaña indefectiblemente de cánticos, vino, buñuelos, natilla, y muchas veces termina en baile y borrachera.

Para las iglesias católicas y varias iglesias protestantes que celebran la navidad, el origen pagano de las tradiciones navideñas no afecta la importancia y trascendencia del hecho de rendir homenaje a su divinidad encarnada, al hombre que consideran consustancial con Dios. Argumentan que si su mente y su corazón están enfocados en alabar al hijo del Creador, no importa que los medios para ello tengan relación y algunas raíces en cultos idólatras. De modo que el que tenga orígenes paganos, y que hoy día se haya convertido en una festividad superficial y mercantilista, no le resta méritos a quien la celebre con el firme propósito de recordar a Dios. Por su parte, los Testigos de Jehová y algunas iglesias de la Reforma creen que llevar a cabo fiestas paganas para alabar a Dios es un contrasentido, que se constituye en una mayor blasfemia cuanto mayor sea la creencia de que dando regalos materiales y consumiendo bebidas alcohólicas se está ganando el favor divino. De hecho, en el siglo XVII los calvinistas declararon que celebrar el cumpleaños de Jesús (P) era una invención humana. Para los puritanos, Jesús (P) no habría aprobado la celebración de la navidad por ser una práctica pagana y una excusa para hacer el mal. En 1643 el Parlamento de Inglaterra declaró ilegal la navidad y la pascua, y en 1659 los puritanos de Massachussets declararon la ilegalidad de la navidad. Los cuáqueros en Filadelfia también rechazaban la idea de celebrar la navidad. Fueron los católicos irlandeses y alemanes los que, con su migración a Estados Unidos en el siglo XIX, renovaron el interés por esta festividad.

La navidad, hoy por hoy, es la gran alegría de los comerciantes, sean judíos, cristianos, ateos, agnósticos, masones o satanistas. Es también la alegría de los niños que cuentan con padres que pueden colmarlos de regalos. A la vez, es motivo de depresión para quienes sienten el peso de la soledad más que nunca en estas fechas (en muchos lugares se ha prohibido hacer sonar las campanas de las iglesias a la medianoche del 24 de diciembre, por ser éste un detonante de muchos suicidios), y de tristeza o envida para quienes no tienen la suerte de recibir regalos. Una fiesta instaurada para celebrar, recurriendo a tradiciones paganas, el nacimiento de un hombre que rechazó toda forma de paganismo e idolatría, un hombre que nunca celebró su cumpleaños, y que jamás tuvo la pretensión de ser celebrado ni mucho menos adorado, sino que por el contrario, vino a la Tierra a enseñarnos a los seres humanos a adorar solo al Uno, al Único Dios Verdadero.

«No aprendan ustedes la conducta de las naciones, ni se aterroricen ante las señales del cielo, aunque las naciones les tengan miedo. Las costumbres de los pueblos no tienen valor alguno. Cortan un tronco en el bosque, y un artífice lo labra con un cincel. Lo adornan con oro y plata, y lo afirman con clavos y martillo para que no se tambalee. Sus ídolos no pueden hablar; ¡parecen espantapájaros en un campo sembrado de melones! Tienen que ser transportados, porque no pueden caminar. No les tengan miedo, que ningún mal pueden hacerles, pero tampoco ningún bien.» Jeremías 10:2-5
«¡Oh, gente! Se les expone un ejemplo, presten atención: Aquellos [ídolos] que invocan en vez de Dios no podrían crear ni una mosca, aunque todos se reunieran para ello. Y si una mosca les quitara algo [a los ídolos], ellos no podrían impedirlo. ¡Qué débil es el que invoca y qué débil es el invocado!» Corán 22:73.
http://es.wikipedia.org/wiki/Novena_de_Aguinaldos
http://www.biblegateway.com
El Corán Comentado. Traducción de Isa García. 

Artículos Relacionados

Los Últimos Hallazgos Arqueológicos Bíblicos y la Autenticidad de la Biblia Actual (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/04/los-ultimos-hallazgos-arqueologicos.html).

De Cómo la Biblia ha Cambiado con el Tiempo (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/03/de-como-la-biblia-ha-cambiado-con-el.html).

La Biblia y el Corán frente a la pobreza y el hambre. http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/la-biblia-y-el-coran-frente-la-pobreza.html.

Mito y Realidad en torno a Moisés y el Éxodo (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2010/02/mito-y-realidad-en-torno-moises-y-el.html).

Más Allá de un Mero Cristianismo (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2009/11/mas-alla-de-un-mero-cristianismo.html).

¿Dónde están los hombres como Elías, David, Josué, Daniel... Mujeres como Débora, Ester, María…? (http://mensajesenlaruta.blogspot.com/2011/02/donde-estan-los-hombres-como-elias.html).


Share:

sábado, 5 de diciembre de 2009

Unir la Ummah no es mezclar Islam con otras sectas y religiones

Unir la Ummah no es mezclar Islam con otras sectas y religiones

Por Said Abdunur Pedraza



Bismil-Laji Rajmani Rajim     بسم الله الرحمن الرحيم



Declaro que no existe más divinidad que Al-lah, creador de los cielos y de la Tierra, Uno, Único, sin igual ni semejante, sin copartícipes, asociados ni intermediarios, y declaro que Mujámmad (Bendiciones y Paz de Dios sean con él) es Su siervo y mensajero, Sello de la Profecía, último ser humano infalible que pisó la Tierra y el mejor hombre que ha visto la humanidad.


Quiero aclarar en primer lugar que no es mi intención inflamar odios contra los chiíes (chiitas). De hecho, nunca tuve la intención de dedicarme a publicar artículos sobre el Chiismo. Sin embargo, es deber de todo musulmán buscar el conocimiento y compartirlo con la úmah.

Muchos hermanos y hermanas musulmanes, con las mejores intenciones del mundo, pero con muy poco conocimiento del tema, afirman que los todos los chiíes son musulmanes por el simple hecho de decir la chajada (declaración de fe), y que somos todos una sola úmah. De hecho, creen que todo aquel que diga chajada y/o afirme que cree en los 5 pilares es musulmán y como tal debe tratársele. Y tienen razón en esto último: Mujámmad (ByP) enseñó que el Islam son sus cinco pilares, y en un jadiz el ángel Gabriel (la Paz de Dios sea con él) lo confirmó. Pero no debemos olvidar que en el Islam, todo acto vale según su intención, y lo que define si nuestra intención es la correcta, son los 6 pilares de la fe.

Por supuesto, sólo Al-lah conoce lo que ocultan los pechos, y sólo Él puede juzgar las intenciones de cada quien. Por ello no debemos, y no es mi intención, juzgar individualmente a las personas por lo que creen en su fuero interno.

Pero Al-lah también nos ordena alejarnos de la idolatría y de las desviaciones, e incluso combatirlas. Por tanto, aunque una persona diga la chajada y afirme creer y cumplir los 5 pilares, si un musulmán descubre que está rompiendo algún pilar y que, además, está enseñando a otros que romperlo es correcto y que ese es el verdadero Islam, es deber del musulmán denunciar, rechazar e incluso combatir si es necesario, dicha enseñanza. Si una persona en su intimidad, en su fuero interno, está rompiendo uno o más pilares, es su responsabilidad, es su compromiso con Al-lah, y por ello rendirá cuentas el Día del Juicio. Pero si con sus palabras y/o su ejemplo está llevando a otros al extravío, enseñando que es correcto lo que hace, afirmando cosas que son contrarias al Islam, se convierte en un peligro para la úmah, y si lo está haciendo con una evidente intención de dividir, confundir y/o llevar al extravío, debe ser denunciada.

Pido a Al-lah que me guíe con Su luz por el camino recto del verdadero Islam, y que no permita que la información que ofrezco sea motivo de extravío para nadie, sino más bien, que a través de ella nos guíe a todos y nos aleje de toda forma de idolatría y de toda innovación errada, para que así podamos ser de los exitosos en esta vida y en la última. Todo lo que haya de verdad en este artículo y los que en él cito, es gracias a la guía de Al-lah, y cualquier error que haya en ello, es obra mía y/o del autor de cada artículo. Y Al-lah sabe más.

Como ya dije, mi intención no es inflamar odios contra los chiíes. El Chiismo no es Islam, no es parte del Islam y no es una secta islámica. El Chiismo es una religión aparte, con sus propias doctrinas, con creencias diferentes a las islámicas, con una organización clerical (en el Islam no existe clero), y con unas costumbres y forma de vida distintas a las de los musulmanes. Mientras esto esté claro, cada quien es libre de decidir si quiere ser chiita, musulmán, católico, hindú o lo que prefiera. Pero mientras haya grupos que, algunos por ignorancia, otros con intereses particulares muy bien definidos, convoquen a la “unidad chía-sunni”, es deber de todo musulmán conocer su Din y defenderlo, para impedir que se mezcle con creencias ajenas a él. El sincretismo religioso es propio de los masones. Así como católicos y evangélicos pueden convivir en paz siempre y cuando no mezclen sus creencias y respeten sus doctrinas, sus rituales y sus formas de vida, asimismo los musulmanes y los chiíes podemos convivir en paz mientras tengamos claras nuestras diferencias y no nos mezclemos. Así como un chiita no puede permitir que un musulmán le diga que debe dejar de creer en el Imamato, un musulmán no puede permitir que un chiita enseñe a los musulmanes que el Islam es creer en la infalibilidad de los Imames. Ahora bien, no todos los chiitas conocen y adhieren a la creencia en el Imamato y otras doctrinas que hacen que el Chiismo esté fuera del Islam. Técnicamente, esos chiitas en realidad no son chiitas, y por ello, no puede decirse que no sean musulmanes.

Lo anterior significa que no es posible generalizar y decir que los chiitas son musulmanes, ni tampoco decir que los chiitas no son musulmanes. Pero por otro lado, no existe forma de que alguien pruebe que el Chiismo es Islam, pues la creencia en el Imamato es la prueba reina de que no lo es. El razonamiento es sencillo:

VERDAD ISLÁMICA

Los profetas y mensajeros de Al-lah (Paz de Dios sobre todos ellos) son los únicos seres humanos que han tenido la característica de la infalibilidad. En su libro, el Chaij Omar Sulaimán Al Ashqar dice al respecto:
Ajlus Súnah ual Yamah no le atribuye la infalibilidad a personas que no son Profetas o Mensajeros, incluso a los mejores de esta nación después del Profeta Mujámmad (ByP), es decir, los Sajabas. Ni siquiera Abu Báker ni Omar eran infalibles. El primer Califa bien guiado, Abu Báker as Sidik dijo en su primera disertación (jutba) luego de asumir la responsabilidad de ser Califa: “¡Oh gente! He sido designado para esta tarea, pero no soy el mejor de vosotros. Si obro bien entonces apoyadme, y si me equivoco, corregidme”. Cuando una mujer contradijo a Omar ibn al Jatab (el segundo Califa bien guiado) y mencionó la prueba de que lo que ella afirmaba era correcto, él dijo: “Esta mujer tiene razón y Omar estaba equivocado.”

POR TANTO

Decir que un ser humano es infalible, es decir como mínimo, que tiene una característica propia y única de los profetas.

POR NUESTRA PARTE, LOS MUSULMANES:

Cuando decimos chajada, implícitamente estamos confirmando nuestra creencia en que Mujámmad (ByP) es el Sello de la Profecía. Eso significa que creemos que nadie después de Mujámmad (ByP) ha tenido ni tendrá jamás, características que son propias y únicas de los profetas.

LAS CARACTERÍSTICAS PROPIAS Y ÚNICAS DE LOS PROFETAS

En su libro Los Profetas y Sus Mensajes, el Chaij Omar Sulaimán Al Ashqar nos dice que las siguientes características son únicas y propias de los profetas:
  • Al Uaji (la revelación). Al-lah descendió la revelación exclusivamente sobre los profetas y mensajeros. Dice Al-lah: "Diles: Yo soy solo un hombre a quien se le ha revelado que solo debéis adorar a Al-lah que es vuestra única divinidad." (18:110) […]

  • La infalibilidad. […] (véase Sobre La Infalibilidad).

  • Los ojos de los Profetas duermen pero no sus corazones. Una de las características distintivas que Al-Lah ha concedido a los Profetas es que sus ojos duermen pero sus corazones no lo hacen. […]

  • Los Profetas pueden optar en el momento de la muerte. Otra de las características particulares de los Profetas es que tenían la opción de elegir entre este mundo y el otro. […]

  • Los Profetas son enterrados en el lugar donde mueren. El Profeta sólo debe ser enterrado en el lugar donde muere. […]

  • La tierra no descompone sus cuerpos. Una de las maneras en que Al-lah honró a Sus Profetas y Mensajeros es que la tierra no descompone sus cuerpos. No importa cuánto tiempo pase, sus cuerpos permanecen intactos sin sufrir ninguna descomposición. […]

  • Los Profetas se encuentran vivos en sus tumbas. Se narró en un jadiz sajih que el Profeta (ByP) dijo: “Los Profetas se encuentran vivos y orando en sus tumbas”. […]

ES CONTRARIO AL ISLAM CREER QUE CARACTERÍSTICAS DE LOS PROFETAS LE HAN SIDO DADAS A OTROS SERES HUMANOS DISTINTOS A LOS PROFETAS Y MENSAJEROS DE AL-LAH

Los chiíes afirman que los Imanes son superiores a todos los Profetas excepto Mujámmad (ByP) en razón a que él fue también Imán. Que tienen un ministerio más elevado que los ángeles de mayor rango y que los grandes Profetas, y que pueden escoger el momento de su muerte (esto puede leerse en varios libros de eruditos del Chiismo, incluso en uno escrito por el famoso Jomeini). Que nada les es oculto o vedado, es decir, conocen el pasado y el futuro y todo lo que hay en los cielos y en la Tierra y debajo de ella, un conocimiento muy superior incluso al que tuvo Mujámmad (ByP). Los chiíes no son un grupo homogéneo, el Chiismo es una religión dividida en varias sectas, pero todas ellas excepto una creen en Imames infalibles iguales y/o superiores a los Profetas, y algunos chiíes les rezan y les piden su favor, lo que va en contra de "la ilaja ila Al-lah". De la misma forma, los ajmadis, drusos, submitters, los miembros de Nation Of Islam, muchas sectas del sufismo, y otras sectas mal llamadas "islámicas", creen en Imames, santos, mensajeros, iluminados u otros seres humanos que han tenido una o más características propias y únicas de los Profetas después de la muerte de Mujámmad (ByP), y algunos de ellos declaran abiertamente creer en al menos un Profeta y/o Mensajero que vivió después de Mujámmad (ByP), lo que es una burla a la Finalización de la Profecía y una negación de la segunda parte de la Chajada.

Entre los seres "santos", "infalibles" y/o "iluminados" en que estas religiones y sectas creen, están Mirza Gulam Ajmad Kadian, Rachad Khalifa, Eliyaj Mujámmad, Mujámmad ibn Jasán ibn Ali, así como todos los Imames y los Aga Jan del Chiismo. Algunos miembros de estas religiones y sectas incluso le rinden culto a Fátima (C) de la misma forma y por la misma razón que los católicos le rinden culto a María (P): creen que son intercesoras de los hombres ante Al-lah. Muchos de estos grupos tienen clero, lo que no existe en el Islam, y creen que sus clérigos son intermediarios entre Al-lah y los hombres, o reciben conocimiento por parte de uno o más de sus Imames o santos, que serían intermediarios entre los clérigos y Al-lah.

EN CONCLUSIÓN

Decir que después de Mujámmad (ByP) ha habido personas con una o más características únicas y propias de los profetas, sea la infalibilidad o cualquier otra, equivale decir que el fin de la Profecía es más bien un chiste, y que Al-lah ha mentido en dos sentidos: Ha mentido al decir una verdad a medias, pues que no hayan profetas después de Mujámmad (ByP) no es tan cierto, siendo que hay Imames, santos u otros seres posteriores a él con características de profetas. Y ha mentido por omisión, al no decirnos en el Corán que después de Mujámmad (ByP) vendrían otros seres infalibles a quienes deberíamos seguir, pues de ello dependería nuestra salvación. Seres cuya súnah ampliaría, mejoraría y/o abrogaría la de Mujámmad (ByP). Seres que completarían la charah y/o tendrían conocimiento de cosas que incluso Mujámmad (ByP) desconoció. Esto último significaría que Al-lah, al decir que ya había completado nuestra religión (Corán 5:4), mintió flagrantemente, pues nos ocultó una verdad esencial y fundamental para que logremos la salvación: la necesidad imperiosa de seguir la súnah de los Imames, santos o iluminados posteriores a Mujámmad (ByP).

A la luz de este razonamiento, creer en Imames, santos o cualquier ser infalible, o con cualquier característica única y propia de los Profetas, capaces de ampliar, corregir o abrogar la Chariah a través de su propia súnah, es negar por completo la Chajada, pues nadie que diga la primera parte de la misma podría afirmar jamás que Al-lah miente en forma alguna, y nadie que diga la segunda parte podría afirmar jamás que alguien debía completar o corregir la Chariá después de Mujámmad (ByP), ni siquiera creer que alguien después de él tuvo alguna característica única y propia de los profetas, o que fue superior a los profetas. Cualquiera que entienda este razonamiento, aunque no sea un erudito del Islam ni un experto en Chiismo, sabrá de inmediato y sin duda alguna, que el Chiismo y demás religiones que creen en estas cosas, no son parte del Islam.

Si alguien tiene dudas de lo que estoy afirmando, puede remitirse a los artículos que referencio a continuación. En ellos encontrará la documentación y la evidencia que sustenta los argumentos y razonamientos que aquí expongo.

Unir la Umma no es mezclar Islam con otras sectas y religiones. Es todo lo contrario. Es fortalecer el Islam, y para ello es fundamental conocer nuestro Din y alejarnos de las doctrinas desviadas. Y como parte de ese conocimiento necesario, hay que conocer lo que no es nuestro Din para alejarnos de las desviaciones que conducen al fuego. Por eso hay que conocer qué diferencia al Islam de otras religiones y sectas.

¿Los Chías son Considerados Musulmanes? Una Respuesta Equilibrada es un artículo escrito originalmente por Ibn al-Hashimi y que traduje del inglés. Este artículo expone de manera amplia y profunda el debate sobre si se deben considerar o no como musulmanes a los chiíes. Un recorrido por las opiniones de diferentes eruditos musulmanes al respecto y un análisis de las diversas posturas y de cuál es la más acertada. Es una lectura obligada para entender por qué no hay duda de que el Chiismo no es Islam, pero no por ello todos los chiíes están fuera del Islam.

El Chiismo no es Islam es un artículo que traduje del inglés, también escrito por Ibn al-Hashimi. En este artículo, se documenta de forma profusa, con base en los escritos doctrinales más autorizados del Chiismo, comparados con el Corán y la súnah del Profeta, cuáles son los elementos de la doctrina chiita que alejan al Chiismo del Islam. Considero que este es un texto de obligada referencia para todos los musulmanes, en aras de conocer qué es realmente el Chiismo y cuáles son las profundas diferencias entre la creencia islámica y la creencia chiita.

Lo que no es el Islam es un artículo publicado en varios idiomas por la Oficina de Dawa en Rabwah - Riyadh (Arabia Saudita), escrito originalmente por el doctor Ahmad H. Sakr (cofundador del Concilio Mundial de Mezquitas y primer director y representante ante Naciones Unidas de la Liga Mundial Musulmana) y publicado por el reconocido sitio web islámico islamhouse.com. Este es un texto general que lista una serie de creencias, doctrinas y costumbres que están fuera del Islam. El texto ha sido atacado por asegurar que el Sufismo y el Chiismo no son parte del Islam, y aunque en lo personal no estoy 100% de acuerdo en que el Sufismo esté fuera del Islam, respecto al Chiismo no hay duda alguna de ello. Dicho lo anterior, debo aclarar que el tema de la gente de Tasawuf es complejo. Los Sufis de hoy en día (o más correctamente, pseudosufis), en general son sectas que creen en santos, iluminados o seres infalibles posteriores al Profeta (ByP), con lo que las objeciones al Imanato aplican por igual a ellos y los dejan fuera del Islam, sin olvidar que varias de las sectas sufís actuales son parte del Chiismo. Por si fuera poco, la mayoría de los grupos de supuestos "sufís" que se conocen hoy en occidente, son en realidad sectas de la new age que nada tienen que ver con el Islam. El hermetismo, originado en Egipto por Hermes Trismegisto, y todas sus derivaciones ocultistas y místicas (incluyendo las sectas gnósticas cristianas, la cábala judía, el pseudosufismo, el rosacrucismo, la metafísica, la wicca y otros) comparten la misma esencia con la masonería y con el satanismo de LaVey, lo que nos indica lo peligroso de sus ideas. Sin embargo, no puede encasillarse en el mismo saco a toda la gente de Tasawuf.

El Mayor de los Pecados es un texto que he conformado a partir de dos artículos publicados por el reconocido sitio web islámico ahlelbayt.com. En estos artículos se resumen algunas costumbres y creencias chiitas que son consideradas idólatras por el Islam. Cada uno de los puntos listados allí está ampliado, con explicaciones basadas en el Corán y la súnah del Profeta, en otros artículos que están disponibles en inglés.

Chiismo: Los Aspectos Más Peligrosos es un artículo que traduje del inglés, de un texto escrito por el doctor Ahmed Al-Afghanee y publicado en el sitio web islámico al-inaam.com, sitio oficial del Instituto de Educación Islámica de Camperdown, Sudáfrica. Aquí se hace un listado de creencias chiitas que son claramente contrarias al Islam, y que para cualquier Musulmán que conozca mínimamente su religión y su creencia, son claros extravíos que conducen al fuego.

Sobre La Infalibilidad es un extracto del libro Los Profetas y Sus Mensajes, del doctor Omar Sulaimán Al Ashqar, reconocido Chaij y profesor de la Universidad de Chariah de Jordania, publicado por International Islamic Publishing House. Aquí se explica claramente en qué consiste la infalibilidad de los Profetas y por qué quien crea que ha habido alguien infalible después del profeta Mujámmad (ByP) no puede llamarse a sí mismo musulmán.

El Concepto Chía del Imanato, Explicado es una respuesta que el Chaij M. Taha Karaan, de la Mezquita Al-Arabiya Al-Islamiya (Western Cape, Sudáfrica), da a un chiita que critica los argumentos con que se demuestra que para el Chiismo los imames "infalibles" son superiores a los ángeles y los profetas. Es un complemento explicativo a este artículo y todos los en él referenciados.

Sobre combatir bajo el mando de incrédulos es la explicación de una fatua de Abdellah ibn RabdaRahman ibn Yibrin (reconocido erudito del Islam), en la que se muestran evidencias sobre por qué un musulmán no puede aliarse con los chiitas, ni luchar bajo el mando de un chiita, ni formar parte de un grupo de ideología chiita.

Los anteriores artículos se complementan con tres dedicados a la institución chiita de la mutá, es decir, el matrimonio temporal que ellos defienden:

Mujeres en alquiler: Una atrocidad del chiismo y "La Otra", institución latina similar a la mutá son dos artículos de mi autoría en los que explico dos facetas del matrimonio temporal chiita desde una perspectiva cultural latinoamericana.

La verdad oculta del asunto de mutá es un profundo ensayo, basado en el Corán y la súnah auténtica del Profeta (B y P), en el que el profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Marmara, Dr. Ibrahim Canán, explica de manera profusa y profunda, basado en el Corán, la súnah y los textos doctrinales del Chiismo, qué es el matrimonio temporal chiita, cuáles son los argumentos de los chiitas  para sostener que esta práctica es correcta, cuáles son sus errores, y qué dice realmente el Corán, la súnah y el consenso de los eruditos musulmanes al respecto. Este texto es de especial importancia para las nuevas musulmanas, a fin de que conozcan los riesgos que corren al comprometerse en matrimonio con chiitas .

Por último, he publicado también dos artículos sobre otras sectas que también están fuera del Islam: los Submitters, una secta coranita (Submitters: La Desviación Numerológica de un Ególatra) y los sufís, que se dividen en varias sectas, algunas de ellas chiitas (¿Qué es el Sufismo?) Que Al-lah nos dé Su luz, nos guíe siempre por el camino recto, nos aleje de las desviaciones e innovaciones que conducen al fuego, y nos permita ser de los exitosos en esta vida y en la última. Amín.

لآ إلهَ إلآ الله

-----------------------
REFERENCIAS

    Share:

    viernes, 4 de diciembre de 2009

    El Alcohol en el Islam







    El Alcohol en el Islam

    Por Dr. Ahmad H. Sakr, Ph.D.


    (Profesor y Director del Departamento de Química y Nutrición. Escuela Nacional de Quiropráctica. Lombard, Illinois, USA.)

    Este artículo es un capítulo del libro La nutrición en el Islam. Se presentó en la octava Convención Anual de la Asociación Médica Islámica de Estados Unidos y Canadá, celebrada del 31 de octubre al 2 de noviembre de 1975 en Washington D.C.
    Tomado de


    INTRODUCCIÓN


    Los seres humanos poseen determinadas fuerzas inherentes a su naturaleza que se deben proteger y controlar directa y frecuentemente porque de otro modo llevarían a perjudicar a la sociedad y a su destrucción. El Islam ha encauzado de modo constructivo la energía humana a través de la autodisciplina, la cual es un imperativo para cualquier sociedad civilizada.

    En un capítulo previo se mencionó que está prohibido beber alcohol para los musulmanes. Se han publicado cientos de artículos sobre el alcohol en el campo de la psicología, la bioquímica, el metabolismo, la embriaguez, los valores nutritivos y la salud, así como numerosos libros y revistas. Por otra parte existe escasa información disponible referente a la prohibición del alcohol en el Islam.

    En este articulo el autor trata de aclarar algunos de los aspectos más importantes sobre el alcohol en el Islam, tales como los orígenes del alcohol, las razones para su prohibición, la aplicación de la prohibición del alcohol en el Islam, su aplicación en Norteamérica donde un importante número de familias está directa e indirectamente afectadas y preocupadas por los complejos problemas como consecuencia del uso y abuso del alcohol, los narcóticos y demás drogas.

    Hay aproximadamente ochocientos millones de musulmanes en el mundo de los que unos tres millones viven en Norteamérica (para datos actualizados, véase Casi una de cada cuatro personas es musulmana); por lo tanto es importante para los americanos no musulmanes conocer la cultura, las necesidades dietéticas y los fundamentos socioeconómicos e ideológicos de los musulmanes. Este articulo ha sido pensado para ayudar a los musulmanes y a los no musulmanes a desarrollar un entendimiento mutuo y un modo mejor de coexistencia así como una vida más feliz tanto en Norteamérica como en el resto del mundo.

    a) Para los mormones, los adventistas del séptimo día y otros grupos cristianos, este articulo es importante porque ofrece un conocimiento más profundo a través de factores comunes que cada grupo comparte con los musulmanes.

    b) Para aquellas asociaciones que están interesadas en la higiene natural así como aquellas que están relacionadas con la medicina preventiva, este artículo también puede servir de ayuda.

    c) Cuando la Comisión internacional para la prevención del alcoholismo y la dependencia a las drogas está preparando su Segundo Congreso Mundial a tener lugar en Acapulco, México el próximo año 1976 del 22 al 27 de agosto, la publicación de este artículo es de gran importancia: para los organizadores del Congreso a fin de conocer la visión cultural, social y religiosa de los diversos grupos étnicos del mundo; para los oradores es importante contar la prohibición del alcohol así como el uso y abuso de las drogas en el Islam; para los legisladores que están interesados en su prohibición en una sociedad donde se considera un modo normal de vida y una actividad económica, y finalmente para la audiencia como una fuente de información y de educación sobre su prohibición para los ochocientos millones de musulmanes que hay en el mundo (1.570 millones en 2009) con los que puede que estén relacionados pero no conozcan sus obligaciones religiosas y culturales.

    La siguiente información puede servir igualmente a médicos, nutricionistas, trabajadores sociales, compañías farmacéuticas, industrias alimentarias, compañías aéreas que trabajan en algunos países musulmanes. Será de ayuda para aquellos que piensan en trabajar en un puesto oficial en países musulmanes tales como Arabia Saudita, Argelia, Zaire y Libia, donde las bebidas alcohólicas están prohibidas legalmente así como para aquellos que están trabajando en comunidades musulmanas en Norteamérica y en el resto del mundo. La información presentada en este documento ayudará a eliminar situaciones comprometidas a los no musulmanes americanos cuando invitan a los musulmanes a sus casas o son invitados por sus amigos.

    Finalmente, el artículo es de vital importancia para los tres millones de musulmanes residentes en Norteamérica, pues puede ayudarles a seleccionar los tipos de comida apropiados, las medicinas y vitaminas sin violar las enseñanzas morales de sus creencias.

    LOS ORÍGENES DEL ALCOHOL

    En el Corán la palabra "khamr" se emplea para hacer referencia a las bebidas alcohólicas; originalmente se entendió como zumo fermentado de las uvas. Esta palabra se aplica por analogía a toda bebida fermentada y particularmente a cualquier bebida o droga que embriaga.

    Se sabe que las bebidas alcohólicas están clasificadas en dos grandes grupos: aquellas que están producidas mediante destilación para conseguir un porcentaje de alcohol (licores) como es el caso del whiskey, el brandy, la ginebra o aquellos que están producidos sólo mediante fermentación como el vino, la cerveza, el ale y semejantes. Cuando se discute la prohibición de bebidas alcohólicas en el Islam ambos grupos están incluidos.

    La historia de las bebidas fermentadas tiene su origen en la edad de piedra y probablemente antes, mientras que el proceso de destilación se descubrió en el 800 d.C. por un alquimista árabe llamado Jabir al-Hayyan (que es conocido en el mundo occidental como Geber). Alcohol es una palabra de origen árabe; el término árabe original "alghool" significaba fantasma o espíritu maligno. Se presume que Jabir al-Hayyan debió de sugerir este nombre por sus efectos más marcados. Por otro lado, la Enciclopedia Británica 1966 menciona que "generalmente se acepta que la palabra alcohol es una derivación del árabe kuhl, koh´1, o kohol que significa un "polvo muy fino". Alkohol, o polvo fino, referido usualmente a un sulfato de antimonio sutilmente pulverizado que se emplea en cosméticos para sombrear los párpados. Gradualmente la palabra (alkohol) vino a significar esencia. El verbo árabe khamara significa básicamente cubrir mientras que khamura indica la noción de fermentar. Por lo tanto beber khamar (bebida fermentada) supondría cubrir u obscurecer la claridad de pensamiento de un individuo haciéndole así actuar sin un prohttp://www.blogger.com/blogger.g?blogID=7348227067483155171#editor/target=post;postID=3958853957939262353;onPublishedMenu=overview;onClosedMenu=overview;postNum=18;src=linkceso de pensamiento lógico.

    En los días del Profeta Mujámmad, (Paz y Bendiciones de Dios sean con él), la base de las bebidas alcohólicas eran las uvas, los dátiles, el trigo, la cebada y la miel. Aunque hoy en día el alcohol se puede preparar con cualquier otro elemento, aún se considera prohibido porque embriaga a la gente. El Islam enfatiza los efectos del alcohol sobre la gente y no el origen del alcohol.

    LA PROHIBICIÓN DEL ALCOHOL

    La información relativa a la prohibición del alcohol en el Islam se obtiene directamente de los dichos de Dios (Al-Lah) en el Corán así como en los dichos del Profeta Mujámmad (PyB). La prohibición de las bebidas alcohólicas se menciona tres veces en el Corán.

    En la Sura titulada "La Vaca", Dios dice: "Te preguntaran acerca de los embriagantes y los juegos de azar. Di: 'En ambos hay un gran perjuicio y también algunos beneficios para los hombres; pero el perjuicio que causan es mayor que su beneficio'." (Corán 2,219).

    En la sura "Las Mujeres", Dios dice: "¡Oh vosotros que habéis llegado a creer! No os acerquéis a la oración en estado de embriaguez, sino esperad hasta que sepáis lo que decís..." (Corán 4,43).

    En la sura titulada "La mesa puesta", Dios dice: "¡Oh vosotros que habéis llegado a creer! Los estupefacientes, los juegos de azar, las prácticas idólatras y la adivinación del futuro no son sino una abominación, obra de Satán: ¡evitadlos, pues, para que así alcancéis la felicidad! Por medio de los estupefacientes y los juegos de azar, Satán busca sólo crear enemistad y odio entre vosotros y apartaros del recuerdo de Dios, y de la oración. ¿No vais, pues, a desistir?" (Corán 5,90-91).

    Estas tres aleyas del Corán están relacionadas con la prohibición de las bebidas alcohólicas. Fueron reveladas en el orden anterior pero en diferentes ocasiones y momentos. La última aleya hace una prohibición categórica del alcohol.

    Hay muchos dichos del Profeta Mujámmad (PyB), incluyendo las siguientes:

    1. - En lo referente a la embriaguez Aicha, la esposa del Profeta, dio cuenta de que Mujámmad (PyB), dijo: "Cualquier clase de alcohol que embriague está prohibido."

    2. - En la que se refiere a la cantidad necesaria para embriagarse, Jabir, el seguidor del Profeta (PyB), dio cuenta que Mujámmad (PyB), dijo: "Si una gran cantidad de cualquier cosa causara embriaguez, entonces una pequeña cantidad de ello estaría prohibida."

    3. - En lo que se refiere a las oraciones y al arrepentimiento, Abdullah ibn Umar, un compañero del Profeta (PyB) e hijo del segundo califa, dio cuenta de que el Profeta Mujámmad (PyB) dijo: "Si una persona bebe cualquier bebida alcohólica, Dios no aceptará sus oraciones durante cuarenta días, pero si él se arrepiente, Dios lo olvidará."


    4. - En lo que se refiere a la entrada en el Paraíso el día del Juicio, la misma fuente autorizada da cuenta que el Profeta Mujámmad (PyB) dijo: "Hay tres tipos de personas a las que Dios les a negado el Paraíso: uno es el adicto a las bebidas alcohólicas, un hijo desobediente y un cornudo que continua en su adulterio de las mujeres".


    5. - En lo que se refiere a la actitud del Islam ante las bebidas alcohólicas, la misma fuente da cuenta que el profeta Mujámmad (PyB) dijo: "las bebidas alcohólicas son origen de la abominación y de la inmundicia."

    6. - En lo que se refiere al enojo de Dios con relación a las bebidas alcohólicas, no sólo aquellos que beben bebidas alcohólicas son malditos por Dios, sino todos aquellos que están directa o indirectamente relacionados con ellos. Anas, un compañero del Profeta, dio cuenta de que Mujámmad (PyB) dijo: "la ira de Dios recae sobre diez grupos de personas que tienen relación con el alcohol: el que lo destila, aquella persona para la que se ha destilado, quien lo bebe, el que lo transporta, la persona para la que ha sido transportado, quien lo sirve, quien lo vende, quien utiliza el dinero producido por él, quien lo compra y quien lo compra para otra persona." Queda claro por esta información auténtica que es ilícito para los musulmanes consumir bebidas alcohólicas, de cualquier tipo y forma, o tener relación con ellas. Esta prohibición incluye toda clase de vinos, licores, bebidas fermentadas, alcohol puro y semejantes.

    RAZONES PARA LA PROHIBICIÓN


    Hay muchas razones por las que las bebidas alcohólicas están prohibidas en el Islam. Estas son algunas de las razones en las que creen los musulmanes:

    - el alcohol es una abominación

    - el alcohol es parte de la labor de Satán

    - beber alcohol genera enemistad y odio entre la gente.

    - el alcohol impide a la gente el recuerdo de Dios.

    - impide y/o hace retrasar a los musulmanes la práctica de las oraciones. Y aún si rezan no entenderán el sentido y el significado de lo que ellos están haciendo y diciendo.

    - aquellos que beban alcohol tendrán negado el Paraíso.

    - para el Islam aquellos que beben alcohol son similares a los que adoran ídolos lo que está totalmente prohibido por el Islam.

    - cuando una persona bebe alcohol no se la considera creyente.

    - el alcohol es el mayor enemigo de la sociedad.

    - los musulmanes creen que los profetas de Dios no probaron las bebidas alcohólicas y que el alcohol estaba prohibido en las escrituras originales de las religiones divinas reveladas.

    - las bebidas alcohólicas tienen algunos beneficios, pero el mal y el pecado que resultan de su consumo son mucho mayores que sus beneficios.

    - el alcohol conlleva la maldición de Dios (Al-Lah) para aquellos que lo beben así como para los que plantan o cultivan su materia prima, lo producen, lo venden o tienen relación con él; y aquellos que participan en fiestas donde se consume alcohol.

    - el alcohol es el responsable de un gran número de accidentes de tráfico.

    - muchas familias están rotas a causa del alcohol.

    - bajo la influencia del alcohol se comenten más homicidios, violaciones y otras ofensas.

    Por las razones arriba esgrimidas los musulmanes practicantes hacen lo posible por evitar las bebidas alcohólicas así como aquellas fiestas donde se sirve alcohol, y complacer así a Dios Todopoderoso.

    DISCUSIÓN



    Se han suscitado muchas dudas acerca de cómo se puede imponer en la sociedad la prohibición del alcohol. Se supone que la economía de un estado podría verse alterada con la prohibición de la producción de bebidas alcohólicas y las industrias podrían ir a la bancarrota, los campesinos podrían empobrecerse al perder sus cosechas y muchos lugares y tiendas de licores se verían afectados. Cuando el Islam fue revelado, la gente de Arabia tenía relación con el alcohol en tanto que floreciente actividad económica. Lo utilizaban como modo de socialización así como para calentarse en las frías noches del desierto. Sin embargo, el Islam no prohibió la consumición de alcohol de manera abrupta y repentina sino que se adoptó un camino progresivo y gradual para la prohibición condicionando a la gente espiritual y materialmente a aceptar la profunda moralidad del Islam que culminó en la categórica prohibición del alcohol.

    Se ha demostrado a través de la historia que la legislación para controlar el comportamiento personal del hombre cuando la víctima es el propio culpable como en el caso del alcohol, es más difícil de hacer cumplir. Por lo tanto el Islam abordó el problema de la prohibición del alcohol positivamente. Los musulmanes se ejercitaron para vivir según las enseñanzas morales de su religión desde el principio. Se les mostró entonces que los licores tienen tanto beneficios como contraindicaciones pero estas últimas son más que los beneficios (Corán 2,219). A los seguidores del Islam se les dio tiempo para reflexionar sobre estas revelaciones hasta que se dieron cuenta de la verdad. Se da cuenta de que alguien en los primeros tiempos del Islam realizaba su oración mientras bebía y así no lo realizaba correctamente. Por lo tanto el Corán fue revelado al Profeta Mujámmad (PyB) para recordar a los seguidores del Islam que debían estar en un estado de conocimiento completo y plena conciencia cuando se prepararan para rezar. Desde que los musulmanes tienen que rezar cinco veces al día, automáticamente tuvieron abandonar las bebidas alcohólicas para poder entender el significado de sus oraciones.

    Finalmente se les dijo a los musulmanes que las bebidas son parte del trabajo de Satán, y es una abominación que debe ser evitada en todo momento si quieren prosperar. Se cuenta que después de escuchar el verso del Corán que prohibe absolutamente el consumo de bebidas alcohólicas (5,90-91), los musulmanes vaciaron todo el alcohol que tenían en las calles de Medina y abandonaron completamente el hábito de consumir bebidas alcohólicas. En el caso de que el alcohol fuera prohibido en un país no musulmán, el cumplimiento de la ley por parte del gobierno no sería suficiente a menos que los ciudadanos fueran educados moral y espiritualmente, a través de la sociedad y de la ciencia. Los primeros musulmanes eran conscientes de que las bebidas alcohólicas eran una actividad para su economía, pero ellos fueron más fieles a las enseñanzas de su moral que a esa actividad. El aspecto económico del uso de bebidas alcohólicas puede ilustrarse con el siguiente resumen de un estudio dirigido por Hollis y Krusich en 1971. En su estudio cubren áreas tales como la relación entre el alcohol y el crimen, el alcohol y los accidentes de tráfico, el alcohol y los accidentes domésticos, en el trabajo y en los espacios recreativos, el alcohol y las enfermedades, el alcohol y el divorcio, el alcohol y el desempleo, el alcohol y contaminación/corrupción. Ellos afirman: " ... por cada dólar que el Estado de Tennessee ha recibido en concepto de consumición de bebidas alcohólicas en Memphis y del Condado de Shelby, le cuesta a este estado 2.28 dólares; cada dólar de beneficio recibido por el condado de Shelby de la consumición de bebidas alcohólicas cuesta al condado 11.08 dólares, cada dólar recibido por la ciudad de Memphis por la consumición de bebidas alcohólicas le cuesta a la ciudad 4.39 dólares."

    Respecto al uso de bebidas alcohólicas en climas fríos para mantener la temperatura del cuerpo, la tradición del Profeta Mujámmad (PyB) deja claro que el consumo de alcohol está prohibido incluso para aquellos que viven en climas fríos. Si necesitan calentarse pueden utilizar alimentos o líquidos que no embriaguen como la miel. El uso de la miel se ha visto favorecido en el Islam por muchas razones, y se puede obtener la energía y las calorías necesarias fácilmente así como los nutrientes de la miel sin efectos secundarios como ocurre normalmente con el alcohol.

    Si alguien tiene a su disposición bebidas alcohólicas, ¿qué debería hacer?. Es recomendable que se deshaga de ellas o si lo desea las convierta en vinagre. Debe mencionarse aquí que la transformación del alcohol en vinagre no está prohibida en el Islam. Algunos musulmanes que creen que las bebidas alcohólicas deben desaparecer han adoptado la postura de aquellos primeros musulmanas que vertieron el alcohol en las calles de Medina. Creen que el alcohol es una abominación y una de las armas con las que cuenta Satán que ha de ser abolido. Otros musulmanes aceptan transformar el alcohol en vinagre para evitar un despilfarro innecesario. Se debe dejar la respuesta final a aquellos que tienen la autoridad para decidir qué es lo mejor para su país.




    Se ha mencionado anteriormente que todos los tipos y formas de alcohol están prohibidos para los musulmanes, no importa cómo se hayan preparado ni la concentración de alcohol etílico que contengan. En el capítulo 12 sobre la comida y el análisis de bebidas alcohólicas, Marjorie R. Mattice compila una lista de composiciones y valores de las bebidas alcohólicas al que uno puede dirigirse. La lista incluye licores de malta, vinos, licores destilados y mezclas.

    Muchas drogas en este país contienen una cantidad substancial de alcohol. Se usan para ayudar a curar algunas enfermedades o como una vía de aplicación para determinadas substancias medicinales. El Islam es bastante claro y explícito en este punto. Se cuenta que un hombre llamado Tariq ibn-Suwaid preguntó al Profeta Mujámmad (PyB) acerca del uso del alcohol como medicina, y el Profeta (PyB) le dijo que el alcohol no es una medicina sino una enfermedad. Esto quiere decir que los musulmanes no deben utilizar medicinas que contengan alcohol a menos que sea absolutamente necesario. Esta concesión está limitada únicamente a emergencias extremas.

    Por lo tanto es importante para las compañías farmacéuticas tomar en consideración las necesidades de los tres millones de musulmanes que residen en Norteamérica y de los musulmanes de otros países en caso de fábricas de medicinas para la exportación.

    Otro problema al que se enfrentan los musulmanes en Norteamérica es que una substancial cantidad de alimentos en los mercados contienen alcohol en diversos porcentajes. Los musulmanes no pueden comer dichos alimentos porque contienen alcohol. Los menús de líneas aéreas, particularmente en vuelos internacionales, contienen casi invariablemente platos (incluyendo los postres) que tienen alcohol.

    Uno que no está familiarizado con los nombres de bebidas o su sabor, puede ingerirlos por equivocación violando inconscientemente con ello un principio fundamental de sus creencias religiosas. Se recomienda a las industrias alimentarias que miren por las necesidades nutricionales de los tres millones de musulmanes que viven en Norteamérica para quienes el alcohol en cualquier forma está prohibido.

    Otro problema es el uso de dentífricos. Debido a que un número substancial contiene alcohol, los musulmanes deben abstenerse de usarlos incluso si la persona no lo traga y se lava la boca inmediatamente después.

    El uso de alcohol como antiséptico, así como en colonias y en perfumes, es discutido por muchos estudiosos musulmanes. Algunos de ellos prohíben su uso en perfumes y colonias pero lo permiten como antiséptico.

    Su razonamiento es que el alcohol está considerado como Rijjs o una abominación, y por ello no debería usarse de ninguna manera, debiendo ser eliminados los residuos de la piel.

    Se recomienda como alternativa aquellos perfumes que tienen como base aceite y en los que el alcohol no figura como constituyente. Otros sabios musulmanes permiten el uso del alcohol en colonias y perfumes así como antiséptico. Su razonamiento es que el alcohol se ha utilizado como un producto para uso externo pero no con intención de beberlo.

    El uso y abuso de drogas que embriagan como es el caso de la marihuana, el Hachís, el LSD y similares, están también prohibidos pues el Islam toma en consideración el efecto que producen esas drogas en la salud del individuo más que el enfoque comercial.

    Como se mencionó en un documento anterior, la jurisprudencia islámica no permite al musulmán ingerir alimentos o beber líquidos prohibidos bajo ninguna condición, excepto cuando esto sucede por desconocimiento, por coacción o por una emergencia.

    RESUMEN



    El autor ha ofrecido información sobre el alcohol en el Islam, su prohibición, sus orígenes y su cumplimiento. Se ha considerado sus aplicaciones en Norteamérica y se han respondido algunas cuestiones referentes al uso del alcohol.
    Es de esperar que por medio de la educación se logre un entendimiento mutuo entre las ideologías y culturas de los musulmanes y los no musulmanes consiguiendo así que personas de todo el mundo sean capaces de vivir en paz y armonía espiritual, económica, cultural, políticamente y en cualquier otro sentido concebible.





    Share: